Agramunt acusa a George Soros de financiar el separatismo catalán y de orquestar la campaña contra su persona

El senador del PP y miembro de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa, Pedro Agramunt, acusa a organizaciones relacionadas con Soros de tratar de controlar el Consejo de Europa.
|

El senador del Partido Popular y expresidente de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa, Pedro Agramunt, ha acusado al financiero estadounidense -de origen húngaro- George Soros de financiar a organizaciones que impulsan el separatismo en Cataluña y de estar detrás de la orquestación de la campaña de desprestigio contra su persona, de acuerdo con el contenido del “Informe Probatorio Contra las Acusaciones de Corrupción en la Asamblea del Consejo de Europa”, que ha presentado hoy en París, y al que ha tenido acceso Confilegal.

Dicho informe es su respuesta a otro informe, elaborado por la llamada Comisión de investigación independiente sobre las alegaciones de corrupción de la Asamblea Parlamentaria, en el que se dice que el Gobierno de Azerbaiyán habría gastado 30 millones de euros en campañas para lavar su imagen y que parte de ese dinero podría haber financiado el ascenso de Agramunt a la Presidencia de la Asamblea Parlamentaria; el senador lo niega de plano.

Hoy el senador, junto al diputado del PdeCat, Jordi Xuclà, y tres miembros más, tenían que explicarse ante la Comisión de Reglamento del Consejo de Europa, reunida en la ciudad del Sena a puerta cerrada.

De acuerdo con Agramunt, detrás de las alegaciones contra su persona se encuentra la Open Society Foundations de Soros que financió, con 2,8 millones de euros (600.000 euros anuales entre 2012 y 2015 y otros 400.000 euros en 2016) -a través de la Foundation to Promote Open Society- al lobby internacional con base en Nueva York, el Independent Diplomat, “que los gobiernos de Cataluña han contratado desde 2013 a 2017 para internacionalizar la causa independentista”.

El director de “Independent Diplomat” desde 2006 a 2014, Nicholas Whyte, y el presidente de otro grupo de presión, también norteamericano, la European Stability Initiative (ESI), Gerald Knaus, dice Agramunt, han mantenido una estrecha participación de foros, comunicaciones en conferencias y artículos conjuntos. Los dos tienen al mismo protector filantrópico.

“Nicholas Whyte, al igual que Gerald Knaus, actúan como lobistas internacionales con una agenda política clara contra los representantes políticos del PP a través de falsedades que buscan erosionado su reputación internacionalmente”, afirma el senador en su informe.

E incluye un tuit que publicó Whyte en su cuenta de Twitter el 25 de octubre de 2017 que reproducía un post del diario The Independent: “Mariano Rajoy ha escenificado un golpe de estado contra la democracia en Cataluña. El Gobierno español ha suspendido la autonomía de Cataluña, 78 años después de que los fascistas de Franco hicieran lo mismo. El primer ministro Mariano Rajoy ha decidido…”.

La ESI, un lobby no una ONG

Agramunt, precisamente, acusa a la ESI -que recibió entre 2013 y 2016 entre 1 y 1,2 millones de dólares de la Foundation to Promote Open Society de George Soros para sus actividades ante el Consejo de Europa- de ser la fuente de las “graves y falsas acusaciones” lanzadas contra su persona en el informe de la Comisión investigadora. 

“Resulta sumamente grave que esta clase de informes, como el de la Comisión de Investigación, que no superaría un primer curso de Derecho en cualquier Estado democrático, vea la luz pública”, se lamenta el senador.

Pedro Agramunt acusa a Gerald Knaus de mentir a la mencionada comisión al definir a la ESI como una organización sin ánimo de lucro.

“La ESI es una organización lobista registrada, de hecho, ante el fichero de lobistas de la Comisión Europea y el Parlamento Europeo”, explica.

“La ESI ha tratado de influir, distorsionar, manipular y dirigir la actividad de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa con una agenda política clara y definida desde la Foundation to Promote Open Society de George Soros”, añade.

“¿Cómo es posible que dicha comisión investigadora no pidiera los papeles contables de la ESI para conocer la procedencia de sus fondos, y cómo es posible que el secretario general de la Asamblea Parlamentaria, Wojcieh Sawicki, haya sido siempre tan proactivo con esta organización lobista, cediendo espacio para sus conferencias, audiciones y cualquier otra actividad que sirviera a los intereses de la ESI?”, se pregunta.

¿Dos activistas rusos pagados por Soros a favor de la causa separatista?

El senador afirma también que la segunda fuente de alegaciones contra su persona procede de los activistas de la Freedom Files, fundadores de la Civic Society Platform, los rusos Yuri Dzhibladze y Olga Zakharova.

Según relata Agramunt en su informe, los dos activistas denuncian en su informe que el senador “había contado con un apoyo económico para ser elegido presidente de la Asamblea (‘a su campaña para la elección del puesto de presidente de PACE se había asignado una cantidad considerable de dinero, supuestamente 200,000 euros, para asegurar su victoria’), algo completamente falso porque no hubo ninguna campaña que hacer dado que no había ningún otro contrincante y fui elegido por aclamación Presidente” de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa.  

Yuri Dzhibladze y Olga Zakharova “han intentado también dañar, desestabilizar y desacreditar al partido en el Gobierno de España o han desempeñado una labor a favor de la causa independentista en Catalunya, especialmente durante el referéndum ilegal y antidemocrático”, cuenta el senador.

Agramunt reproduce, en su informe, un comentario de Dzhibladze en Facebook, contestando a una pregunta de un conocido que le requiere para que explique porque los catalanes quieren la independencia.

“En términos muy básicos, la mayor parte de ellos creen que el gobierno español y el partido gobernante son antidemocráticos y profundamente corruptos. Es un heredero directo de la dictadura de Franco y niega a los catalanes el derecho a decidir su propio destino. Hay mucho más que esto, pero esto es el dentro de los que comparten la mayoría, independientemente de que sean pro independentistas o no”,  contesta el ruso.

Y el senador añade: “El pasado mes de octubre fueron a Barcelona como activistas para interferir sobre la crisis de Cataluña y atacar al gobierno del PP. Desde su ‘Civic Solidarity Platform’ trataron de desacreditar a España con ‘noticias falsas’ y manifiestos”.  

En Barcelona en el referéndum ilegal

“¿Quién les financió el viaje a Barcelona en octubre de 2017? Vinieron a Barcelona invitados por la ‘Organización Mundial contra la Tortura’ (OMCT). Este hecho fue publicado por algunos medios de comunicación españoles”.  

“Los activistas Yuri Dzhibladze y Olga Zakharova no dudaron en exigir una ‘investigación independiente’ contra las autoridades españolas. Unos días más tarde, el gobierno español fue atacado de nuevo por la OMCT y la Civic Solidarity Platform. En Barcelona, se reunieron con el profesor universitario David Bondia, presidente del ‘Instituto de los Derechos Humanos de Cataluña’, organización financiada también por la Fundación Open Society de George Soros. Igualmente, la OMCT también es financiada por la misma Fundación de Soros. Precisamente David Bondia organizó el evento de apoyo al independentismo en la ONU Ginebra con la presencia de Carles Puigdemont el pasado 19 de marzo. 

Según el senador, Soros financió, a través de su Open Society Foundations, a dicho Institut de Drets Humans de Catalunya con 77.958 euros (24.990 euros en 2015 y 52.968 en 2016).

Asimismo, el senador asegura que “la plataforma Civic Solidarity, a la que pertenecen los señores Yuri Dzhibladze y Olga Zakharova, tuvieron el atrevimiento de instar a la OSCE [Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa] que se entrometiera en los asuntos de España y solicitaron una investigación externa”.  

A Agramunt no le queda la menor duda de que “detrás de la ESI, Freedom Files, la Civic Solidarity Platform, Independent Diplomacy, la Organización Mundial Contra la Tortura y el Instituto Catalán de Derechos Humanos se encuentra la misma fuente de financiación. (…) La misma gente que ha escrito mentiras y calumnias contra el Senador, son activistas que han estado apoyando el ataque independentista en España”.

El pasado 26 de abril la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa aprobó, por 123 votos a favor, nueve en contra y 10 abstenciones, instar a ambos parlamentarios españoles, al rumano Cezar Preda (PPE), al austríaco Stefan Schennach (PSE) y al conservador azerí Samad Seydov a abandonar sus escaños.

En de la Comisión de investigación del Consejo de Europa se atribuye a Agramunt la violación del citado código de conducta en su calidad de ponente sobre Azerbaiyán, al suavizar las críticas hacia las autoridades de ese país (uno de los 47 miembros del Consejo de Europa), y a Xuclà por su papel en la misión de observador de las elecciones que se celebraron allí en 2015.