PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Las Open Society Foundations y George Soros niegan a Confilegal haber apoyado al movimiento separatista catalán

El portavoz de George Soros y de las Open Society Foundations niega ninguna implicación ni apoyo al movimiento separatista catalán.
|

Las Open Society Foundations (OSF) y George Soros “no han jugado ningún papel, financiero o de ningún otro tipo, en apoyar el movimiento independentista catalán o el referéndum. No hemos tomado posición alguna sobre la independencia de Cataluña”.

De esta forma han desmentido, tanto las fundaciones como su dueño, a través de un correo electrónico dirigido al director de esta publicación, Carlos Berbell, las informaciones que publicamos el 27 y el 30 de abril pasados procedentes de un informe de inteligencia privada.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

El mismo llevaba por título  “Agentes oscuros y hostigamiento en la zona gris” y es un estudio sobre el papel que supuestamente jugó el multimillonario estadounidense, de origen húngaro, George Soros, entre septiembre y diciembre de 2017, en la escalada del conflicto en Cataluña, partiendo de fuentes abiertas u OSINT (acrónimo en inglés de Open Source Intelligence).

“Las Open Society Foundations trabajan para defender los derechos humanos, libertades civiles y principios democráticos en toda Europa y más allá”, prosigue la misiva.

“Desde 2013, la Open Society Iniciative para Europa ha operado desde la oficina regional en Barcelona, otorgando subvenciones a organizaciones de la Unión Europea y de los Balcanes Occidentales”.

PUBLICIDAD

“En España hemos apoyado iniciativas locales destinadas a prevenir la perfilación étnica en los controles policiales, hemos luchado contra los estereotipos xenofóbicos, hemos garantizado el derecho a protestar, hemos monitorizado el abuso a migrantes, hemos protegido a los denunciantes de irregularidades y hemos facilitado el acceso a medicamentos que salvan vidas”, prosiguen en sus explicaciones.

Jonathan Birchall, responsable principal de comunicaciones de la Open Society Foundations, que es quien firma el correo, califica de “tergiversaciones y errores” la información contenida en nuestros artículos, elaborada por los analistas Juan A. de Castro y Aurora Ferrer. 

PUBLICIDAD

Goldman Sachs

Birchall se queja, en su comunicación de que hayamos publicado que la mitad de los fondos de Goldman Sachs fueran de propiedad de Geroge Soros.

PUBLICIDAD

“Es manifiestamente absurdo decir que la mitad de los fondos de Goldman Sachs (que ascienden a $ 817bn) son propiedad de George Soros, o incluso la mitad de su capital ($ 82bn). Según Forbes, la fortuna total de Soros fue de $ 23 mil millones antes de transferir $ 18 mil millones para dotar a las Open SocietyFoundations”, dice el responsables de comunicaciones de Soros y de las Open Society Foundations.

No es cierto.

Confilegal no publicó esa información a la que se refiere Birchall. 

Hicimos referencia a Goldman Sachs y al informe que publicó “el 23 de agosto de 2017, del que se hizo eco Vox Pópuli el 8 de septiembre de 2017, en el que afirmaba: ‘A pesar de la oposición del Gobierno, esperamos que haya una votación el 1 de octubre. Creemos que una mayoría de los que voten en el referéndum apoyará la independencia catalana de España, debido a una participación más baja”.

Y añadimos: “Los banqueros estadounidenses incluso se aventuraron a dar una solución al problema: ‘Un remedio duradero requiere mayor autonomía para Cataluña (cerca de la independencia [modelo federal]) que dé un vuelco de forma efectiva a las decisiones tomadas en 2010 que limitaron la autonomía catalana'”.

PUBLICIDAD

Plougshares

Birchall califica también de “absurdo” argumentar que debido a que las Open Society Foundations aparentemente financiaron Ploughshares (no lo he comprobado), que a su ves proporción fondos para Atlantic Council, podemos, o quisiéramos, controlar a expertos como Anne Marie Slaughter de la New America Foundation o James Hasik del Atlantic Council que escriben o piensan. Lo mismo es cierto para la producción de Open Democracy, que tiene muchos financiados y un comité editorial independiente”.

De acuerdo con De Castro y Ferrer el Atlantic Council es uno de los instrumentos de los que se sirve Soros, desde “su fundación personal, Open Society Foundations (OSF), la cual conforma un entramado de relaciones, empresas, fondos de cobertura, ONGs y otras entidades que, gracias a información privilegiada, dinero y contactos” influyen en las opiniones públicas y en los gobiernos, y provocan cambios.

“En mayo de 2016, un informe de la Associated Press identificó al Atlantic Council como uno de varios ‘think tanks’ que habían recibido una notable financiación del Ploughshares Fund. Este fondo cuenta con la Open Society Foundations y la Open Society Policy Center como dos de sus máximos benefactores con aportaciones, cada uno de ellos, de 100.000 dólares o más“, afirman los autores.

Este “lobby” o “think tank” se posicionó claramente contra la “brutal” actuación de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado del pasado 1 de octubre.

“Una postura coincidente con la de una carta publicada el pasado 8 de noviembre de 2017 (en inglés, español y catalán) por Open Democracy [que se autodefine como una plataforma mediática global independiente que publica hasta 60 artículos semanales y que recibe cada año 8 millones de visitas, con base en el Reino Unido]”, financiada por Soros. 

Este medio dirigió una carta crítica contra el Gobierno español dirigida “al presidente de la Comisión, Jean Claude Juncker y al presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, cc al vicepresidente primera Frans Timmermans“.

Parlem

El responsable de comunicación de Soros y de las Open Society Foundations también califica de “absurdo afirmar que debido a que Soros -al menos según su informe- posee acciones de una empresa española de telecomunicaciones líder que posee a su vez una participación del 7,5% en Parlem, esto podría de alguna manera afectar la toma de decisiones de Parlem durante la controversia del referéndum”.

Según los autores de “Agentes oscuros y hostigamiento en la zona gris”, durante los días previos a la celebración de referéndum del 1-O, el juzgado de instrucción número 13 de Barcelona, cuyo titular es el titular Juan Antonio Ramírez, remitió a las operadoras de telecomunicaciones un escrito para que bloqueasen  el acceso a varias webs relacionadas con el referéndum ilegal del 1-O.

Se cerraron varias webs relativas a la organización del referéndum que “a todas luces soslayaban los mandatos del Tribunal Constitucional”, dado que informaban de la ley de la consulta y abrían un registro para recabar voluntarios.

Dichos mandatos judiciales prohibían una serie de webs informar sobre éste y al que sí hicieron caso el resto de operadores telefónicos (Movistar, Vodafone,…).

La operadora de telecomunicaciones Parlem (Parlem Telecom Compendia de Telecomunicacions, S.L.), fue de las pocas que siguió informando de este asunto.

El propio Carles Puigdemont, entonces presidente de la Generalitat, llegó a comentar a través de twitter (@govern y @Kris) que “Desde Parlem pueden seguir conectados!! Estamos ahí”.

Es más, la propia Parlem había anunciado antes “somos libres de acceder a la web que precisen” ya que es una de las pocas que no ha restringido el acceso de los usuarios”.

Lo sorprendente es comprobar, según estos analistas, que dicha operadora fue financiada por la Generalitat de Cataluña, apenas 5 meses antes de la celebración de los citado referéndum, con un millón de euros.

Como también lo es constatar a través de fuentes abiertas que “George Soros está directamente relacionada con Masmovil (y por lo tanto Parlem y otras) a través de Gala Capital”.

Una “confección conspirativa”

Para Birchall el informe publicado por Confilegal “saca conclusiones sin fundamento de hechos fortuitos, no es lo que esperamos de una revista que supuestamente sirve a una audiencia educada de abogados y expertos legales”.

Y agrega que nuestra información esta más en línea con la producción de medios como Breitbart News, InfoWars y Russia Today, que Birchall parece conocer bien.

Por último, el responsable de comunicaciones se pregunta quién financió el “informe de inteligencia privada” y dice desconocer al profesor Juan A. de Castro, quien se puede encontrar fácilmente en Linkedin, una red por la que no parece transitar mucho el responsable de comunicaciones de Soros.

Agramunt, también

Por otra parte, Confilegal publicó ayer una noticia titulada Agramunt acusa a George Soros de financiar el separatismo catalán y de orquestar la campaña contra su persona”. 

En la misma informábamos que el senador del Partido Popular y expresidente de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa, Pedro Agramunt, había acusado al financiero estadounidense -de origen húngaro- George Soros de financiar a organizaciones que impulsan el separatismo en Cataluña y de estar detrás de la orquestación de la campaña de desprestigio contra su persona, de acuerdo con el contenido del “Informe Probatorio Contra las Acusaciones de Corrupción en la Asamblea del Consejo de Europa”, que presentó ayer en París, y al que tuvo acceso Confilegal.