Más de 1.000 pilotos firman la paz con Iberia para los próximos cuatro años

Tendrán subida salarial y aumento de la productividad
|

Tras siete meses de negociaciones, y con la temporada alta a pleno rendimiento, Iberia y Sepla han alcanzado hoy un preacuerdo para el convenio de pilotos que, en materia salarial, supone que casi 1.300 profesionales se beneficiarán de un incremento consolidado del 2,5% para 2018 y del 2% en 2019, así como el abono de un pago único no consolidable del 1% este año y del 1,5% el próximo año.

Además, según ha informado la sección sindical del Sepla en Iberia, las subidas salariales correspondientes a los años 2020 y 2021 quedan referenciadas al ratio Ebit/ingresos que consiga cada año Iberia, al igual que el pago no consolidable de una cantidad ligada a los beneficios en cada uno de los dos años citados.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Con un objetivo de crecimiento del 8% anual, Iberia ya había mostrado su disposición a alcanzar acuerdos con un escenario de mejoras salariales ligadas a la productividad.

Además, la compañía se ha comprometido a realizar un pago único si la inflación acumulada durante los años de vigencia del convenio es superior al incremento salarial consolidado y la rentabilidad media de la compañía medida en Ebit/ingresos es igual o superior al 7%.

El preacuerdo entre ambas partes que deberá votarse en asamblea por los pilotos, conducirá a la renovación del actual convenio colectivo por una duración de cuatro años, de 2018 y a 2021, lo que permitirá a Iberia “seguir desarrollándose y apostar a futuro por el crecimiento sostenible de la compañía”, ha valorado la aerolínea.

PUBLICIDAD

En lo que se refiere a los nuevos pilotos, los englobados en el nivel 11, el más bajo de todos, ganarán 2.700 euros más en el primer año de permanencia y 2.300 euros adicionales durante el segundo. Por su parte, los pilotos integrados en el nivel 9, el que marca el acceso a la flota de largo radio, solo deberán permanecer dos años para promocionarse al nivel 8.

De esta forma, la renovación del convenio de pilotos hará posible la progresión interna de los tripulantes técnicos.

PUBLICIDAD

Además, introduce un nuevo modelo de productividad que se caracteriza por su flexibilidad y voluntariedad mediante la cesión por parte del piloto de un máximo de ocho días durante los meses de junio, julio, agosto y septiembre, que son los que concentran mayor actividad. “Se trata de una herramienta ágil y sencilla, destinada a cubrir con anticipación los picos de producción y las necesidades de la compañía”, valora el Sepla.

PUBLICIDAD