¿Cuál es el tratamiento que tienen que recibir los jueces y magistrados?

Encarnación Roca, actualmente magistrada del Tribunal Constitucional, con la toga forense tradicional cuando era magistrada del Tribunal Supremo. Confilegal.
|

¿Cómo dirigirse ante un juez o un magistrado? El “usteo”, o tratamiento de usted, es de obligado cumplimiento en el planeta jurídico español, a no ser que se conozca a la persona y que se encuentren en privado. Sin embargo, el “usteo” es el escalón básico. Le siguen el de “Señoría o Usía”, “Ilustrísimo señor” -también en su vertiente femenina- y “Excelentísimo señor” -y de la misma forma en su versión de género-. ¿Cuándo deben utilizarse? Aquí se lo contamos.

El 18 de febrero de 2005 el Consejo de Ministros -bajo la presidencia de José Luis Rodríguez Zapatero– aprobó el “Código de Buen Gobierno de los miembros del Gobierno y de los altos cargos de la Administración General del Estado”.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Este Código supuso una “tabla rasa” para los altos cargos. Porque a partir de su publicación en el Boletín Oficial del Estado -el 7 de marzo de ese año- se dejaron de utilizar todos los tratamientos reseñados arriba, que se unificaron en uno: señor o señora.

“El tratamiento oficial de carácter protocolario de los miembros del Gobierno y de los altos cargos será el de señor/señora, seguido de la denominación del cargo, empleo o rango correspondiente”, dice el Código.

Tratamiento actual para jueces y magistrados

Sin embargo, el poder judicial sigue manteniendo los tratamientos referidos al comienzo de este artículo, según relata nuestra amiga, Purificación Pujol, abogada del despacho Montero-Aramburu y exjuez sustituta, en su libro “Guía sde comportamiento en las actuaciones judiciales. Modos y formas ante los Tribunales”, publicado por la editorial La Ley-Wolters Klüwer.

PUBLICIDAD

Señoría

O Usía (en abreviado, cuando va sobre papel V.S., o Vuestra Señoría) se le da a los jueces, el primer escalón de la carrera judicial.Es la categoría con la que salen de la Escuela Judicial los nuevos hombres y mujeres que comienzan a administrar justicia en España y que mantienen por un espacio aproximado de cinco años.

También se les da este trato, el de Señoría a los jueces de paz, a los secretarios de Gobierno de los Tribunales Superiores de Justicia y Audiencias Provinciales y a los letrados de la Administración de Justicia (hasta hace poco secretarios judiciales) destinados en Juzgados de Primera Instancia servidos por magistrados.

PUBLICIDAD

Ilustrísimo Señor

Ilmo. Sr., en abreviado, también Ilustrísima, Señoría Ilustrísima o Ilustrísimo Señor) se confiere a los presidentes, a los magistrados y a los fiscales de las 52 Audiencias Provinciales, a los magistrados de los 17 Tribunales Superiores de Justicia, a los magistrados de los Juzgados de Primera Instancia y a los de Instrucción, a los magistrados jueces de Menores, a los magistrados jueces de lo Social y de lo Penal, a los magistrados jueces de Vigilancia Penitenciaria, al secretario de Gobierno del Tribunal Supremo y a los abogados del Estado.

PUBLICIDAD

En ocasiones se ha escuchado como un abogado de parte llama “compañero” a un abogado del Estado. No es apropiado, porque, desde el punto de vista protocolario, el abogado del Estado representa al Estado. Lo normal, dada su naturaleza funcionarial, es que sea tratado como Ilustrísimo Señor, de acuerdo con Pujol.

Excelentísimo Señor

Excmo. Sr., en abreviado, o Vuecencia (Vuestra Excelencia). Este tratamiento corresponde al presidente del Tribunal Supremo (TS) y del Consejo General del Poder Judicial, al vicepresidente del Alto Tribunal, a los vocales del órgano de gobierno de los jueces, a los cinco presidentes de Sala del TS y los magistrados del Alto Tribunal, al fiscal general del Estado, a los fiscales del TS, al presidente de la Audiencia Nacional, a los presidentes y los fiscales superiores de los 17 Tribunales Superiores de Justicia, además de a los decanos de los Colegios de Abogados.