Boye renuncia como profesor del Centro de Estudios del Colegio de Abogados de Madrid
La magistrada de la AN María Tardón ha citado a declarar a Boye el próximo miércoles como investigado. Foto: Nacional.cat.

Boye renuncia como profesor del Centro de Estudios del Colegio de Abogados de Madrid

|
06/9/2018 20:00
|
Actualizado: 06/9/2018 20:24
|

El abogado Gonzalo Boye, coordinador de la defensa del expresidente de la Generalitat de Cataluña Carles Puigdemont, ha presentado hoy su renuncia como profesor en el Centro de Estudios del Colegio de Abogados de Madrid (ICAM) del que es colegiado.

En la carta de renuncia que el letrado ha publicado en su perfil de Twitter y que ha tenido entrada en el ICAM a medio día, según fuentes de la institución, es como consecuencia de «los recientes acontecimientos que han culminado con la interposición de una querella en mi contra por diversos colegiados».

Boye recuerda que lleva muchos años impartiendo clases de Derecho procesal en cursos de procesal-penal del Departamento del Turno de Oficio del ICAM y en el máster de acceso a la Abogacía que organizan desde la corporación madrileña. Y en su labor como docente del Centro de Estudios, destaca que «año tras año, cada curso», se le ha calificado «como uno de los dos mejores profesores de las clases impartidas».

Querellado y querellante en el mismo Curso

En referencia a la querella presentada por la asociación de juristas Movimiento DOS24 contra él, la juez belga que admitió la demanda civil contra Pablo Llarena, el expresidente catalán Carles Puigdemont, los cuatro exconsejeros huidos y la traductora de la demanda que presentaron, manifiesta que le resulta «incomprensible, y éticamente inasumible, impartir clases bajo la dirección de Jesús Andújar a quien he considerado siempre un amigo y que, hasta ahora, dirigía estos cursos pero que aparece como uno de los promotores o sustentadores de la falaz querella».

En este sentido, califica de «perjudicial» para los intereses del ICAM, y «especialmente de los futuros compañeros que pasen por las aulas de este Centro de Estudios que, en el mismo curso compartamos docencia querellado y querellante».

Además de Andújar, en los cursos que imparte también participa, entre otros, Ignacio Gordillo, «uno de los abogados firmantes de la querella», indica, o el magistrado Manuel Marchena, presidente de la Sala Segunda del Tribunal Supremo «que sería, en definitiva, a quien se intenta reivindicar con dicha querella».

Coherencia y dignididad

En relación al tuit que Boye escribe acompañando la carta en el que dice «ante todo coherencia y dignidad», destaca que «con independencia del escaso o nulo rigor técnico que presenta la querella, la falta de cualquier sustento fáctico, la inexistencia de cualquier conducta no ya ilícita sino ni siquiera deontológicamente criticable, así como que el objetivo de la misma no es otros que afectar a mi desempeño profesional, a mi prestigio profesional y, en definitiva, a mi honra, debo anteponer los intereses de los futuros alumnos a los míos propios».

Por estas razones entiende Boye que el ICAM debe aceptar esta renuncia y concluye lamentando que tenga que poner fin «a este camino docente de forma abrupta e inmerecida, pero he de decirte que antes está el ICAM que la amistad».

Noticias Relacionadas:
Lo último en Profesionales