PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

La RFEF tiene la llave legal para que LaLiga pueda celebrar un partido en Estados Unidos

El partido entre el Girona y el Barcelona FC se celebraría en el Hard Rock Stadium de Miami Gardens, Florida, Estados Unidos.
|

La Real Federación Española de Fútbol (RFEF), que preside Luis Rubiales -abogado de profesión- tiene la llave legal para que se pueda celebrar un partido de fútbol de la LaLiga en el Hard Rock Stadium de Miami, Florida, Estados Unidos el 26 de enero de 2019.

Esa llave legal es el artículo 11.2 del Reglamento de Partidos Internacionales de la FIFA, que dice: “Cada equipo participante deberá solicitar la autorización de la liga a la cual pertenece, quien además solicitará la autorización a la Confederación a la que está afiliado al menos 21 días antes de la fecha propuesta para el partido o la competición”.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Es decir, el Girona y el Barcelona FC, los equipos elegidos, que cuentan con la autorización de LaLiga, organización que preside el abogado Javier Tebas, tienen que contar con luz verde de Rubiales y la RFEF sí o sí.

El problema es que es del dominio público que Rubiales y Tebas no son compatibles.

El factor humano, que se suele decir. Aceite y agua.

PUBLICIDAD

Por lo que parece improbable que el primero vaya a dar su brazo a torcer frente al segundo, por muy buena que sea la idea.

Sobre todo con la oposición añadida de la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE), que ahora preside David Aganzo y que antes ocupaba Rubiales.

PUBLICIDAD

Todavía hay tiempo. Hasta el 5 de enero.

PUBLICIDAD

Si en esa fecha no hay autorización, el Girona y el Barça no jugarán en los Estados Unidos la vigésimo primera jornada del campeonato de Liga.

Luis Rubiales, presidente de la Real Federación Española de Fútbol, a la izquierda, y Javier Tebas, presidente de LaLiga, a la derecha; ambos son abogados. EP.

METEDURA DE PATA DE TEBAS

De acuerdo con fuentes bien informadas consultadas por Confilegal, las posibilidades de que esto no salga bien tiene mucho que ver con Tebas y con la forma de “cocinar” el asunto.

Porque en vez de hablarlo previamente con Rubiales y con Aganzo, Tebas lo anunció a bombo y platillo públicamente a mediados del pasado mes de agosto, en la confianza de que una iniciativa tan redonda no encontraría resistencia por parte de ambos.

LaLiga había llegado a un acuerdo con la empresa Relevent, una multinacional de medios, deporte y entretenimiento, para impulsar el fútbol en Estados Unidos y Canada.

Desde 2013, Relevent viene organizando la International Champions Cup (ICC), que se celebra cada verano en Estados Unidos y en la que participan 18 de los equipos más importantes del mundo (entre ellos, el Real Madrid, el Barcelona y el Atlético de Madrid).

PUBLICIDAD

EL ACUERDO DE TEBAS CON RELEVENT

El acuerdo se concreta en LaLiga North America, una “joint venture” a 15 años y participada al 50% por Relevent y LaLiga, que tendrá la representación exclusiva de LaLiga en Estados Unidos y Canadá.

En dicho acuerdo se fijó la celebración de partidos oficiales de LaLiga en Estados Unidos, siendo el del Girona-Barça el primero de todos.

Con ello, LaLiga de Tebas pretende expandir el fútbol español y fomentar sus valores como instrumento para promocionar la Marca España en Norteamérica.

EL DINERO MUEVE AL MUNDO

Sin embargo, no podemos olvidar el enorme interés económico que hay detrás de estas iniciativas.

Y es que con el salto a Estados Unidos, LaLiga podría elevar sus ingresos de un modo exponencial.

Desde 2012, La Liga ha aumentado sus ingresos en un 80%, pasando de 2.228 millones de euros hasta algo más de 4.000 millones de euros en la temporada 2017/2018.

Estos ingresos incluyen retransmisiones, patrocinios, días de partido y ventas de jugadores.

33 MILLONES DE AFICIONADOS EN ESTADOS UNIDOS

Según un estudio de 2016, de los 47 millones de aficionados con los que cuenta Estados Unidos, 33 millones son seguidores de LaLiga, por lo que el acuerdo con Relevent es un gran hito en la expansión internacional.

Además, los horarios son algo más compatibles con la audiencia española que los de otras zonas como Asia.

Por ejemplo, entre Miami y Madrid solo hay 6 horas de diferencia, de modo que el Girona-Barça sería a las 3 de la tarde en Estados Unidos, 8 de la tarde en España.

Por su parte, los clubes implicados, Girona y Barça, buscan promocionar sus clubes en Estados Unidos, por el impacto que ello puede tener.

Particularmente interesado está el Fútbol Club Barcelona, ya que el club dispone de una oficina en Nueva York y busca desde hace tiempo aumentar su presencia en un mercado tan estratégico como el norteamericano.

El Girona, mientras tanto, parece que podría embolsarse 4 millones de euros por disputar el partido en EE.UU., aunque el club por ahora no ha dado cifras oficiales.

COMPENSACIÓN A LOS AFICIONADOS

Tebas y Relevent, para vencer todo tipo de resistencia, pensaron en todo, en especial a los aficionados del Girona, que jugaría en la modalidad de “casa” a otro lado del Atlántico, desarrollando un plan.

¿Y en qué consiste? En primer lugar, ofrecerán 1.500 plazas gratuitas para viajar a Miami a ver el partido, previa fianza de 500 euros.

Los que deseen hacer algo de turismo podrán regresar al día siguiente. Pero, para ello tendrán que pagar 600 euros.

Por último, los abonados que no quieran o no puedan viajar a Miami tienen dos opciones: asistir al Barça-Girona de la primera vuelta de forma gratuita (hay disponibles 5.000 entradas) y recibir el 20% del precio del abono; o bien recibir el 40% del precio del carnet (pero sin acudir al Camp Nou).

¿COMPETICIÓN ADULTERADA?

Muchos equipos y aficionados se muestran preocupados por el hecho de que el Girona pueda perder el factor “cancha” frente al Barcelona.

Y es que en lugar de jugar en Montilivi, un estadio pequeño volcado con su equipo, el Girona jugaría en Miami en un estadio con capacidad para 65.000 espectadores y que presumiblemente estaría plagado de aficionados culés.

Una injusticia para el resto de equipos que compiten con el Fútbol Club Barcelona.

NO HAY QUE OLVIDAR LA COSA POLÍTICA

En los últimos años, los nacionalistas catalanes han utilizado los estadios de Girona y del Barcelona F.C. (Montilivi y Camp Nou), para manifestar sus ideas políticas y reclamar la independencia de Cataluña.

Sin ir más lejos, la temporada pasada el partido celebrado entre ambos equipos en el estadio del Girona estuvo marcado por las esteladas y los gritos de “Independencia”.

De hecho, al mismo acudió Carles Puigdemont, ocho días antes del 1-O.

Por todo ello, se teme que la presencia de esteladas en el Hard Rock Stadium de Miami pueda eclipsar la disputa de un partido de la Liga española en Estados Unidos y pase a convertirse para algunos en una ocasión idónea para mostrar al mundo la causa independentista.

Algo a tener muy en cuenta en los tiempos que vivimos.

Como se puede observar, un negocio redondo sobre el que Rubiales tiene la última palabra.

La pelota, y nunca mejor dicho, está en su tejado. Una pelota con la que no ha podido hacerse Tebas, a pesar de la osada maniobra publicitaria veraniega.

Y es que Rubiales es mucho Rubiales.