PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

“María Sanjuan me pidió un millón de euros para no ir a la prensa”, según Josué Reyzábal

María Sanjuan y Josué Reyzábal, los dos protagonistas de este divorcio contencioso.
|

“Todo esto que está pasando no es inocente. Está pensado, meditado. Y  tiene un claro trasfondo económico. Porque la señora Sanjuan me pidió un millón de euros para no ir a la prensa y no airear nuestro divorcio. Me negué en redondo”, explica Josué Reyzábal a Confilegal.

“Porque jamás he maltratado ni psicológica ni físicamente a la señora Sanjuan. Ella no es una víctima de violencia de género. Lo que está  intentando, de verdad, es forzar una negociación para sacarme dinero y evitar la custodia compartida de nuestros dos hijos, que es el criterio  que hoy ha establecido el Tribunal Supremo“, añade Reyzábal.

De acuerdo con este empresario, miembro de una adinerada familia, lo que su mujer denuncia “no son malos tratos”.

“Cuando lo hace, la Adminsistración de Justicia actúa en consecuencia. Y cuando, después, no le da la razón, se filtran datos, entre ellos el vídeo, que afectan a mi intimidad y mi honor y me hacen aparecer como el malo de la película. Y no soy el malo de la película en absoluto”.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

3.500 EUROS MENSUALES DE MANUTENCIÓN

Josué Reyzábal y María Sanjuan tienen dos hijos en común de 21 y 10 meses, respectivamente.

Su mujer le ha denunciado dos veces. La primera fue a principios de año.

“La Sala de lo Penal de la Audiencia de Madrid se ha pronunciado ya en dos ocasiones sobre esta cuestión: por una parte, archivando una primera  denuncia y denegando las medidas cautelares que exigía la señora  Sanjuan, y, por otra parte, anulando las medias cautelares que erróneamente había dictado el Juzgado de Violencia, en una segunda  denuncia. No es cierto que el señor Reyzabal no se haga cargo de sus hijos. Lo cierto es que a pesar de no tener impuestas medidas económicas a favor de los hijos, paga 3.500 euros mensuales para su manutención“, explica su abogada, Mercedes Ruiz-Rico.

Y añade: “Estamos estudiando el ejercicio de acciones legales contra la señora Sanjuan por utilizar los Juzgados de Violencia sobre la Mujer para obtener en el procedimiento de divorcio un beneficio económico que no le corresponde”.

PUBLICIDAD
María Sanjuan en una foto de su Instagram, tomada en Venecia.

NO QUIERE CUSTODIA COMPARTIDA

El caso del divorcio de María Sanjuan, una exmodelo, y de Josué Reyzábal, saltó ayer a todos los medios de comunciación después de que se filtrara la grabación de la última vista que tuvo lugar en el Juzgado de Violencia sobre la Mujer 7 de Madrid. En la misma, se oye al magistrado, Francisco Javier Martínez Derqui, definir a Sanjuan como “bicho” e “hija de puta”.

A consecuencia de una queja presentada por los abogados de la mujer ante el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), el promotor de la Acción Disciplinaria (pAD), Ricardo Conde, abrió ayer una investigación (diligencias informativas, en argot administrativo interno del órgano de gobierno de los jueces), sobre las palabras del juez.

Martínez Derqui, de acuerdo con su entorno, se ha inhibido del caso al entender que su imparcialidad ha quedado comprometida.

PUBLICIDAD

“Lo que la señora Sanjuan trata de evitar es la custodia compartida de los dos hijos que tienen en común. Eso es lo que está ocurriendo. Lamentablemente la utilización torticera de la justicia a quien más perjudica es a las verdaderas víctimas de violencia machista. La mejor forma de protegerlas es atacando y nunca amparando a quien formula denuncias falsas”, concluye la abogada Ruiz-Rico.

PUBLICIDAD