PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

¿Y qué pasa ahora con Elisa Pinto, víctima de la trama de Villarejo?

La doctora Elisa Pinto fue una supuesta víctima del comisario José Manuel Villarejo.
|

La doctora Elisa Pinto ni está loca ni se ha inventado lo que le sucedió. Esa es la conclusión ineludible a la que se tiene que llegar tras los acontecimientos de los últimos meses que han tenido como epicentro al comisario jubilado, José Manuel Villarejo Pérez, actualmente en prisión preventiva por el caso Tándem, que instruye el magistrado Diego de Egea en el Central 6 de Instrucción de la Audiencia Nacional.

Un caso que ha sido troceado en 6 piezas diferentes. Casi nada.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

¿Y ahora qué pasa con la doctora Pinto? ¿Porque no se mueve nada? ¿A qué se está esperando?

Su caso está varado en dos Juzgados de Madrid, el Instrucción 39, cuya titular es Belén Sánchez, que dirime la denuncia que presentó contra el empresario Javier López Madrid por un supuesto acoso sexual, amenazas y agresión, y el 26 de Instrucción, a cuyo frente está la magistrada Concepción Jerez. 

En este último órgano recayó la denuncia que López Madrid presentó contra la doctora en la que afirmaba que le habían hecho unas llamadas anónimas con unas tarjetas prepago, que presuntamente había realizado la dermatóloga.

PUBLICIDAD

Para sustentar esa sospecha Jerez cuenta con las geolocalizaciones de las llamadas realizadas desde la puerta de la casa de la doctora en un tiempo en el que ella se encontraba en Punta Cana de vacaciones.

No hay mucho más.

PUBLICIDAD

Y ya han pasado nada menos que 5 años desde que comenzó. ¡5 años!

PUBLICIDAD

No hay justicia que resista esto.

La titular del Juzgado de Instrucción número 39 de Madrid, Belén Sánchez, dictó, en junio de 2017, una orden de alejamiento que prohibía a Villarejo Pérez acercarse a menos de 500 metros de la doctora Elisa Pinto, quien reconoció a este veterano policía como el responsable del apuñalamiento que sufrió en la calle el 10 de abril de 2014.

Fue en 2015 cuando Elisa Pinto señaló en comisaría por primera vez la foto de Villarejo, que supuestamente trabajaba para López Madrid, como la persona que le apuñaló en la calle un año antes.

La imputación de Villarejo se acordó después de que la Audiencia Provincial de Madrid anulara en abril la decisión de la propia magistrada de archivar la causa en la que Elisa Pinto denunciaba al empresario Javier López Madrid.

Es vox populi que el comisario jubilado Villarejo, de acuerdo con todos los indicios, dirigía, desde hace 15 años, una organización criminal que hacía “trabajitos” como los que sufrió la doctora Pinto.

PUBLICIDAD

Contaba, además, con la colaboración de miembros de la Comisaría General de Información de la Policía Nacional.

Era un lucrativo “pluriempleo”.

Elisa Pinto se merece ahora todo el crédito y credibilidad, desde mi punto de vista. Fue una víctima más de Villarejo.

Ahora sólo hace falta que las magistradas Sánchez y Jerez actúen en consecuencia.

Porque no es de recibo que este asunto se aguante ni un día más como está; no es justicia. Es cualquier otra cosa menos eso.

por Carlos Berbell.

Carlos Berbell es director de Confilegal. Periodista, consultor internacional en comunicación y escritor, está especializado en el campo de la justicia, la investigación criminal y la comunicación institucional.