PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

La juez rechaza citar a Garzón como testigo en el caso de la Formula 1

el abogado de camps ya ha anunciado que recurrirá la decisión Baltasar Garzón, en una foto tomada el 24 de enero pasado, cuando presentó su último libro en Madrid. Carlos Berbell/Confilegal.
|

La titular del Juzgado de Instrucción número 17 de Valencia, Carmen García Mingo, que investiga las adjudicaciones en la construcción del circuito urbano de Fórmula 1, ha rechazado citar como testigo al exjuez Baltasar Garzón, tal y como había pedido el expresidente de la Generalitat Valenciana Francisco Camps.

La juez ha denegado esta testifical por considerar que el testimonio de Garzón no influirá en la investigación. El abogado de Camps, Pablo Delgado, ya ha anunciado que recurrirá la decisión.

PUBLICIDAD

Además, la magistrada ha vuelto a reclamar al Juzgado Central de Instrucción número 5 de Madrid el «testimonio de las actuaciones relacionadas con la construcción del Circuito Urbano de Fórmula 1 de Valencia» que obren en la pieza sobre los papeles incautados al extesorero del PP Luis Bárcenas.

PUBLICIDAD

Por otra parte, hoy también ha trascencido que, en esta misma causa, el letrado de Álvaro Pérez, ‘el Bigotes, Javier Vasallo, ha presentado un recurso ante la Audiencia Provincial de Valencia con el propósito de anular la declaración de su cliente del pasado 6 de septiembre, y que se acuerde una nueva comparecencia por videoconferencia y con su presencia, ya que no pudo estar presente en la anterior.

CRESPO ATRIBUYÓ AL EXJUEZ LA RELACIÓN Y COORDINACIÓN DE LOS ABOGADOS DE COSTA Y ‘EL BIGOTES’

La defensa de Camps pidió la comparecencia de Baltasar Garzón a raíz de unas declaraciones judiciales de Pablo Crespo, exsecretario de Organización del PP en Galicia, en las que atribuía al exjuez «la relación y coordinación» de los abogados del exsecretario general del PPCV Ricardo Costa, y Álvaro Pérez.

PUBLICIDAD

En un escrito fechado a 10 de octubre, el letrado recordó que Costa, exsecretario general del PPCV, prestó declaración voluntaria como testigo ante la Fiscalía sobre los hechos investigados en esta pieza, declarada secreta.

manifestó que esa comparecencia no obedecía a ningún acuerdo alcanzado con el fiscal en la causa seguida en la Audiencia Nacional y en la que atribuyó a su antiguo jefe la decisión de contratar con la empresa Orange Market de Álvaro Pérez, vinculada a la Gürtel, para organizar los actos de campaña de las elecciones de 2007 y generales de 2008 y que se financiasen en parte con dinero negro.

Crespo, que fue condenado a 37 años y medio de prisión por la primera época de actividades de la trama Gürtel, declaró como testigo el pasado 6 de septiembre y, según constaba en el escrito de la defensa de Camps, fue preguntado por el interés de Costa en realizar esas manifestaciones en la causa en la Audiencia Nacional en la que fue sentenciado a cuatro años de cárcel, condena que no recurrió y resultaba coincidente con la petición de Anticorrupción.

PUBLICIDAD

Así, en el escrito, la defensa de Camps señalaba que Crespo atribuyó esa declaración de Costa que ha provocado la investigación a su cliente a «la relación más allá de la coincidencia en juicio entre el Señor A.Pérez y el Sr R.Costa, sus abogados, el letrado Sr. Vasallo (personado en esta causa) y el Sr. Manuel Ollé, atribuyendo la relación y coordinación de estos entre sí y sus clientes para este particular al abogado ejerciente Sr. D. Baltasar Garzón».

Además, apuntaba los «últimos acontecimientos que se han conocido entorno a estos señores de continuo y reciente reflejo mediático» y las revelaciones «de la investigación seguida por un juzgado de Instrucción de la Audiencia Nacional al respecto de la participación del referido Sr. Garzón y la sociedad de servicios que administra» en «pactos, acuerdos y encomiendas en el seno de la Fiscalía de la Audiencia Nacional, pone de relieve la declaración del Sr. Crespo y, por tanto, la plausible veracidad de la misma, frente a la más que probable mendacidad de las manifestaciones del Sr. Costa y por ende el interés espurio en el que estas se fundaran».

PUBLICIDAD

Por ello, la defensa de Camps consideraba oportuno, para «dar luz» a la controversia, la declaración como testigo de Garzón «toda vez que si no fuera abogado de ninguno de los autores de los testimonios controvertidos quedaría libre de excusar su conocimiento en el secreto profesional y por tanto habilitado para testificar» sobre estos extremos.

En su declaración como testigo en esta pieza, Crespo afirmó que Costa había estado ayudando a Pérez en los diez años de «problemas judiciales» y que mantenían una estrategia «conjunta» con reuniones de sus abogados, desconociendo los beneficios procesales que pudiera tener el exsecretario general del PPCV.

Negó que hubiera llamado a Camps en la reunión en la que Costa propuso la facturación a empresas constructoras para hacer frente a la situación de Orange Market por la deuda que mantenía con el partido.

Cabe destacar que el pasado 8 de octubre, Crespo presentó una querella contra el exjuez del caso Baltasar Garzón por presunta prevaricación judicial

Lo acusa de una “confabulación instrumental” con el comisario jubilado José Manuel Villarejo para preparar la operación y “perjudicar al Partido Popular”.

PUBLICIDAD