PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

La CNMC investiga posibles prácticas anticompetitivas en el mercado español de radiofármacos

Imagen de un ciclotrón que es donde se producen los radiofármacos. Centro Nacional de Aceleradores
|

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha comunicado que está investigando posibles prácticas anticompetitivas en el mercado español de producción y comercialización de radiofármacos utilizados en los procedimientos de radiodiagnóstico por imagen de tomografía por emisión de positrones (PET).

La PET puede detectar la aparición temprana de una enfermedad antes de que sea evidente con otros exámenes por imagen y se utiliza fundamentalmente en la detección del cáncer, así como en patologías cardiovasculares y neurológicas.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

El principal radiofármaco que se sintetiza actualmente en los laboratorios es la 18FDG (análogo de la glucosa) que se inyecta al paciente para la mejor obtención de las imágenes. Para producir este tipo de radiofármacos es necesario un ciclotrón cuyo precio se sitúa en torno al 1,5 millones de euros.

Manipulación de licitaciones

Los días 6 y 7 de noviembre la CNMC realizó inspecciones en las sedes de distintas empresas que operan en este mercado.

El motivo es la sospecha de la existencia de posibles prácticas anticompetitivas, prohibidas por la Ley de Defensa de la Competencia, y que consistirían en posibles acuerdos de reparto de mercado, fijación de precios y de intercambios de información comercial sensible instrumentados a través de la manipulación de las licitaciones realizadas, entre otros, por los Servicios de Salud y hospitales de diferentes Comunidades Autónomas.

PUBLICIDAD

Las inspecciones son un paso preliminar en el proceso de investigación de la supuesta conducta anticompetitiva y no prejuzgan el resultado de la investigación ni la culpabilidad de las entidades.

Ahora bien, en caso de que como resultado de la inspección se encontrasen indicios de prácticas anticompetitivas prohibidas por la Ley de Defensa de la Competencia, se procedería a la incoación formal de un expediente sancionador.

PUBLICIDAD

‘Programa de clemencia’ para los miembros de un cártel

Los acuerdos entre competidores se consideran una infracción muy grave de la ley de competencia, que puede conllevar multas de hasta el 10% del volumen de negocios total de las empresas infractoras en el ejercicio inmediatamente anterior al de imposición de la multa.

PUBLICIDAD

Entre otras herramientas, la CNMC tiene en marcha el ‘Programa de Clemencia’ que permite a las empresas que forman parte de un cártel beneficiarse de la exención del pago de la multa, siempre y cuando aporten elementos de prueba que posibiliten a este organismo su detección.

También en el marco de este progama, cuando ya se haya iniciado una investigación, las empresas colaboradoras tendrán una reducción del importe de la multa que pudiera imponérseles, si aportan información con valor añadido significativo.

Además, la CNMC dispone de una plataforma online de colaboración ciudadana para la detección de cárteles mediante la aportación de información anónima sobre eventuales acuerdos secretos entre empresas competidoras para la fijación de precios u otras condiciones comerciales, el reparto de los mercados o de los clientes, o el reparto fraudulento de las licitaciones públicas o privadas.

La investigación de los cárteles “constituye una de las prioridades de actuación” de la CNMC, según señala el órgano regulador, dada “la especial gravedad de sus consecuencias sobre los consumidores y el correcto funcionamiento de los mercados”, añade.

PUBLICIDAD