PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

La FIA castiga a un piloto de Fórmula 1 con 2 días de trabajos sociales, como si fuera un tribunal de justicia

Max Emilian Verstappen, de 21 años, es un piloto de la escudería de Fórmula 1 Red Bull Racing de Fórmula; es belga de nacimiento. Foto: Jake Archibald.
|

La Federación Internacional de Automovilismo (FIA) ha castigado al piloto de Fórmula 1, Max Verstappen, de 21 años, belga pero de origen neerlandés, con dos días de trabajos sociales por su incidente con Estaban Ocon, acaecido el pasado fin de semana en el Gran Premio de Brasil.

Es un castigo más propio de tribunales de justicia que de una organización privada de eventos deportivos automovilísticos como la FIA.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

La agresión fue la consecuencia de una mala maniobra de Ocon, que le impidió a Verstappen proclamarse vencedor en el Circuito de Interlagos en Brasil.

A pocas vueltas del final, Ocon, que era uno de los pilotos doblados, impactó en el monoplaza de Verstappen, sacándole de la pista y quitándole todas las opciones de victoria.

PUBLICIDAD

Tras la carrera, Verstappen se dirigió a Ocon en el garaje de la FIA y le empujó violentamente en varias ocasiones.

PUBLICIDAD

No pudo contener su enfado.

Como consecuencia de esa conducta, la FIA ha impuesto a Max Verstappen la sanción mencionada de dos días de servicios a la comunidad bajo la dirección de la FIA, a realizar en los próximos seis meses. Una condición que debe cumplir sí o sí si quiere seguir pilotando monoplazas de Fórmula 1.

La sanción está prevista en el artículo12.3.1.c del Código Deportivo Internacional de la FIA, que recoge la posibilidad de castigar a los pilotos con el cumplimiento de actividades de interés general.

¿Por qué esta sanción?

La Federación Internacional de Automovilismo emitió un comunicado en el que condenaba la acción de Max Verstappen y explicaba por qué impuso esa sanción al piloto.

“El piloto, Max Verstappen, entró en el Box de Pesaje de la FIA, se fue directo al piloto Esteban Ocon y, después de algunas palabras, empezó un altercado, empujando o golpeando a Ocon con fuerza varias veces en el pecho”, explica la FIA.

PUBLICIDAD

Aunque los comisarios de la FIA entienden el enfado de Verstappen por la maniobra de Ocon, consideran que su conducta no es justificable, “es la obligación de los deportistas de este calibre comportarse de forma apropiada y ejercer de ejemplo para otros pilotos de todos los niveles”.

“El piloto está obligado a hacer dos días de servicio público bajo la dirección de la FIA en los seis meses posteriores al accidente”, concluye la Federación Internacional de Automovilismo. Y no hay apelación que valga.