PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Bracciali y Starace, tenistas italianos de dobles, sancionados por amañar partidos en el Conde de Godó 2011

Potito Starace y Daniele Bracciali eran conocidos por jugar juntos en la modalidad parejas.
|

La Unidad de Integridad del Tenis (TIU), que investiga los casos de corrupción en este deporte, ha sancionado a los italianos Daniele Bracciali y Potito Starace por amañar partidos en el torneo Conde de Godó disputado en 2011 en Barcelona.

Daniele Bracciali ha sido sancionado con una inhabilitación de por vida y tendrá que pagar una multa de 250.000 dólares. Es la máxima sanción permitida por el Programa Anticorrupción del Tenis.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Bracciali, de 40 años, llegó a alcanzar el puesto 49 en el ranking individual de la Asociación de Tenistas Profesionales, conocida por sus siglas en inglés, ATP.

Actualmente ocupa el puesto 95 en la modalidad de dobles.

Potito Starace, por su parte, ha sido sancionado con 10 años de inhabilitación y multa de 100.000 dólares.

PUBLICIDAD

Starace, que llegó a alcanzar la posición 27 en el ranking ATP, está actualmente retirado (37 años), por lo que la TIU ha especificado que la suspensión de 10 años incluye la prohibición de asistir a cualquier evento organizado o reconocido por los órganos rectores del tenis.

En todo caso, la decisión de la TIU es recurrible ante el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS), un organismo independiente que se encarga de dirimir disputas deportivas.

PUBLICIDAD

Órgano competente: Unidad de Integridad del Tenis (TIU)

El órgano encargado de imponer este tipo de sanciones en el tenis es la Unidad de Integridad del Tenis (TIU).

PUBLICIDAD

La TIU es un organismo independiente, con sede en Londres, que trata de combatir la corrupción y las apuestas en el mundo del tenis.

Concretamente, su estrategia se basa en tres ámbitos de actuación: prevención de la corrupción, formación de jugadores y organizadores de torneos y, por último, investigación y persecución de tales conductas.

La Unidad de Integridad del Tenis fue fundada por los principales actores del tenis mundial: Federación Internacional de Tenis (ITF), la ATP, la Asociación Femenina de Tenis (WTA), el Open de Australia, Roland Garros, Wimbledon y el US Open.

Fundamento de la sanción: Programa Anticorrupción del Tenis

Para sancionar a los dos tenistas italianos, la TIU se ha basado en el Programa Anticorrupción del Tenis, en su edición de 2018.

El Programa Anticorrupción fue creado por la propia TIU para proteger la integridad en el tenis, estableciendo una serie de infracciones, así como sus correspondientes sanciones.

PUBLICIDAD

Según la TIU, Daniele Bracciali y Potito Starace habrían facilitado apuestas relacionadas con los partidos que disputaron en el torneo Conde de Godó.

Esta infracción se recoge en la Sección D.1 del Programa Anticorrupción, que prohíbe cualquier tipo de fraude motivado por las apuestas deportivas, es decir, castiga toda alteración fraudulenta de un partido de tenis para obtener beneficios económicos.

En aquella edición del Godó, Bracciali solo disputó un partido de dobles, junto con el español David Marrero, perdiendo en primera ronda contra Kevin Anderson y Simon Aspelin, por 7-6 y 7-5.

Mientras, Starace se enfrentó en la primera ronda del torneo al español Daniel Gimeno Traver y abandonó el partido en el tercer set.

Por participar en el amaño de estos partidos, la TIU ha inhabilitado a los dos tenistas italianos, imponiéndoles el pago de una multa.

La sección H del Programa Anticorrupción recoge las posibles sanciones que se pueden imponer a los tenistas.

Así, las sanciones económicas pueden alcanzar hasta los 250.000 dólares, además de una cantidad equivalente al valor de las ganancias obtenidas en apuestas.

Por último, la sanción económica puede ir acompañada de la prohibición de participar en competiciones organizadas por los órganos de gobierno.

Esta suspensión puede llegar a ser vitalicia, como ha ocurrido en el caso de Bracciali.