PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

La vicepresidenta del Gobierno aboga por adaptar la Constitución recuperando el “consenso” que permitió su aprobación

La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, durante la intervención que cerró el acto; a su derecha, el presidente del Tribunal Constitucional, Juan José González Rivas, y a su izquierda el "padre de la Constitución" y abogado, Miquel Roca i Junyent. Foto: Carlos Berbell/Confilegal.
|

La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, abogó ayer por adaptar la Constitución a las circunstancias actuales a través de la recuperación del “consenso” que permitió su aprobación en 1978.

Fue en el transcurso del acto homenaje que el Tribunal Constitucional, bajo la presidencia de su máxima autoridad, Juan José González Rivas, realizó a dos de los tres padres vivos de la Constitución -los abogados José Pedro Pérez-Llorca Rodrigo Miguel Roca i Junyent(Miguel Herrero y Rodríguez de Miñón por problemas personales no pudo estar presente)- y que tuvo lugar en un Salón de Actos repleto de personalidades del mundo de la política, de la justicia y de la sociedad civil.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Entre las mismas destacaban la presidenta del Congreso de los Diputados, Ana Pastor, el presidente del Senado, Pío García Escudero, la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, la ministra de Justicia, Dolores Delgado, el ministro de Agricultura, Luis Planas, el presidente del Consejo General del Poder Judicial y del Tribunal Supremo, Carlos Lesmes, la presidenta del Consejo de Estado, María Teresa Fernández de la Vega, y el expresidente del Gobierno, Felipe González.

Hubo, eso sí, un sentido recurso para los que ya no están entre nosotros pero que hicieron un gran servicio al país formando parte de esa Comisión Constitucional que redactó la Carta Magna de 1978: Gabriel Cisneros, Jordi Solé Turá, Gregorio Peces BarbaManuel Fraga Iribarne. 

El Salón de Actos presentaba un lleno respetable en este importante evento para la historia de la institución. Foto: Carlos Berbell/Confilegal.

REFORMA DE LA CONSTITUCIÓN

Calvo fue muy clara con sus palabras cuando dijo que había que “adaptar el Estado constitucional a unos tiempos distintos que solo pueden abordarse desde la política”. E hizo un llamamiento para seguir el “ejemplo de consenso” de los padres de la Constitución para “reconocer la diversidad constitucional” y “los límites propios y ajenos para vivir en racionalidad practicando los valores democráticos”.

PUBLICIDAD

En ese contexto, la vicepresidenta Calvo -ella misma catedrática de Derecho Constitucional- rindió homenaje al máximo tribunal de garantías de España que representa la “garantía absoluta de la existencia de la propia constitución sin paliativos”.

Su trabajo, subrayó “permite que la Constitución no esté nunca congelada”, sino “permanentemente viva”.

PUBLICIDAD

El presidente González Rivas, volvió a recordar, por su parte, que la Constitución no es algo inamovible y que puede reformarse pero sobre tres parámetros, los mismos que la alumbraron: diálogo, concordia y consenso.

PUBLICIDAD

“La Constitución recogió decisiones fundamentales sobre la forma del Estado y de gobierno, democratizó las relaciones entre la sociedad y el Estado, arbitró cauces para que España expresase su diversidad y posibilitó una vida política ejercida desde la libertad”, recordó el presidente González Rivas ante un auditorio cuajado de personalidades.

Y volvió a recordar que la Carta Magna “es la más estable y consensuada de la historia” de España, ya que “encaminó al país hacia Europa y ha permitido salvar los escollos más difíciles y los peores desafíos”.

Pérez-Llorca, con su gracejo gaditano, recordó, durante su intervención, que durante la elaboración de la Constitución hubo un “consenso florido” en torno a la existencia del Tribunal Constitucional.

Miguel Roca i Junyent y José Pedro Pérez-Llorca durante el acto. Foto: Carlos Berbell/Confilegal.

EL “TRONCOCÓNICO”

El precedente de la Constitución del 31 no era modelo a seguir [una sala del Tribunal Supremo] -reveló- y decidimos que éste era el más apropiado. Y ha funcionado muy bien”, recordó el abogado, que después del referéndum y de las elecciones de 1979 se convertiría en ministro de la Presidencia en el gobierno de la Unión de Centro Democrático, partido que ganó las elecciones con 169 diputados y que lideraba Adolfo Suárez. 

Desde esa responsabilidad, contribuyó a la materialización de éste órgano constitucional.

PUBLICIDAD

Pérez-Llorca contó que la primera intención de aquel gobierno fue llevar al Tribunal Constitucional a Boadilla del Monte, población del noroeste de la Comunidad de Madrid, al palacio del Infante don Luis, pero que los integrantes de ese primer mandato prefirieron el “troncocónico” que era como se denominaba entonces al edificio que hoy alberga a la institución.

Roca i Junyent, por su parte, hizo hincapié en que “los españoles nos dimos una Constitución abierta y flexible” y reivindicó el “patriotismo” que reside en el “deber de respetar” los valores que hicieron posible la Constitución y que hoy “deben seguir vigentes”.

En el mismo acto se presentó el libro “Comentarios a la Constitución Española. XL Aniversario”, que compila las principales aportaciones legales, doctrinales y jurisprudenciales producidos bajo el impulso y el amparo de la Carta Magna en sus cuatro décadas de vigencia. 

La obra, que ha sido coeditada por la Fundación Wolters Kluwer y el Boletín Oficial del Estado, con el apoyo financiero de Santander Justicia y la Mutualidad de la Abogacía Española, ha sido dirigida por los expresiones del Tribunal Constitucional, María Emilia Casas, y Miguel Rodríguez-Piñero, también consejero de Estado.

María Emilia Casas, expresidenta del TC, junto a su antecesor, Miguel Rodríguez-Piñero, y el presidente actual, Juan José González Rivas. Foto: Carlos Berbell/Confilegal.

La presidenta de la Fundación Wolters Kluwer, Rosalína Díaz Valcárcel, y el subsecretario de la Presidencia, Relaciones con las Cortes e Igualdad, Antonio Hidalgo López, hicieron entrega de los dos volúmenes a Pérez-Llorca y Roca i Junyent.

Rosalina Díaz Valcárcel, presidente de Wolters Kluwer España, y Antonio Hidalgo López, subsecretario de la Presidencia, Relaciones con las Cortes e Igualdad, entregando la obra “Comentarios a la Constitución Española. XL Aniversario”, a los dos padres de la Constitución. Foto: Carlos Berbell/Confilegal.

De acuerdo con el presidente González Rivas, la obra está muy ligada al tribunal, ya que “su función es interpretar, actualizar y defender la norma fundamental”. 

Foto de familia con gran parte de los asistentes a este evento. EP.