PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

El Ministro de Cultura abre a consulta pública, en busca de consenso, al Anteproyecto de nueva Ley del Deporte

Guirao pide el “máximo consenso” para el Anteproyecto de la Ley del Deporte en la Conferencia Sectorial. Ministerio de Cultura.
|

José Guirao espera que en este periodo de audiencia,  ahora vigente,  se pulan los temas más polémicos del anteproyecto

Después de treinta y nueve años de espera, el último Consejo de Ministros aprobó el Anteproyecto de la Ley del Deporte, una iniciativa para revitalizar y renovar la situación del deporte español.

PUBLICIDAD

En diferentes comparecencias el ministro de Cultura, José Guirao, ha repetido que buscará el máximo consenso posible en su tramitación.

PUBLICIDAD

«Esto no es el negocio de una persona ni de cinco. Una Ley del deporte es para todo el deporte, no es una ley del fútbol, aunque este sea el más mediático», ha afirmado.

Guiao también indicaba que»conscientes de que las Federaciones necesitan más dinero en el proyecto de Presupuestos Generales del Estado del año 2019 hemos metido 19 millones de euros más, aumentando hasta los 103 millones de euros. Nunca el CSD ha tenido tanto dinero y la mayoría de esos recursos han ido a las Federaciones. Ese dinero que recibían de LaLiga lo van a seguir recibiendo desde el CSD, por eso hemos metido en el proyecto 19 millones de euros más, no 3 como reparte Tebas«.

PUBLICIDAD

También se refirió a la polémica con la Liga de Fútbol Profesional porque en principio este anteproyecto prohibiría que la acaparación por terceros de diferentes derechos televisivos de federaciones.

«Si el señor Tebas y LaLiga de fútbol quieren patrocinar el resto de deportes lo pueden seguir haciendo, el problema es que detrás del patrocinio se ocultan otras cosas”, apuntó el ministro. 

La intención de la cartera que dirige es que no haya nadie con el monopolio de los derechos de imagen del deporte y de los deportistas españoles. “

PUBLICIDAD

Si alguien tiene todos los derechos de TV, en los calendarios pierden los deportes minoritarios. El querer controlar los derechos de deportes minoritarios creo que es un tema más de poder que de dinero«, indicó.

Mejor regulación del deporte femenino y de las federaciones

Esta nueva ley regulará por primera vez el deporte femenino y consta de cuatro puntos clave.

PUBLICIDAD

Entre ellos se encuentra la paridad y la maternidad, dos apartados fundamentales para las deportistas femeninas.

La primera de ellas establecerá un mínimo de 40% de mujeres en los órganos de dirección de las federaciones deportivas.

“Es siguiendo lo que dice la Ley de Igualdad. Ahí establecemos el mínimo que establece la ley de igualdad”, declaraba el ministro.

En cuanto a la maternidad, las mujeres mantendrán su condición como deportistas de élite, algo que no sucedía hasta ahora.

Además, “se alarga su tiempo para que pueda ser compatible hasta en 4 años y se regula que pueda tener una maternidad y la crianza como cualquier otro trabajador».

PUBLICIDAD

Guirao comentó que el principal problema que había con el deporte femenino es que no estaba regulado a pesar de que «se habían ido haciendo mejoras en el Consejo Superior de Deportes» a través de programas pero no estaba reflejada en la ley.

«Nos parecía fundamental reflejarla», admitía.

También la futura norma actualizará  y modernizará también la regulación que tiene que ver con las federaciones y las ligas profesionales. En relación a las federaciones, se mantiene su naturaleza de entidades privadas sin ánimo de lucro, con un régimen especial por razón de las funciones públicas delegadas que ejercen.

Por otra parte, y con el fin de mejorar la buena gobernanza y la transparencia, se establecen normas que las doten de un marco general para ello, y las emplaza a elaborar un Código propio en este sentido. Este Código debe recoger la limitación de mandatos de los órganos directivos, que no podrán ser ilimitados.

Una ley para profesionalizar el deporte

Para Joaquín Muñoz, director del Área de IT & Entertainment del despacho ONTIER, “la toma en consideración  del anteproyecto de Ley del Deporte aprobado por el Consejo de Ministros parece una media necesaria que tratará de modernizar una disciplina que ha evolucionado muchísimo en los últimos treinta años. La profesionalización en todos los niveles del deporte es un hecho y toca ahora trabajar en cuestiones importantes como, entre otros, la transparencia y buen gobierno de las instituciones, el fomento del deporte inclusivo o la paridad en todos los ámbitos”.

Sobre los temas más destacados de esta reforma normativa, Muñoz señala que  una de las cuestiones es la delimitación delos derechos y deberes de los deportistas“el borrador del anteproyecto delimita de una manera más precisa los derechos de los deportistas distinguiendo entre deportista “ocasional” o “de competición”, de “alto nivel” y “de alto rendimiento” y entre “profesionales” y “no profesionales”.

También en este anteproyecto “se hace especial hincapié a lo largo del texto en dotar de herramientas efectivas a las instituciones para crear un entorno en el que la inclusión de los deportistas con discapacidad o la igualdad efectiva entre mujeres y hombres, pero también el fomento de la práctica deportiva de los mayores, la no discriminación de extranjeros o la protección de los animales”.

Joaquín Muñoz, director del Área de IT & Entertainment del despacho ONTIER.

Para Muñoz, «en este sentido, la ley lo que establece es un marco, una llamada a la acción de toda aquella institución que participe en la coordinación y organización del deporte para que tenga en cuenta, promueva y haga respetar estos principios en las actividades sobre las que tenga competencia”.

Otro tema de calado es la protección de la salud de los deportistas, nuestro experto señala que “el borrador de Anteproyecto deja en manos del CSD el desarrollo de una política efectiva de protección de la salud de los deportistas. Al ser este un problema cambiante y dinámico, el cual necesita que las políticas que se lleven a cabo se actualicen constantemente a la realidad, tiene sentido que la nueva Ley del Deporte establezca el ámbito de colaboración entre el CSD y el Ministerio de Sanidad, dejando en manos de estos el desarrollo específico de políticas orientadas a la protección de la salud de los deportistas”.

Sobre la transparencia y buen Gobierno, la futura Ley del Deporte indica que “el Anteproyecto marca la pauta para una gobernanza leal y transparente de las federaciones deportivas y las ligas profesionales a las cuales obliga a adoptar un Código de Buen Gobierno “con el objeto de mejorar sus actuaciones”.

Y añade este experto que “como digo, seguramente los hechos ya conocidos en algunas de las principales federaciones y clubes hacen necesaria esta intervención pública en forma de ley que pretende ordenar y profesionalizar su gestión e incluso establece una serie de medidas adicionales de control que incluyen la inspección y auditoría a posteriori”.

A su juicio “ estas medidas pueden parecer excesivas en un primer momento, pero hay que recordar que, por ejemplo, las federaciones ejercen por delegación funciones públicas y que los escándalos previos conocidos parece que han llevado el péndulo de la exigencia de control al lado contrario del sobre-control”:

Por último, sobre el controvertido tema de la Gestión de los derechos audiovisuales, Joaquín Muñoz destaca que “llama la atención la referencia expresa a que “en ningún caso las ligas profesionales podrán adquirir, explotar o comercializar los Derechos de explotación y comercialización de las competiciones de las que no tengan la condición de organizador”.

Para este jurista “es imposible no pensar en que es un artículo redactado para chocar de frente con el modelo de negocio desarrollado por LaLiga en los últimos años que, además, prevé  extender la responsabilidad a las personas que ostenten la presidencia y miembros directivos de las ligas profesionales y federaciones organizadoras”.

Sobre esta cuestión Muñoz advierte que “desde fuera sorprende que un modelo que parece exitoso y beneficioso para los clubes integrantes de una asociación privada tenga que someterse al control normativo cuando no hay indicios de que exista alguna de las partes en desventaja”.

Y añade que” es más, las federaciones se han beneficiado directamente en los últimos años de lo generado por LaLiga por este concepto. Si existiese algún problema relacionado con la competencia, parece lógico que la institución que debiera entrar a valorar si es necesaria una intervención fuera la CNMC y no una norma que, desde el inicio, parece condicionada en un sentido”.

Una norma demasiado ambiciosa

Maite Nadal es socia de Laffer Abogados y arbitro del Tribunal Español de Arbitraje Deportivo (TEAD)

Una abogada experta en derecho deportivo. Su opinión revela que “  era necesaria una reforma de la Ley del Deporte, no es de recibo que con el gran auge del deporte en España siguiera rigiendo una ley de 1990 cuando el deporte no tenía nada que ver con el actual”.

También señala que “hay puntos que me parecen acertados, como la protección a las deportistas y el deporte inclusivo,  que no es más que la aplicación de los principios constitucionales al ámbito deportivo y el cumplimiento por parte de los poderes públicos del  artículo 43.3, que establece que «los poderes públicos fomentarán la educación sanitaria, la educación física y el deporte».

Maite Nadal es socia de Laffer Abogados y arbitro del Tribunal Español de Arbitraje Deportivo.

Nadal confiesa que “eso si, no creo que  la “protección real y efectiva del deporte femenino”, pase por  contemplar medidas que fomentan la paridad en los órganos de dirección, gobierno y representación de las entidades deportivas, son dos cosas distintas que, al menos en la nota del Consejo de Ministros que se ha hecho pública sobre el anteproyecto, aparecen unidas”.

Sobre la libertad para adoptar la formula societaria adecuada destaca que “me parece positivo que se deje libertad para adoptar la forma societaria que se crea oportuna ( lo que supone la no obligatoriedad de transformación en SAD), siempre que se produzca un control económico  real y eficaz. Las SAD parecían ser la panacea para el deporte profesional y se ha demostrado que no ha sido así”.

También comenta que “esta ley podría haber servido para ir reduciendo el intervencionismo administrativo en el deporte y no lo ha hecho ( algunas cuestiones como la competencia del TAD parecen reducirse, pero habrá que comprobar en qué términos y cómo), lo que me parece bastante decepcionante”.

Y como primera conclusión subraya que “sinceramente, a la vista de los primeros avances del contenido de la nueva ley, me parece demasiado ambiciosa en sus pretensiones, y con muchas posibilidades de que caiga en los mismos errores que su predecesora al no haber solucionado algunos problemas graves en los que ésta caía, pero hay que ser cautos y esperar a conocer en profundidad el articulado”.

Este anteproyecto abre ahora un plazo de audiencia pública para recoger las opiniones de expertos y ciudadanos. La futura norma se podrá consultar desde la web del Ministerio de Cultura y Deporte hasta el próximo 26 de febrero de este año.

Es previsible que se maticen todo lo relacionado a los derechos de los deportistas, la presencia de mujeres en los consejos de administración y el propio contencioso con los derechos televisivos y compra por terceros.