PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Conor McGregor se enfrenta a 15 años de prisión por pisotear y robar el móvil a un fan en Miami

Al irlandés, campeón de lucha, le podrían caer 15 años de cárcel.
|

El luchador de artes marciales mixtas Conor McGregor fue arrestado el lunes en Miami Beach, acusado de robo y conducta criminal.

Un hombre intentó fotografiar a McGregor cuando salía de una discoteca y este le cogió su teléfono móvil, lo pisoteó y se lo llevó, según el informe policial.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Por estos hechos, la policía de Miami arrestó al luchador irlandés, que actualmente se encuentra en libertad tras pagar una fianza de 12.500 dólares.

Ahora, el campeón de UFC (Ultimate Fighting Championship o campeonato de lucha) se enfrenta a una pena de hasta 15 años de prisión.

PUBLICIDAD

¿Qué pena puede caerle a McGregor según las leyes de Florida?

En Florida, estado al que pertenece la ciudad de Miami, los delitos se encuentran recogidos en los Estatutos de Florida (2018 Florida Statutes).

PUBLICIDAD

Los delitos de los que se acusa a Conor McGregor son robo (robbery) y conducta criminal (criminal mischief).

Por un lado, el delito de robo se regula en la sección 13 del capítulo 812 (812.13). Cuando se cometa robo sin utilizar para ello arma alguna, se trata de un delito de segundo grado.

En estos casos, la pena puede ser de hasta 15 años de prisión.

Además, las penas por delitos de segundo grado pueden ir acompañadas de una multa de hasta 10.000 euros.

Por otro lado, el delito de conducta criminal, que consiste en dañar voluntariamente las propiedades de otra persona, se encuentra regulado en la sección 13 del capítulo 806 (806.13).

PUBLICIDAD

Cuando el daño causado es de 1.000 dólares o superior, se trata de un delito de tercer grado. En este caso, según la denuncia, el teléfono móvil sustraído tenía un valor de 1.000 euros.

Por ello, la pena puede ser de hasta 5 años de prisión y, al ser un delito de tercer grado, puede ir acompañada de una multa de hasta 5.000 euros.

Otros problemas de McGregor con la justicia

No es la primera vez que Conor McGregor se encuentra envuelto en un suceso de estas características.

En noviembre de 2017, fue multado con 400 euros por exceso de velocidad por un juzgado de Dublín.

McGregor se declaró culpable de conducir a casi 160 km/h por una carretera con límite de 100 km/h.

En abril de 2018, el irlandés protagonizó un bochornoso episodio de violencia en el aparcamiento del Barclays Center de Brooklyn (Nueva York, EE. UU.).

McGregor fue arrestado y tuvo que pagar una fianza de 50.000 dólares para salir de la cárcel.

Poco después, la estrella de UFC se declaró culpable y, mediante el acuerdo con la corte criminal de Brooklyn, evitó entrar en prisión.

Las condiciones adicionales del acuerdo incluían la restitución de los daños causados, un programa de control de la ira y cinco días de servicio comunitario, que cumplió en diferentes iglesias de Nueva York.