PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

La FGE abre expediente disciplinario al fiscal superior de Galicia y al fiscal jefe de Ourense

La Fiscalía General del Estado investiga al fiscal superior de Galicia, Fernando Suanzes, por no atender las denuncias por abuso de autoridad contra el fiscal jefe de Ourense, Florentino Delgado. EP.
|

La medida equivale a un auténtico terremoto. La Fiscalía General del Estado ha abierto un expediente disciplinario nada menos que al fiscal superior de Galicia, Fernando Suanzas, la máxima representación del Ministerio Fiscal en esa Comunidad Autónoma, y al fiscal jefe de Ourense, Florentino Delgado.

El origen del expediente es una denuncia de la abogada Elena Díaz Valverde, la letrada de la exconcejal socialista de Ourense, Áurea Soto,  presentada el pasado año.

PUBLICIDAD

Y se ha incoado después de las consiguientes diligencias informativas (investigación preliminar) en las que «aprecian provisionalmente suficientes motivos indiciarios de comisión de responsabilidad disciplinaria» en los dos casos, el de Suanzas y el de Delgado, que están directamente relacionados.

PUBLICIDAD

UNA FALTA MUY GRAVE O UNA FALTA DISCIPLINARIA GRAVE  EN LO QUE TOCA AL FISCAL SUPERIOR

En el caso del fiscal superior de Galicia la apertura del expediente se produce por «una falta muy grave de desatención muy grave, o alternativamente una falta disciplinaria grave de infracción de deberes inherentes a la condición de fiscal», por «muy grave descuido» al dejar de atender las quejas por «abuso de autoridad cometidas» o «por no ejercer las facultades de dirección e inspectoras del cargo de Jefatura».

El procedimiento ahora precisa la designación de un instructor y la práctica de diligencias (nuevas investigaciones) para determinar el alcance de los hechos en toda su profundidad.

PUBLICIDAD

Le corresponderá al Consejo Fiscal, órgano formado por 12 miembros -9 vocales electos, el fiscal jefe de la Inspección Fiscal, el teniente fiscal y la fiscal general del Estado-, tomar las decisiones que correspondan cuando se termine el expediente disciplinario.

TRES FALTAS MUY GRAVES EN EL CASO DEL FISCAL JEFE DE OURENSE

Por lo que respecta al fiscal jefe de Ourense, Delgado, lo que se dirime es una falta disciplinaria grave por «retraso injustificado» en las diligencias abiertas en el Juzgado de Instrucción 1 de Ourense, ante una denuncia de Áurea Soto contra el exalcalde ‘popular’ Manuel Cabezas, regidor hasta 2007, al que acusaba de no exigir a promotores la cesión urbanística del 10%.

El expediente valorará también una falta disciplinaria muy grave de «abuso de la condición de Fiscal para obtener un trato favorable e injustificado de profesional», en el expediente gubernativo en el que se analizaba su actuación, tras la queja formulada por la abogada de Áurea Soto.

PUBLICIDAD

También analiza una falta muy grave «de inobservancia del deber de abstención» por «tener interés personal» en ese expediente, así como una «falta muy grave de ignorancia inexcusable en el cumplimiento de deberes»; otra grave de «desconsideración respecto de abogado» y una muy grave por «inobservancia de deber de abstención» por «enemistad manifiesta con la parte acusadora popular».

DELGADO, ADEMÁS, APARTADO DE UN CASO

Con motivo de la apertura del expediente disciplinario, la Fiscalía ha apartado a Delgado del caso abierto en el Juzgado de Instrucción 3 de Ourense y nombra a un fiscal sustituto para este procedimiento en concreto, aunque no lo aparta de su cargo.

PUBLICIDAD

El origen del expediente se encuentra en la denuncia que, en 2014, Áurea Soto presentó contra el exalcalde de Ourense, el ‘popular’ Manuel Cabezas, por no haber reclamado supuestamente a algunos promotores que cedieran el 10% de los proyectos urbanísticos, entre los años 1998 y 2003, lo que habría supuesto que el Ayuntamiento dejase de percibir 1,7 millones de euros.

En marzo de 2018, la abogada de Soto, Elena Díaz Valverde, denunció ante la Fiscalía Superior de Galicia la supuesta «inactividad» del fiscal sobre esa denuncia de 2014, pero el organismo gallego remitió el expediente al propio fiscal jefe de Ourense para que «se investigase a sí mismo», de acuerdo con la exconcejal.  

Y Delgado citó hasta cuatro veces a la abogada para que declarar. Esta no acudió, pero presentó una queja ante la Fiscalía Superior de Galicia.

El fiscal jefe de Ourense, por su parte, abrió diligencias de investigación penales a la letrada por un supuesto delito de desobediencia.

Esto fue lo que, finalmente empujó a Díaz Valverde a presentar, en septiembre pasado, una denuncia ante la Fiscalía General del Estado, que ha desembocado en la apertura de este expediente disciplinario.

PUBLICIDAD