PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

El deporte es insostenible sin el dinero de la televisión y las plataformas tecnológicas

En el ISDE Sports ConventionDe izquierda a derecha, Enrique Arnaldo, Alfonso González, José Carlos Erdozain, Juan Antonio Orgaz, Ignacio Paramio y Carlos Berbell. Foto: Twitter.
|

«Lo que existe entre el deporte y la televisión es un matrimonio canónico, indisoluble. Porque el deporte es insostenible sin la televisión, la única forma de llegar a millones de personas al mismo tiempo. Y la televisión necesita al deporte para concitar a esos millones de personas ante las pantallas», afirmó ayer Enrique Arnaldo, miembro del Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS), con sede en Lausana.

«Y España, sin duda, se beneficia de ello. Porque son 5.000 millones de euros anuales de ingresos en impuestos», señaló el también catedrático de derecho constitucional.  

PUBLICIDAD

La aparición de las nuevas plataformas han contribuido a evolucionar al propio deporte, a darle más presencia, a hacerlo más universal, si cabe, añadió el también catedrático de derecho constitucional en el marco del panel «Nuevas plataformas / Actores / Derechos de Imagen», que tuvo lugar la mañana del sábado en el ISDE Sports Convention y que moderó José Carlos Erdozain, «of counsel» de PONS IP.

PUBLICIDAD

Una línea de exposición, compartida por todos los intervinientes, sobre la que profundizó Juan Antonio Orgaz, socio de League of Lawyers y experto en este campo.

«La evolución tecnológica ha hecho que aparezcan nuevos jugadores internacionales y ha reducido el precio de la difusión de los eventos. Porque los derechos ya no solo los tienen las televisiones, las nuevas plataformas también los tienen. Plataformas como LaLiga, Sportplayer o Dazn, que permiten el acceso al consumo de los deportes por televisión en cualquier lugar, en cualquier momento», afirmó.

PUBLICIDAD

Una evolución sobre la que incidirá la Directiva 2019/789 del Parlamento Europeo y del Consejo, en vigor desde el pasado 17 de abril, a la que se refirió Alfonso González, socio del Estudio Jurídico Bercovitz-Carvajal, y que no es todo lo completa que se podría esperar.

Ignacio Paramio, en primer término, Juan Antonio Orgaz, José Carlos Erdozain, Alfonso González y Enrique Arnaldo. Foto: Carlos Berbell/Confilegal.

Ignacio Paramio, director de Comunicación de la jugadora de bádminton, Carolina Marín, por su parte, habló sobre ella necesidad de hacer conocer el relato, la historia, de Marín, en lo que la televisión juega un papel fundamental.

«El deporte genera emociones. Eso es lo que le diferencia del teatro o del cine. Permite que el espectador se identifique con el jugador, de un modo directo, instantáneo. Y no hay nada que lo iguale, a nivel de espectáculos», explicó.

PUBLICIDAD

En los Juegos Olímpicos de Río tuvimos mucha suerte con Carolina. «Su final fue el segundo evento más visto por detrás de la semifinal de baloncesto entre Estados Unidos y España», señaló.

Carlos Berbell, director de Confilegal, señaló que hay un antes y un después en el mundo del deporte a la llegada de Javier Tebas, presidente de LaLiga.

PUBLICIDAD

«Su gestión ha revolucionado el mundo del deporte. Lo ha profesionalizado. Y lo ha elevado a niveles desconocidos en el pasado. Es una de las personas más creativas, inteligentes y audaces en este campo. En España tenemos mucha suerte de contar con Javier Tebas», contó. 

En la segunda mesa, sobre «Grandes eventos y sostenibilidad», los participantes, moderados por Gregorio García Torres, subrayaron la importancia de dar un retorno a la comunidad en la que tienen lugar.

De izquierda a derecha, Jorge Gargajosa, Takehito Nakamura, Gregorio García Torres, moderador, Manuel Cifuentes y Manuel Salcedo. Foto: Carlos Berbell/Confilegal.

Así, Jorge Gargajosa, presidente de la Federación Española de Baloncesto y exjugador, refirió cómo el Mundial de baloncesto del pasado año, celebrado en Tenerife, «fue un factor estratégico en el crecimiento del baloncesto femenino».

«Con una inversión de 4 millones de euros se generó un impacto económico para la isla de 20 millones de euros», reveló.

Takehito Nakamura, presidente de Blue United, contó cómo había organizado una serie de competiciones deportivas en Hawai, Estados, invirtiendo primero en eventos ciudadanos con el objetivo final de convertirlos en eventos internacionales.

PUBLICIDAD

«En todo esto, la comprensión de la ley es fundamental», señaló.

El arquitecto Manuel Cifuentes, gerente de las instalaciones del Wanda Metropolitano, estadio del Atlético de Madrid, contó que se había construido con un propósito de sostenibilidad.

«Dos años después de inaugurar el Metropolitano, el 50 por ciento de los espectadores vienen en Metro. Y somos el único estadio de Europa iluminado con energía LED»,  indicó.

Manuel Salcedo, exdirector de Marca y de Radio Marca, y consejero delegado de Impulsa, la empresa que gestiona el Wikinz Center de Madrid, explicó que la esencia de la administración del gran local es la sostenibilidad.

«Es el tercer del mundo por actividad. El año pasado se organizaron 179 eventos. 93 fueron musical y 62 deportivos. En el Wizink juega el Real Madrid de baloncesto, el Estudiantes, la selección español, se hacen competiciones de kárate, de yudo… Pasaron un millones de personas», dijo.

Álvaro Galán, Almudena Rivera, Luis Leardy -moderador-, María Laffite y Álvaro Ferrol. Foto: Carlos Berbell/Confilegal.

Por otra parte, el subcampeón olímpico de boccia en Sydney 2000, Álvaro Galán, habló de cómo se cumplió su sueño de disputar y ganar una medalla en unos Juegos desde que se lo planteó tras los éxitos de Barcelona’92.

«Deporte inclusivo es un eufemismo, y no todas las personas necesitamos la misma intensidad de apoyo. El deporte paralímpico me permitió la inclusión real. A veces, para llegar a la meta el camino más rápido no es el recto», subrayó.

Fue en la tercera mesa, sobre «Deporte inclusivo» moderada por Luis Leardy, quien explicó que el deporte inclusivo es el que practican personas con discapacidad y sin discapacidad, conjuntamente, donde la periodista Almudena Rivera, de Marca, hizo hincapié en que el concepto «discapacitado» no es correcto.

«Muchos deportistas paralímpicos corren más rápido que yo, nadan más rápido que yo. ¿Quién es de verdad el discapacitado? El concepto no es nada preciso. En los Juegos Olímpicos de Barcelona del 92 España consiguió 22 medallas. En los Juegos Paralímpicos, nuestro país está en las 104 medallas. Somos una potencia. Y no nos damos cuenta», dijo.

María Laffite, abogada de Sevilla, puso el dedo en la llaga: «A diferencia de los deportistas olímpicos, que se dedican en exclusiva a ello, los paralímpicos tienen que compaginar su vida profesional con el deporte. El mérito es inmenso».

Terminó interviniendo Álvaro Ferrol, gestor de patrocinios de Liberty Seguros: «Se habla de inserción del deportista cuando deja de practicar deporte, cuando en realidad ellos ya están ‘insertados’. Las leyes sobre deporte y discapacidad son muy difusas. En el anteproyecto de ley del deporte sí se nota un gran cambio, pero es necesario que éste acabe regulándose y se plasme en medidas concretas. Lo más necesario es una medida económica, y una labor investigadora», concluyó.