Rechazada la petición de ‘el Chapo’, a la espera de su sentencia el próximo 25 de junio, para mejorar su estancia en prisión
El capo de la droga escapó dos veces de prisiones de máxima seguridad en México antes de su captura final en enero de 2016. Foto: EP

Rechazada la petición de ‘el Chapo’, a la espera de su sentencia el próximo 25 de junio, para mejorar su estancia en prisión

La Fiscalía se había opuesto por considerar que el narcotraficante mexicano busca una oportunidad para fugarse
|
05/6/2019 11:09
|
Actualizado: 05/6/2019 11:13
|

Un juez estadounidense ha rechazado la petición realizada por el narcotraficante mexicano Joaquín Guzmán, más conocido como «el Chapo» Guzmán, para mejorar su estancia en prisión.

El líder del cartel de Sinaloa, de 61 años, está a la espera de su sentencia el próximo 25 de junio.

Lleva 27 meses en una celda de confinamiento en el Centro Penitenciario Metropolitano de Nueva York.

El pasado 12 de febrero, Guzmán fue declarado culpable de dirigir una organización criminal como líder del cártel mexicano de Sinaloa, y fue condenado por narcotráfico, tráfico de armas y blanqueo de dinero, entre otros cargos.

Se enfrenta a una sentencia de cadena perpetua sin posibilidad de reducción de condena.

En mayo solicitó a través de sus abogados salir dos horas al patio a la semana y acceso al resto de encarcelados, entre otras cosas.

El juez federal Brian Cogan rechazó el lunes todas las peticiones formuladas por la defensa.

«Estoy de acuerdo con el acusado en que su conducta fue y sigue siendo ejemplar, pero esa conducta es una consecuencia directa de las estrictas condiciones de confinamiento en las que se encuentra. Su buen comportamiento no es una razón para modificarlas, es una razón para mantenerlas», ha dicho el juez.

Se ha alineado con la Fiscalía, que había alertado de que la solicitud para rebajar la vigilancia sobre ‘el Chapo’ podría esconder un posible plan de fuga.

La defensa insistió en que la reclusión de su cliente en una celda sin ventanas de una dimensión de 3×2,5 metros y con la luz permanentemente encendida «viola la prohibición de la Octava Enmienda de castigos crueles e inusuales, así como las normas fundamentales sobre la decencia humana».

El juez manifiesta que estas condiciones responden al historial específico del Chapo, «que incluye dos fugas de prisión», y a sus crímenes, entre los que ha citado el haber dirigido el cártel de Sinaloa desde la prisión y haber estado implicado en numerosas conspiraciones para asesinar a sus enemigos.

El capo de la droga escapó dos veces de prisiones de máxima seguridad en México antes de su captura final en enero de 2016. Fue extraditado a Estados Unidos en enero de 2017.

Fue detenido por primera vez en 1993 en Guatemala, desde donde fue extraditado a México.

Se fugó en 2001 y volvió a ser arrestado en suelo mexicano en 2014, pero logró escaparse de nuevo en 2015.

El ‘narco’ mexicano ascendió al puesto del criminal más buscado de Estados Unidos tras la muerte del exlíder de Al Qaeda Usama bin Laden en 2011, y fue declarado ‘enemigo público número uno’ en Chicago, como lo fue el gánster Al Capone.

Guzmán está acusado de introducir toneladas de cocaína, heroína, marihuana y metanfetamina a Estados Unidos como líder del Cartel de Sinaloa.

Ha sido juzgado durante once semanas, en las que han desfilado por el tribunal más de 50 testigos, entre ellos 14 antiguos socios de Guzmán que habían acordado cooperar con los fiscales estadounidenses.

La defensa ha argumentado que el verdadero responsable de dirigir el Cartel de Sinaloa es Ismael Zambada, ‘El Mayo’ Zambada, un capo de la droga que continúa en libertad, y la Fiscalía ha asegurado que ambos narcotraficantes eran socios.

Tras el veredicto del jurado, el abogado de Estados Unidos para el Distrito Este de Nueva York, Richard Donoghue, habló de «victoria».

«Este veredicto es una victoria para el pueblo estadounidense que ha sufrido tanto y tanto tiempo, mientras Guzmán hizo miles de millones vertiendo veneno en nuestra frontera sur», señaló.

«Este veredicto es una victoria para los mexicanos que han perdido más de 100.000 vidas en la violencia relacionada con las drogas», agregó, antes de hablar de «victoria para todas las familias que han perdido a un ser querido en el agujero negro de la adicción».

«Hay quienes dicen que no vale la pena luchar la guerra contra las drogas. Esas personas están equivocadas», manifestó, y recalcó que el Gobierno espera una sentencia a cadena perpetua sin libertad condicional.

«No hay escapatoria ni retorno», sentenció.

 

Noticias Relacionadas:
Lo último en Tribunales