PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

El abogado Rodríguez Menéndez será juzgado por 9 delitos que, juntos, suman 42 años de cárcel

LA MAGISTRADA LE EXIGE UNA FIANZA DE 120.000 EUROS El abogado José Emilio Rodríguez Menéndez se enfrenta a una acusación que podría volver a llevarlo a la cárcel. Foto: Carlos Berbell/Confilegal.
|

El conocido abogado José Emilio Rodríguez Menéndez, de 68 años, volverá a sentarse próximamente en el banquillo de los acusados para responder por 9 delitos que, juntos, suman 42 años de cárcel.

Así lo ha decidido la magistrada Belén Sanchez Hernández, titular del Juzgado de Instrucción 39 de Madrid, que ha acordado el auto de apertura de juicio oral por un delito de organización y grupo criminal, otro de falsificación de documentos públicos, un delito de estafa, un delito de apropiación indebida, otro de blanqueo de capitales, de usurpación de funciones y de intrusismo profesional, un delito de fraude procesal, un delito de coacciones y un delito de «phising».

PUBLICIDAD

En el auto, al que ha tenido acceso Confilegal, además, se le impone a Rodríguez Menéndez una fianza de 120.000 euros para responder a las responsabilidades pecuniarias. 

PUBLICIDAD

Son cuatro los denunciantes Ángel Luis Esteban, Isaac Serrano, Cristina Ruiz y Jesús Vita, todos ellos «inversores» en un negocio inexistente, que supuestamente se inventó el abogado.

A los dos primeros les habría estafado la cantidad de 33.100 euros a cada uno y a los dos últimos, la misma cantidad, haciéndoles creer que estaba poniendo en marcha en Buenos Aires, Argentina, un negocio de compra-venta de petróleo con la empresa petrolera argentina YPF, según su abogado, José María Garzón, de Garzón Abogados.

PUBLICIDAD

EN QUE CONSISTIÓ LA SUPUESTA ESTAFA

Los 99.300 euros se habrían invertido en la constitución de tres empresas (Energy Global Investment, S.A.; Latin American Petrolium Co.; e Hidrocarburos American Co.), como capital social, pago de impuestos, viajes y otros conceptos, de las que Rodríguez Menéndez sería el representante legal, además del intermediario del negocio.

«Estas tres sociedades se constituirían con el fin de que a través de ellas se procediera a la compra-venta y suministro de petróleo con la entidad estatal energética YPF», dice el escrito de acusación que la fiscal, Rosa Mayoral, dirigió al Juzgado, una vez que culminaron las diligencias previas y como paso previo a esta auto de  apertura de juicio oral.

Rodríguez Menéndez logró convencer a los inversores de que el negocio tenía una alta rentabilidad y que, gracias a sus contactos argentinos, país en el que vivió 7 años, el retorno de la inversión y los beneficios estaban asegurados.

PUBLICIDAD

«El acusado, guiado por el propósito de obtener un enriquecimiento injusto, una vez recibidas las cantidades, no las depositó en ninguna entidad financiera y se las quedó para sí y siendo que las sociedades no fueron dadas de alta en el AIFP (Administración Federal de Ingresos Públicos de la República Argentina) y no fueron registradas en el CUIT (Código Único de Identificación Tributaria que se utiliza en el sistema tributario de la República Argentina para poder identificar inequívocamente a las personas físicas o jurídicas autónomas, susceptibles de tributar)», dice la fiscal en su escrito.

Por ello solicita, en su escrito de acusación contra el abogado, la imposición de una pena de 4 años de cárcel y una multa de 3.600 euros por un supuesto delito de estafa de 73.700 euros –cantidad que difiere de la de los denunciantes– a las cuatro personas mencionadas.

PUBLICIDAD

DE SER CONDENADO POR TODOS LOS DELITOS TENDRÍA QUE CUMPLIR 24 AÑOS DE CÁRCEL 

El abogado de los denunciantes solicita, por su parte, por el primer delito, el de organización e inhabilitación especial, la pena de 8 años de prisión; 3 años por el de falsificación en documento público; 6 años por el de apropiación indebida; 6 años por el de estafa; 6 años, igualmente, por el de blanqueo de capitales así como 297.000 euros de multa; 2 años por el de usurpación de funciones; 6 años por el de fraude procesal, 3 años por el de coacciones; y 2 años por el de «phising».

Todos ello suman 36 años, que, de ser condenado por todos, se quedarían en 18. El triple de la condena mayor, que sería la de 8 años.

Garzón Abogados 99.300 euros, más 20.700 euros, como cantidad solidaria para todos los denunciantes.

De ahí la fianza de 120.000 euros.

RODRÍGUEZ MENÉNDEZ FUE CONDENADO ANTES DOS VECES

Rodríguez Menéndez, que actualmente ejerce la abogacía en Madrid, fue condenado dos veces en la década de 2000.

PUBLICIDAD

La primera fue en julio de 2002. La Sección Primera de la Audiencia Provincial de Madrid le condenó a dos años de prisión por la distribución, en 1997, de un vídeo de contenido sexual del entonces director de El Mundo, Pedro J. Ramírez, tipificado como delito contra la intimidad.

La segunda tuvo lugar en febrero de 2005.

El tribunal de la Sección 17 de la misma Audiencia –del que formaba parte la actual alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena– lo condenó por un delito continuado contra la Hacienda Pública a 6 años de prisión, multa de 24.753.698,52 euros y a indemnizar con 1.839.716,85 euros a la Hacienda, además de suspenderle sus derechos a ejercer la profesión durante el tiempo de la condena.

Esta nueva condena, a pesar de no ser firme, reactivó la anterior, que sí que lo era. En consecuencia, la Audiencia Provincial decretó, en junio de 2005, su inmediato ingreso en prisión.

Rodríguez Menéndez la evadió huyendo a Argentina. La justicia española dictó una orden internacional de búsqueda y captura.

El letrado fue finalmente detenido en julio de 2005 en Argentina cuando salía de un restaurante en compañía de su esposa de entonces.

Fue ingresado en una prisión argentina pero una juez le dejó en libertad en ese país.

REGRESÓ DE INCÓGNITO A ESPAÑA

Rodríguez Menéndez, sin embargo, regresó a España, de incógnito, apenas 10 meses después, en mayo de 2006, para visitar a su madre que había caído gravemente enferma.

Entonces fue detenido por la Policía.

Cinco meses más tarde, en octubre, la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo elevó la condena del delito contra la Hacienda Pública de 6 a 10 años de cárcel al estimar que en vez de un solo delito continuado se habían producido cuatro delitos, a los que le correspondían cuatro penas de dos años y medio cada una.

Lo que hicieron un total de 10 años de cárcel que se redujeron a 7 años y medio de cumplimiento en prisión.

Sumadas las dos condenas, le restaba de cumplir 9 años y seis meses de prisión.

LA SEGUNDA HUIDA

Rodríguez Menéndez permaneció en prisión hasta agosto de 2008, fecha en que se fugó, otra vez a Argentina, aprovechando un permiso de cuatro días de la prisión de Teixeiro, donde cumplía condena.

Las autoridades españolas trataron, sin éxito, de extraditarle repetidas veces.

El abogado regresó a España principios de 2014, una vez que las dos condenas, así como la fuga de la cárcel gallega, habían prescrito.

Sin embargo, lo que no ha prescrito es la responsabilidad civil establecida en la sentencia de 2005.