PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

El abogado laboralista, Carlos Javier Galán, futuro magistrado de lo social por el cuarto turno

Dos Letrados de la Administración de Justicia y cinco jueces sustitutos, entre los seleccionados en esta última convocatoriaCarlos Javier Galán ha sido propuesto para ser magistrado por el turno de “juristas de reconocida competencia con más de diez años de ejercicio profesional”.
|

El abogado laboralista y profesor Carlos Javier Galán ha sido propuesto por el tribunal calificador para acceder a la condición de Magistrado de lo Social por el turno que la Ley Orgánica del Poder Judicial reserva a “juristas de reconocida competencia con más de diez años de ejercicio profesional”.

Es el único de los finalmente aprobados que no había desempeñado hasta la fecha funciones en ningún órgano judicial como juzgador ni como Letrado de la Administración de Justicia.

PUBLICIDAD

Galán fue fundador y primer presidente de la Sección de Derecho Laboral del Colegio de Abogados de Madrid, desempeñando su cargo entre los años 2014 y 2018.

PUBLICIDAD

Se colegió como ejerciente en 1990 y, desde principios de la década de los 2000, su dedicación preferente ha sido el Derecho del Trabajo.

Es profesor de esta materia en el Máster de Abogacía de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC). Entre su producción bibliográfica están los títulos “La Empresa ante las Administraciones Públicas”, “Nóminas, Seguridad Social y Contratación Laboral”, “Derecho Laboral para No Expertos”, “La empresa ante la Inspección de Trabajo” y “Flexibilidad laboral. Herramientas legales para la empresa”, además de haber coordinado la obra colectiva “La empresa ante las bajas por incapacidad temporal”.

PUBLICIDAD

Es también autor de un buen número de artículos y colabora, entre otro medios, con Confilegal.

Es presidente de la Asociación Española de Abogados de Economía Social (AESOC) y socio de la Asociación Nacional de Laboralistas (ASNALA).

La actual convocatoria del conocido coloquialmente como “cuarto turno” para la jurisdicción Social se abrió en abril de 2018 y a ella concurrieron en principio 116 candidatos, de los cuales 8 han sido los finalmente aprobados.

PUBLICIDAD

Carlos Javier Galán se muestra ilusionado ante este nuevo reto profesional tras tres décadas como abogado laboralista.

“He pasado de una cierta incredulidad porque era un proceso complicado y muchos aspirantes de alto nivel, a otra de ilusión por haber conseguido el objetivo y ahora entro en otra de responsabilidad. Es una función importante la judicatura y hay que mentalizarse para asumir este nuevo desempeño profesional”.

PUBLICIDAD

Para este jurista “ el cuarto turno es la vía de entrada para muchos juristas que destacaron en la abogacía o en la docencia puedan llegar  a la judicatura y puedan aportar su experiencia. En mi caso, como abogado ejerciente, junto a los jueces que tienen una visión teoríca y experiencia en estrados, los abogados tenemos una visión cercana de los problemas del justiciable porque hemos sido asesores de empresas y de trabajadores desde hace años.  Conocemos su problemática y que opinan de la aplicación de las leyes”.

Nuestro interlocutor reconoce que estaba en un momento idóneo para asumir otros retos profesionales “siempre estás aprendiendo a diario pero creo que a nivel de madurez profesional era la oportunidad de asumir otros retos profesionales. Eso fue lo que me hizo plantear el cmabio de sitio de la mesa. De defender a las personas y sus problemas a aportar como juez la experiencia que atesoro para resolver este tipo de conflictos laborales de toda índole”.

Galán reconoce que habrá un cambio profesional y personal importante.

“A nivel profesional, el cambio es importante por lo antes comentado en cuanto al papel de los jueces en la jurisdicción social. Ahora buscaremos el equilibrio y la equidad entre dos posturas en principio diferentes”.

Al mismo tiempo, a nivel personal supondrá un cambio de destino geográfico y que puede suponer un cambio de residencia de forma temporal.

PUBLICIDAD

UN RETO LABORAL APETECIBLE

Sobre la jurisdicción social y los juzgados colapsados, el futuro magistrado de lo Social señala que “aunque pensábamos que tras la crisis económica iba a disminuir el número de asuntos pero el CGPJ ya destacó  que se han batido récords de entrada en la jurisdicción social”.

Al mismo tiempo reconoce que le atrae los nuevos retos laborales que se vislumbran a nivel de nuevas profesiones o nuevos derechos digitales a desarrollar en el mundo del trabajo.

La litigación crece pero esperamos que la a administración de justicia invierta más recursos y cree más plazas judiciales”, apunta.

En su opinión el crear leyes más concretas y específicas sin tantos problemas de interpretación “favorecerá que hay menos litigiosidad”.

Al mismo tiempo espera que la jurisdicción social siga incrementando el uso de métodos extrajudiciales, como la mediación o conciliación para resolver una parte de estos asuntos que llegan a nuestros juzgados.

“Hay que avanzar en esta línea, sin lugar a dudas, también”.

La número uno en puntuación de la convocatoria ha sido Margarita Rosa Fons, profesora asociada de la Universidad de las Palmas de Gran Canaria y jueza sustituta adscrita al TSJ de Canarias desde 2003.

A Galán, número 3 del listado oficial, le acompañan en la relación de aprobados Yolanda Urban (2), Eva Díaz (5), María Romero-Valdespino  (6) y Ana Marina Conejo  (8), que también han ejercido como jueces sustitutas en Madrid y Barcelona. Completan la lista dos letrados de la Administración de Justicia, Pedro Abrisqueta Costa (4) y Joaquín Torro Enguix (7).

Para superar la convocatoria del llamado “cuarto turno” son objeto de baremación los méritos de los aspirantes (formación recibida, experiencia profesional acreditada, libros y artículos publicados, docencia impartida, etc.) y ha de superarse un examen (consistente en la elaboración de un dictamen jurídico).

Finalmente, se recaban informes reservados de distintas entidades y se mantiene una entrevista personal.

El tribunal calificador del turno Social ha estado presidido por la magistrada de la Sala IV del Supremo Lourdes Arastey.

Simultáneamente se convocaron cuatro plazas de Magistrado en el orden Contencioso-administrativo, cuya resolución no se ha publicado aún.

Una vez que el Consejo General del Poder Judicial confirme las propuestas, los seleccionados serán convocados a un período de formación en la Escuela Judicial de Barcelona de un mes  y a la realización de prácticas en órganos judiciales durante otros do, antes de recibir sus despachos y tomar posesión del cargo en el primer destino.

“Es posible que empecemos el 2020 como magistrado de lo social, si se cumplen los plazos”.