PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Patricia Suárez, ASUFIN: “El comportamiento de Bankia hacia el Colegio de Barcelona es irresponsable y antisistema”

Sobre estas líneas, Patricia Suárez, la presidenta de ASUFIN, con la sede central de Bankia, en Madrid, en una pantalla, detrás de ella.
|

La presidenta de ASUFIN, asociación de consumidores especializada en la defensa de los abusos bancarios, Patricia Suárez, ha salido en defensa pública del Colegio de la Abogacía de Barcelona (ICAB) y contra la demanda que Bankia ha interpuesto contra esta corporación de derecho público.

Para empezar, recuerda que en 2016 denunciaron que Bankia habría cobrado por costas calculadas en base a los criterios orientativos de los Colegios de Abogados, a los que ahora denuncia, entre 700 y 1.000 millones de Euros.

PUBLICIDAD

Por eso, “El comportamiento de Bankia hacia el Colegio de Barcelona es irresponsable y antisistema”, afirma  Suárez.

PUBLICIDAD

“Bankia abusó de sus clientes, que tuvieron que acudir masivamente a los tribunales para recuperar su dinero y vieron como la entidad alargaba los procedimientos para retrasar la devolución de los importes», añade.

La decisión de esta entidad financiera de demandar, ahora, al Colegio de Barcelona pone de manifiesto el doble rasero de Bankia, que tuvo que ser rescatada por los españoles y que abusó de nuestro sistema judicial para retrasar el pago a los afectados por preferentes”, señala.

PUBLICIDAD

De acuerdo con Suárez, Bankia ha sido la gran beneficiada de un sistema de tasación de costas, que ahora denuncia, en la época de desahucios y lanzamientos cuando ganaban casi todos los asuntos tramitados como“pleitos masa”.

En esa época, Bankia no tenía ninguna objeción en reclamar y cobrar las costas a unos consumidores que habían perdido sus viviendas y aun así debían seguir pagando los créditos hipotecarios.

Suárez recuerda también que la entidad financiera tampoco quiso acogerse a las posibilidades de llegar a acuerdos extra judiciales con los consumidores en materia de cláusulas suelo establecidos en el Real Decreto-Ley1/2017 y obligó a los perjudicados a acudir a los tribunales, provocando el colapso de los juzgados.

PUBLICIDAD

Por eso nuestro apoyo, ahora y antes, a la abogacía del consumo, sin la cual las víctimas por todos los abusos bancarios de este país no habría recuperado su dinero. Solo con abogados especializados que puedan cobrar unos honorarios podremos combatir los abusos de las grandes corporaciones”, concluye.

PUBLICIDAD