PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Andreu Camps, Kepa Larumbe y José Manuel Maza Muriel, nuevos miembros del Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS)

Andreu Camps, Kepa Larumbe y José Manuel Maza Muriel, los elegidos.
|

El secretario general de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), Andreu Camps; el exasesor jurídico de la RFEF  y profesor del Instituto Nacional de Educación Física de Cataluña de la Universidad de Lleida, Kepa Larumbe; y el jefe del Departamento de la Dirección de Servicios Jurídicos del Real Madrid, José Manuel Maza Muriel, han sido nombrados miembros del Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS, en sus siglas en francés «Tribunal Arbitral du Sport»), la máxima institución del derecho deportivo internacional.

Con estas tres incorporaciones, España pasa a contar con 15 miembros en el TAS, de un cuerpo de más de 300 árbitros de todas las nacionalidades en sus tres sedes en el mundo: Lausanne, Suiza; Nueva York, Estados Unidos; y Sidney, Australia.

PUBLICIDAD

Además de los citados, Camps, Larumbe, y Maza Muriel, los españoles que forman parte del TAS son José María Alonso Puig –decano del Colegio de Abogados de Madrid–; Miguel Cardenal Carro, ex secretario de Estado del Deporte y director del Centro de Derecho Deportivo y profesor de derecho laboral en la Universidad Rey Juan Carlos, de Madrid; Bernardo Cremades, socio senior de Bernardo Cremades y Asociados y catedrático; José María Cruz, abogado; Félix de Luis, socio director de la firma Legal 21; Carlos Del Campo Colás, director asistente al presidente de LaLiga; Miguel Angel Fernández-Ballesteros, profesor de derecho procesal; Jordi Lopez Batet, abogado; Carmen Núñez-Lagos, socia en la firma Hogan Lovells; José Manuel Otero Lastres, profesor de derecho mercantil en la Universidad de Alcalá de Henares; José Juan Pintó Sala, presidente del bufete Pintó Ruiz, S.L.; y Pedro Tomás Marqués, abogado y socio en Gestion de Inversiones en Deporte, S.L.

PUBLICIDAD

El TAS es un organismo independiente. Fue creado por el Comité Olímpico Internacional en 1984 por el entonces presidente, el español, Juan Antonio Samaranch, para dirimir las disputas que se produjeran durante los Juegos Olímpicos.

Hoy en día su jurisdicción voluntaria se ha extendido a todos los deportes, incluyendo al fútbol; UEFA y FIFA se someten a sus decisiones. Su función es, precisamente esa: dirimir disputas deportivas mediante el arbitraje. 

PUBLICIDAD

Tribunal de Arbitraje Deportivo, de la misma forma que hace durante la celebración de los Juegos Olímpicos, opera también en los campeonatos mundiales de fútbol o de continentes.

En términos generales, una controversia sólo puede someterse al TAS si existe un acuerdo de arbitraje entre las partes que especifique el recurso al TAS. La idea de Samaranch derivó en una pieza esencial para el deporte en el mundo. 

De acuerdo con la regla 61 de la Carta Olímpica, todas las controversias relacionadas con los Juegos Olímpicos sólo pueden someterse a este tribunal deportivo. Todas las federaciones internacionales olímpicas tienen reconocida la jurisdicción del TAS para, al menos algunas controversias.

PUBLICIDAD

En cumplimiento del Código Mundial Antidopaje 2009, todos los signatarios, incluidas todas las federaciones internacionales olímpicas y los Comités Olímpicos Nacionales, han reconocido también la competencia del TAS en esta materia.

A partir de 2016, una división antidopaje de jueces del TAS que se ocupa de casos de dopaje en los Juegos Olímpicos, en sustitución de la comisión disciplinaria del Comité Olímpico Internacional.

PUBLICIDAD

Estas decisiones pueden ser apeladas ante el tribunal ad hoc del TAS de la ciudad sede de los Juegos Olímpicos o, si el tribunal ad hoc ya no está disponible, ante el TAS permanente.

También decide sobre los casos generados en FIFA y UEFA.

Uno de los casos más sonados fue su decisión de obligar a la atleta sudafricana, Castor Semenya, a reducir sus altos niveles de testosterona en sangre con medicación si quiere seguir compitiendo en pruebas femeninas. El TAS desestimó el recurso de la doble campeona olímpica y triple mundial de 800 metros.

Entre sus últimos laudos se encuentra también el caso del delantero peruano José Paolo Guerrero Gonzales, que fue sancionado en mayo del año pasado con una sanción de 14 meses por haber dado positivo en cocaína en un control antidoping, aunque el TAS reconoció que Guerrero no trató, con ello, de potenciar su capacidad física.

 

PUBLICIDAD