PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Primera sentencia condenatoria contra el cártel de camiones en Cataluña

Un juzgado de Barcelona condena a IVECO a devolver a un transportista el 10% del valor del camión que adquirió en 2007El transportista compró un IVECO Stralis similar al de la foto. Foto: IVECO.
|

El titular del Juzgado de lo Mercantil 7 de Barcelona, Raúl N. García Orejudo, ha condenado al grupo italiano CNH Industrial  a pagar 9.164 euros –más los intereses legales– a un transportista que adquirió, en 2007, un camión de la marca IVECO Stralis, fabricado por IVECO S.p.A., la división fabricante de furgones, camiones ligeros y pesados, camiones 4×4, camiones de bomberos, autobuses y transporte terrestre militar de CNH Industrial.

El hombre pagó por su camión 91.640 euros, IVA incluido, cantidad que corresponde al «sobrecoste del 10 por ciento», que el magistrado García Orejudo considera que pagó de más.

PUBLICIDAD

Esta es la primera sentencia condenatoria en Cataluña contra el cártel de camiones que durante catorce años pactó un sobre coste por los vehículos que venían las marcas DAF, Daimler-Mercedes, Iveco, Volvo-Renault y MAN. 

PUBLICIDAD

El abogado Marc Garcia Marsà, de la Asociación de Consumidores Reunidos (ACOREO) en Barcelona y representante del transportista, considera que la sentencia «representa un paso muy importante para todos los afectados ya que liquida un daño previamente reconocido por la Unión Europea, identifica el período de tiempo, los infractores y entiende que fue la parte demandada quien repercutió el sobrecoste a las filiales”.

La asociación recuerda que pueden reclamar todos aquellos que hayan adquirido algún vehículo nuevo de transporte de mercancías de masa máxima superior a seis toneladas de las marcas DAF, Daimler-Mercedes, Iveco, Volvo-Renault y MAN entre los años 1997 y 2011, independientemente de si se encuentra o no en activo.

PUBLICIDAD

Estas compañías fueron multadas por la Comisión Europea con 2.924.000 de euros en 2016 por formar un cártel que pactó los precios de los camiones vendidos en Europa entre 1997 y 2011. En España se calcula que hay aproximadamente 150.000 transportistas afectados.

La sentencia, de primera instancia, no es firme y puede ser recurrida por CNH Industrial.

PUBLICIDAD