PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

«El público extranjero está ansioso por oír hablar de algo que suene a fútbol español», según el director de Internacional del Alcorcón

José Antonio González Barato es es especialista en desarrollo internacional y actualmente director de esa área en la Agrupación Deportiva Alcorcón.
|

José Antonio González Barato –«Josele»–, de 38 años, es especialista en desarrollo internacional y actualmente director de esa área en la Agrupación Deportiva Alcorcón. Antes fue técnico de captación del Real Madrid, director deportivo de la Real Federación Española de Fútbol, técnico y jugador.

El 27 de octubre de 2009 «Josele», como se le conoce en el mundo del fútbol a este cordobés afable, tuvo una epifanía, o un «momento eureka», en el que lo vio todo claro, diáfano. 

PUBLICIDAD

Ese día este modesto club de una localidad dormitorio al suroeste de Madrid eliminó de la Copa del Rey nada menos que al Real Madrid.

PUBLICIDAD

Ese día entendió que uno de los desarrollos del negocio del fútbol estaba en la expansión internacional.

Una expansión que venía de la mano de la estrategia implementada por Javier Tebas, entonces vicepresidente de la Liga de Fútbol Profesional –hoy en día es presidente–, explorando mercados hasta entonces desconocidos, com China, Japón o Corea.

PUBLICIDAD

«Josele» identificó con facilidad las necesidades de su club, principalmente la captación de fondos. Fondos que sirven para contratar mejores jugadores que acaban por hacer grande al club.

Una vez dado ese paso, el siguiente fue salir fuera, a explorar mercados donde hacer posicionamiento de marca. Y lo hizo.

Hoy en día, la AD Alcorcón, equipo fundado en 1971 y que milita, desde la temporada 2010/2011 en la Segunda División, está presente en 77 países en los que se venden camisetas del Alcorcón y se enseña fútbol «a la española». 

PUBLICIDAD

Países tan dispares como Israel u Honduras, por ejemplo, en los que se desarrollan acciones, pruebas, eventos para niños, adultos y cuerpos técnicos. La exportación de su «know how», de sus conocimientos, han hecho que el nombre del Alcorcón sea escuchado a miles de kilómetros de España.

«El público extranjero está ansioso por oír hablar de algo que suene a fútbol español. No se imagina el interés que existe», explica «Josele». 

PUBLICIDAD

La compraventa de clubes pequeños y no tan pequeños, además, se está convirtiendo en algo cotidiano en España. Tanto por parte del capital extranjero como del nacional. Muchos de esos compradores son agencias de representación que quieren dar visibilidad a sus representados.

«Sólo en lo que va de año se han comprado más de 50 o 60 clubes», cuenta.

«Las ciudades también potencian sus equipos. Tener un equipo fuerte le deja a la ciudad fuertes beneficios, posicionamiento de sus comercios, visitas de las hinchadas rivales y de jugadores y cuerpo técnico, etc.», añade.

Pero para que el dinero «aterrice» es necesario mover muchas herramientas en redes sociales, hacer mucho marketing, generar «merchandising»…

Es de ese proceso, la parte intermedia de la gestión de la que se ocupa «Josele» para el Alcorcón.

PUBLICIDAD
«Cuando un jugador extranjero menor viene a vivir la experiencia al club, al Alcorcón, nos encargamos de todo. Le alojamos en una residencia, le ponemos un tutor, grabamos sus torneos, emitimos informes de su evolución, comprobamos el seguimiento de pautas, ponemos a su disposición un nutritionists. Hacemos, en suma, una gestión integral para que el jugador se encuentre a gusto», cuenta «Josele».

ALCORCÓN, ESCUELA INTERNACIONAL DE FÚTBOL PARA JUGADORES MENORES

El Alcorcón, de hecho, se ha convertido en una escuela internacional de fútbol. Una cantera que enseña la forma de jugar al fútbol a la española. Gran parte de ese interés reside en las dos Copas de Europa de selecciones de 2008 y 2012 y la Copa del Mundo de 2010 así que como las tres Copas de Europa, conseguidas de forma consecutiva por el Real Madrid en 2015-2016, 2016-2017, 2017-18.

O las «Europa League» del Atlético de Madrid 2011-2012, 2017-2018 y las tres Supercopas de Europa de 2010, 2012, 2018, la última ganada al Real Madrid.

«Cuando un jugador extranjero menor viene a vivir la experiencia al club, al Alcorcón, nos encargamos de todo. Le alojamos en una residencia, le ponemos un tutor, grabamos sus torneos, emitimos informes de su evolución, comprobamos el seguimiento de pautas, ponemos a su disposición un nutritionists. Hacemos, en suma, una gestión integral para que el jugador se encuentre a gusto», señala.

La estancia de los menores en España incluyen también el seguro médico.

Las residencias, que también están popularizándose porque cada vez son más demandadas por los diferentes clubes, tienen «en la recepción de extranjeros, tanto jugadores como cuerpos técnicos, una jugosa línea de ingresos porque no en vano tenemos lo que para casi todos es la mejor Liga del mundo«.

Y añade: «Ciertos países en los que el poder adquisitivo es muy alto, como pudieran ser Japón o Emiratos Árabes, cada vez utilizan más aEspaña como destino. Y no hay que olvidar que el nacional de estos países suele ser muy caprichoso y se deja una cantidad importante de dinero en este tipo de estancias«.

¿Cómo ve el problema de los impagos en el mundo del fútbol? No rehuye la pregunta.

«Siempre el que paga los platos es el de abajo. La Primera y la Segunda División no tienen problemas porque es la Liga de Fútbol Profesional la que suple los salarios en caso de impago. La Primera y la Segunda División  son responsabilidad de LaLiga, mientras que los clubes de divisiones inferiores tienen muchísimos problemas y menos soluciones», apunta.

«Josele» no ve la propuesta que Iván Villar, el representante de los jugadores que militan en Segunda B, en Tercera y en las Preferentes de la Comunidad de Madrid, de que existía un sistema parecido al fondo de garantía salarial o el sistema de previsión social que existía en el mundo de los actores, en el que un tanto por ciento muy pequeño del salario de todos los futbolistas fuera a un sistema de previsión social que evitara estos ejemplos.

«Creo que eso va a ser difícil precisamente por lo que decía, al ser competencia una cosa de la LaLiga y otra de la Federación, llegar a un acuerdo por el bien común será complicado…», opina.

Sobre el tema de los amaños de los partidos y la corrupción en el fútbol, «Josele» reconoce que existen demasiados intereses en el fútbol profesional. «Yo prefiero mi parcela. La del fútbol base. Ese tío es el fútbol puro», cuenta.

La última pregunta es de las de cajón. ¿Se atreve a sintetizar en pocas palabras el secreto del Alcorcón?

«Josele» se ríe abiertamente.

«No es solo una cosa. El éxito del Alcorcón es la suma de muchas acciones, de muchas personas. En mi área en concreto, la del desarrollo internacional, estos años pasados han sido increíbles. Nos hemos convertido, incluso, en referencia para muchos clubes de Primera División. Y esto no tiene techo».