PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Tres hinchas logroñeses investigados tras amenazar e insultar a la linier de un partido de fútbol

La árbitro, Laura Bezares, a la derecha en la foto clásica del comienzo del partido. Foto: Haro Digital.
|

Los hechos acontecidos el pasado 19 de este mismo mes dejaron en nuestros campos locales un nuevo caso de violencia en el deporte.

Esta vez los sucesos se produjeron en Logroño, en el partido que enfrentaba al Club Deportivo Berceo contra el Club Deportivo Arnedo, ambos de Tercera División.

PUBLICIDAD

El encuentro tuvo que ser detenido a diez minutos del final debido a que varios aficionados arremetieron gravemente contra uno de los dos linieres  del encuentro que era mujer, Laura Bezares.

PUBLICIDAD

Los hechos, que se han hecho públicos este pasado sábado tras el comunicado emitido por la jefa de la Policía de La Rioja, culminó con la identificación y comparecencia de tres aficionados del equipo visitante, el Arnedo.

Los infractores, ambos tres varones de 19, 21 y 27 años, habitantes de dicha localidad logroñesa, han comparecido como investigados en la Jefatura Superior de Policía de La Rioja.

PUBLICIDAD

Los insultos y amenazas que tuvieron lugar en el encuentro se produjeron a diez minutos del término del mismo.

Los aficionados, enfadados por una decisión arbitral que consideraban injusta para su equipo, comenzaron a manifestar su descontento mediante comentarios vejatorios a la linier: «Hija de Puta”, “Puta”, ”Te vamos a matar”, ”Vete a fregar”, ”Sabemos dónde vives”, “Las mujeres no servís para nada”, “Eres Malísima”, “Esto no es lo tuyo”, “Todos los fines de semana igual.”

Amenazas que resonaron por todo el campo de “La Isla”.

PUBLICIDAD

La linier, tras conocer de los comentarios detuvo el juego, se dirigió a los delegados de cada equipo y solicitó que identificaran a los infractores.

Para ello se requirió de la participación de una patrulla de la Policía Nacional.

PUBLICIDAD

Éstos únicamente pudieron identificar a uno de ellos. Posteriormente, la investigación iniciada por la policía culminó con la identificación de los dos presuntos autores restantes.

Los hechos acontecidos en Logroño por esos tres aficionados, más allá de ser considerados como un delito trato degradante tipificado en el artículo 173.1 del Código Penal o el delito de amenazas recogido en el artículo 169 del mismo código, si se analiza desde el punto de vista del derecho deportivo podría aplicarse la Ley 19/2007.

Esta es denominada como “Ley contra la violencia, el racismo, la xenofobia y la intolerancia en el deporte”.

Esta ley, ya en su apartado segundo, especialmente en la letra c se establece: “Las declaraciones, gestos o insultos proferidos en los recintos deportivos con motivo de la celebración de actos deportivos, en sus aledaños o en los medios de transporte públicos en los que se puedan desplazar a los mismos, que supongan un trato manifiestamente vejatorio para cualquier persona por razón de su origen racial, étnico, geográfico o social, así como por la religión, las convicciones, la discapacidad, edad, sexo u orientación sexual así como los que inciten al odio entre personas y grupos o que atenten gravemente contra los derechos, libertades y valores proclamados en la Constitución”.

En el artículo 7 de la misma ley se considera que en caso de incurrir determinadas acciones, entre ellas, las que cometieron los aficionados del Arnedo, implicará la expulsión inmediata del recinto deportivo por parte de las fuerzas de seguridad, sin perjuicio de la posterior imposición de las sanciones eventualmente aplicables.

PUBLICIDAD