PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

El VAR, protagonista en los partidos del Barça, Real Madrid y Atlético

Un momento del lance en el encuentro entre el Sevilla y el Atlético de Madrid del pasado sábado.
|

Fueron tres las situaciones polémicas que se vivieron en los tres encuentros que disputaron dichos clubes.

El FC Barcelona que se enfrentaba al Levante en su campo (3-1 para el cuadro valenciano) mostraba como el jugador blaugrana Antoine Griezmann se encontraba en fuera de juego en el inicio de la jugada que acabaría con un penalti a favor del Barcelona.

PUBLICIDAD

El Atlético de Madrid, que se midió al Sevilla en su estadio, el Sanchéz Pijuán (1-1), cometió en los últimos instantes del encuentro una supuesta mano y retención ilegal en la línea de gol por parte del sevillista, el francés Jules Koundé.

PUBLICIDAD

Por último, el Real Madrid que recibía en el Santiago Bernabéu al Real Betis Balompié (0-0), también vivió una situación de tensión arbitral tras una supuesta mano del marroquí Zouhair Feddal Agharbi, que milita en el club hispalense, que tuvo en el área a la que el VAR no entró.

Por ello, analizaremos individualmente cada una de las actuaciones que se llevaron a cabo para proceder a determinar si la decisión arbitral es correcta o el VAR debería haber entrado a revisar.

PUBLICIDAD

Cronológicamente empezaremos con la situación vivida en el Levante vs FC Barcelona.

La problemática surge ya que Antoine Griezmann parte de una posición de fuera de juego en el inicio de la jugada que culminará en el derribo de Semedo, provocando así penalti y que finalmente Messi transformaría en gol.

Durante la jugada, en ningún momento un jugador del levante arrebata la posición el esférico al club catalán, por lo que nos encontraríamos en una misma jugada y no en una recuperación o jugada interrumpida.

PUBLICIDAD

Por ello tendrá que entrar en consideración el criterio del inicio del ataque.

El protocolo VAR de la International Football Association Board (IFAB) establece en su normativa una subjetividad manifiesta en cuanto a la consideración del inicio de la jugada.

PUBLICIDAD

Esta función, al considerarse puramente subjetiva, se asigna exclusivamente al árbitro VAR.

Este consideró la jugada atendiendo a este criterio y por tanto el protocolo VAR de la Asociación Internacional de Fútbol (IFAB, por sus siglas en inglés) no puede considerarlo como una infracción.

Independientemente de la consideración que tengan otros expertos o los propios aficionados, la disyuntiva atiende a la ausencia de criterio objetivo y por tanto el arbitraje se considera correcto, no analizando la jugada.

Pasaremos a analizar la situación producida en el Sevilla vs Atlético de Madrid.

La polémica se generó en el minuto 92.

PUBLICIDAD

Tras el rechace de Vaclik, Álvaro Morata remata el esférico que acaba impactando en Koundé. Este tras una “supuesta mano” a la que el árbitro ni la sala VOR entraron procedió a realizar una retención ilegal del balón sobre la línea de gol.

Una vez más, volvemos a recordar que las competencias del VAR serán penaltis, fueras de juego, errores de identidad, manos y tarjeras rojas. Una vez que se elimina el supuesto de penalti por mano de Koundé, se debe analizar la retención ilegal.

En caso de cometerse la misma no se pita penalti, sino libre indirecto y se saca a 5,50 metros.

Por ello, el VAR no puede entrar a resolver sobre la retención ya que no está dentro de sus competencias, dejando la problemática única y exclusivamente en manos de la decisión del colegiado. Este al considerar que no se produce retención ilegal, acabó pitando falta a favor del Sevilla por las arremetidas de Álvaro Morata al intentar meter en balón en el fondo de la red.

Por último, analizaremos la supuesta mano de Feddal en los últimos instantes del partido entre Real Madrid y Real Betis Balompié.

Feddal, jugador del Betis, que se lanzó con la esperanza de frenar el centro de Benzema, acaba desviándolo tras el impacto del esférico en su brazo.

El colegiado decide continuar la jugada ya que no considera que dicha acción sea punible.

¿Podría considerarse como punible dicha acción? A pesar de que el criterio de cada colegiado es diferente, lo que José María Sánchez Martínez y la sala VOR entendieron fue que realmente el esférico impacta en el brazo del futbolista.

El problema es que la posición del mismo es completamente natural ya que en el momento en el que se lanza a intentar detener el balón, la mano se dirige al suelo con voluntad de apoyarse no de detener el esférico.

Según se considera en el reglamento, este tipo de acciones no se consideran punibles ya que el jugador tiene la voluntad de buscar el suelo con la finalidad de apoyarse en la caída.

Estas fueron las tres acciones que tanta notoriedad mediática han tenido a lo largo del fin de semana en la primera división del fútbol español.

Aficionados y simpatizantes de cada uno de los equipos podrán tener consideraciones distintas o culpar a los árbitros de haber perjudicado a sus respectivos equipos.

Independientemente, las tres decisiones que se tomaron en cada uno de los encuentros se consideran legales ya que, en esta nueva evolución del fútbol, el VAR y los colegiados se encuentran muy supeditados no solo a la normativa sino también a su propia consideración.