PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

La RFEF rechaza la propuesta de Mediapro y presenta una propia para desactivar la huelga del fútbol femenino

Tras la reunión que tuvo lugar el pasado miércoles 6 de noviembre en la sede de la Federación en Las Rozas, la situación ha sufrido un cambio enormeImagen de un partido de la Liga Iberdrola entre Atlético de Madrid y Barça. Foto: Europa Press.
|

Como bien se analizaba en este diario, hace unos días se tenía noticia de la reunión que tuvo lugar en el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social con la participación de los representantes del mismo, del Consejo Superior de Deportes (CSD), la patronal y los sindicatos personados en la huelga del futbol femenino.

Tras la finalización de la reunión, las partes consideraban que se habían conseguido notables avances, incluso más que en el resto del proceso. Lo que pone de manifiesto que la implicación del gobierno en la huelga ha sido crucial.

PUBLICIDAD

Además, estos avances fueron favorecidos en gran medida por la propuesta que había realizado MEDIAPRO a la Asociación de Clubes de Fútbol Femenino (ACFF).

PUBLICIDAD

Pero tras la reunión que tuvo lugar el pasado miércoles 6 de noviembre en la sede de la Federación en Las Rozas, la situación ha sufrido un cambio enorme generando una duda generalizada en el fútbol femenino.

La reunión acogía a la propia Real Federación Española de Fútbol (RFEF) como organizador, la ACFF, la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) y las jugadoras de la selección española de fútbol que se encuentran concertadas en las instalaciones de la Federación con motivo de los encuentros internacionales que tendrán lugar este fin de semana.

PUBLICIDAD

Claramente, uno de los temas principales a tratar durante la reunión era  la opinión y posición de la Federación ante la supuesta solución que había propuesto MEDIAPRO y que contaba con el respaldo de gran parte del movimiento.

Rubiales, a favor de desbloquear la situación

Luis Rubiales, presidente de la RFEF, mostró su postura encaminada a ayudar a desbloquear la situación que está viviendo el fútbol femenino actualmente a pesar de que rechazó la propuesta emitida por MEDIAPRO.

La nueva propuesta que se encuentra encima de la mesa de las negociaciones, favorece en enorme medida a la Primera Iberdrola. Rubiales pretende incluir 16.000 euros de salario en el convenio, con la parcialidad mínima del 75%.

PUBLICIDAD

Además considera cubrir las 18 licencias de las jugadoras y cubrir los 16 clubes que conforman la división, incluyendo, por tanto, a CD Tacón, Athletic Club de Bilbao y FC Barcelona, quienes no están incluidos en la patronal.

Si se realiza la suma para poder llevar a cabo estas exigencias la cantidad asciende a 1.152.000 euros.

PUBLICIDAD

Rubiales ha manifestado abiertamente que no quiere que MEDIAPRO forme parte en el proceso. A pesar de que la entidad realizó una propuesta en la que conceder una cantidad de 1,5 millones de euros a la ACFF para así evitar la huelga.

A pesar de ello, Rubiales ha querido hacer público que durante la siguiente temporada cada partido será retransmitido por la operadora que tenga contratada el equipo local. El objetivo con ello es lograr una comercialización conjunta, la misma que se tiene en el fútbol masculino.

Así la competición, si todos los clubes aceptan y la Federación así cumple, adquirirá un valor de 10 o 12 millones de euros. Dicha cantidad tendría como objetivo mejorar el convenio colectivo que se presume que estará ratificado para ese año.

El Ministerio de Trabajo ha vuelto ha convocar una reunión el jueves 7 de noviembre con el objetivo de abordar la nueva propuesta realizada por la Federación y de la que nos encontramos a expensas de conocer los resultados de la misma.

A pesar de ello, las jugadoras de la selección española de fútbol que asistieron a la reunión que tuvo lugar en la sede de la Federación han manifestado su apoyo a la medida ofrecida por la RFEF.

PUBLICIDAD

Irene Paredes, por ejemplo alegó textualmente; “se ve bastante clara la propuesta de la Federación”. Por todo ello, la reunión emitía un cierto ambiente de solución a su término.