PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

¿Vulnera el derecho a la vida privada el sistema de control que aplica la Agencia Mundial Antidopaje?

Rafael Nadal lo ha declarado como “una persecución intolerable” en determinadas ocasiones.
|

El mencionado sistema se denomina ADAMS, Anti-Doping Administration and Management System o Sistema de Administración y Gestión Antidopaje, en español.

Es un sistema informático desarrollado por la Agencia Mundial Antidopaje (también denominada AMA) que implica advertir de todos los movimientos que van a realizar los deportistas durante todo el año.

PUBLICIDAD

El acceso a esta información lo tienen las federaciones nacionales e internacionales, así como la propia AMA con el objeto de la realización de los controles antidopaje.

PUBLICIDAD

A su vez, se incorpora el seguimiento del pasaporte biológico, así como de las sustancias consumidas por un deportista para analizar sus niveles en distintos ciclos.

Los propios deportistas podrán, a través de este sistema, acceder a los resultados de los controles de dopaje que les han sido realizados.

PUBLICIDAD

Los deportistas inscritos en el Grupo de Seguimiento debían comunicar todos los movimientos que iban a realizar a lo largo de la temporada.

Estos deben comunicarse al inicio de cada trimestre y atender a una planificación general.

Incluirán, por tanto, los periodos de descanso y vacaciones, competiciones, periodos de entrenamiento, etc.

PUBLICIDAD

Además de la comunicación de los movimientos, se incorpora como novedad uno de los requerimientos más discutidos por los propios deportistas.

Este es la concreción de una hora al día en la que se puedan comprometer a estar disponibles para llevar los controles de sangre y orina.

PUBLICIDAD

Han sido muchos los deportistas de gran prestigio que se han pronunciado respecto a la imposición de este sistema.

RAFA NADAL: «ES UNA PERSECUCIÓN INTOLERABLE»

El propio Rafael Nadal lo ha declarado como “una persecución intolerable” en determinadas ocasiones.

Otros deportistas, como Alberto Contador afirmaban “es una medida más para lavar la imagen del ciclismo y recuperar credibilidad. Aunque a veces estos métodos novedosos, en vez de limpiar, perjudican”.

Más de 20.000 deportistas de todo el mundo están supeditados a este sistema.

A pesar de que se tengan que comunicar todas las localizaciones de los deportistas a lo largo del año, la AMA puede realizar controles sorpresa a los deportistas, lo que agrava de una manera mucha más notoria el derecho de vida privada.

PUBLICIDAD

Por tanto, la obligación de comunicar la localización durante todo el año con independencia de si se está o no en periodo competitivo, la estipulación de una hora al día en caso de que se notifique la realización de un control antidopaje o la realización de uno sin previo aviso, implica al deportista tener que estar pendiente de la aplicación en todo momento.

Esta atención constante del deportista respecto de la aplicación se consigue a través de la imposición de sanciones en caso de su incumplimiento.

Es conocido que en caso de que el deportista no pueda ser localizado a través de la aplicación en un periodo de 18 meses se le impondrá un apercibimiento grave.

EN FUNCIONAMIENTO DESDE 2009

En caso de que cualquier deportista reúna tres apercibimientos graves en su expediente, se le impondrá la misma sanción que si se hubiera dopado.

La misma sanción se impondrá, de forma directa, al deportista que introduzca información errónea respecto a su localización. Encontrándose, por tanto, en un sitio distinto al que se ha comunicado a la AMA.

El sistema, que se encuentra en funcionamiento desde el 2009 entra en confrontación con las leyes de protección de datos y de la privacidad de la mayoría de los países del mundo.

Además de considerarse como una intromisión clara y manifiesta en la vida privada del deportista.

Estas vulneraciones ya se han denunciado frente al Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH), el cual falló en contra, por considerar que no se ven perjudicados ninguno de los derechos básicos del deportista como ser humano.

De momento el sistema ADAMS sigue siendo de aplicación en una gran mayoría de modalidades deportivas y no se presume que vaya a cesar su actuación.

A pesar de que el fin que se intenta lograr con este tipo de medidas se considera legítimo por intentar librar al deporte de la lacra que supone el deporte para el mismo, como para el deportista, los medios que se están utilizando perjudican gravemente la esfera privada de éste.

El propio Fernando Verdasco, tenista de nivel mundial, emitió un comunicado a través de su cuenta de Twitter en el que contaba que tuvo que salir del cine, en el que se encontraba durante un periodo de descanso, para dirigirse a su casa ya que se le había notificado que debía pasar un control sorpresa.