PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

El fiscal Juan Ignacio Hernández había sido denunciado por malos tratos, lo que pudo precipitar su suicidio

El fiscal Juan Ignacio Hernández Muñoz, cuyo cadáver fue hallado ayer en el río que pasa por Valladolid, el Pisuerga. Foto: El Norte de Castilla.
|

Todo parece indicar que Juan Ignacio Hernández Muñoz, de 55 años, se suicidó arrojándose al río Pisuerga, que pasa por Valladollid. Su cadáver fue avistado flotando, encajado en una boya, por un viandante el pasado sábado por la mañana.

El detonante pudo haber sido una denuncia que su actual pareja, una mujer de Alicante, de 44 años, le interpuso el 15 de noviembre pasado ante una comandancia de la Guardia Civil, según ha publicado esdiario.com.

PUBLICIDAD

Hernández Muñoz fue detenido pocos días después en Valladolid, a donde ese había trasladado, y llevado a los Juzgados en los que él había prestado sus servicios hasta 2016.

PUBLICIDAD

Su aspecto, al parecer, era de una persona desmejorada.

El fiscal estaba separado y tenía dos hijos. Pasaba por una complicada situación económica también. A principios de año había pedido una excedencia, al parecer, acuciado por las deudas contraídas por empresas de crédito rápido.

PUBLICIDAD

 

PUBLICIDAD