PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Tráfico planteará una Ley de Movilidad para esta nueva legislatura que fomente vehículos y medios alternativos al automóvil

|

“El siglo XXI va a ser el siglo de las ciudades y de los municipios y desde la FEMP vamos a seguir trabajando por la movilidad urbana sostenible y por la seguridad vial. Es una gran oportunidad para seguir defendiendo las tres S, municipios saludables, sostenibles y seguros”.

Así lo aseguraba este martes el Secretario General de la FEMP, Carlos Daniel Casares, en la Cumbre del Clima COP25, durante la presentación del Barómetro de la Bicicleta en España 2019, el mayor estudio a nivel estatal sobre este medio de transporte que se realiza cada dos años.

Casares valoró la importancia de este barómetro “porque es la única fuente de datos sobre el uso de la bicicleta en la ciudad y porque ofrece información muy variada y completa sobre el uso de este vehículo, sobre su utilización, usuarios según género y edad, duración de los desplazamientos, kilómetros recorridos, motivos de los desplazamientos (trabajo, ocio), sistemas de alquiler municipales de bicicletas, o su uso de ellas en zonas urbanas”.

En el acto también ha participado el Director General de la DGT, Pere Navarro, quien incidió en que el siglo XXI será el siglo de la bicicleta “por razones de salud y economía, y en este sentido señaló que el gran reto de la movilidad será la reducción del tráfico en las ciudades y el “calmado del tráfico” a 30 km/h y la convivencia entre todos los medios de desplazamiento.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Para Navarro, la bicicleta es “el gran reto” de la próxima legislatura y, en este sentido, expresó su aspiración de tener próximamente una Ley de Movilidad, “que ya tienen otros países y es una de nuestras asignaturas pendientes”.

Recordó que hubo un intento en 2011 por parte del Ministerio de Fomento que elaboró un anteproyecto de movilidad sostenible y segura que a su juicio hay que recuperar actualizándolo.

“En España tenemos un problema con el tema de la movilidad que es la organización institucional, es decir, nos falta quien lidere”, ha advertido el responsable de Tráfico.

PUBLICIDAD

“En Europa las políticas de movilidad las llevan los ministerios de Transportes y aquí el Ministerio de Transportes no está de momento”.

En este ámbito recordó que en la anterior legislatura la Comisión de Seguridad Vial y Movilidad del Congreso de los Diputados aprobaba una proposición no de ley instando al Gobierno a que introduzca en la FP reglada un título de formador de movilidad y seguridad vial y cree que “el camino va por ahí”.

A su juicio se va a necesitar expertos de movilidad en las empresas, en los polígonos industriales, en los barrios, en las ciudades y en toda la cultura de movilidad para todos los planes que tenemos por delante y la DGT puede ayudar en este reto que tenemos todos para el futuro.

PUBLICIDAD

El estudio también ha analizado, por primera vez, la disponibilidad del patinete eléctrico, revelando que el 6,7% de los españoles dicen tener al menos un vehículo de este tipo en su hogar.

PUBLICIDAD

El propio Director General de la DGT también se refirió a las bicicletas eléctricas, que las considera “el gran salto adelante“, así como un “descubrimiento” en España.

“El reto es que la gente mayor se suba en bicicleta, y con la bicicleta eléctrica ya no hay excusas”, ha declarado el director general de Tráfico.

Por su parte, el presidente de la Red de Ciudades por la Bicicleta (RCxB), Antoni Poveda, reivindicó la creación de una Dirección General en la que municipios y Comunidades Autónomas “puedan trabajar en medidas que potencien el uso de la bicicleta”.

Asimismo, pidió a las Administraciones más infraestructuras dedicadas a la bicicleta, en especial las relacionadas con la seguridad.

PUBLICIDAD

“Con el aumento del uso de la bicicleta han aumentado también los robos en muchas ciudades, por eso son necesarias más zonas donde poder dejar y guardar estos vehículos”, afirmó.

Datos del barómetro

El barómetro recoge que 1,8 millones de personas usan la bicicleta a diario, el 31,5% para ir a centros de estudio y el 26% para ir a trabajar; que 20 millones de personas usan la usan con alguna frecuencia y que 3 millones utilizan los sistemas públicos de bicicletas.

Sobre la frecuencia de uso, el Barómetro de la Bicicleta en España 2019 detalla que la utilización de la bicicleta crece 2 puntos respecto al 2017 y alcanza valores máximos: más de la mitad de los españoles de entre 12 y 79 años (50,7%) utilizan la bicicleta con alguna frecuencia.

Esta cifra supone que desde el 2009, los usuarios de la bicicleta han aumentado en casi 4,5 millones. También se desprende que alrededor de 9 millones de españoles de entre 12 y 79 años (un 22,4%), la utiliza de forma semanal, cinco puntos más que en 2009.

Por otra parte, casi 1,5 millones de españoles de entre 12 y 79 años (3,5%) la utiliza diariamente para la movilidad obligada, para ir a trabajar o estudiar.

El estudio, liderado por la RCxB y la DGT y realizado por GESOP (Gabinete de Estudios Sociales y Opinión Pública) revela que, sobre la disponibilidad de este vehículo, siete de cada diez españoles (71,8%) tiene alguna bici en casa.

Esta cifra se reduce en 3,1 puntos respecto al año 2017 y se podría asociar al crecimiento de la bici pública compartida, que ya no obliga a disponer de bici propia.

El barómetro ha analizado, además, por primera vez, la disponibilidad del patinete eléctrico, que se está haciendo un hueco en las ciudades españolas. En este sentido, el estudio ha revelado que un 6,7% de los españoles dicen tener al menos un patinete eléctrico en su hogar.

Sobre el uso que se da a la bicicleta para ir a trabajar, éste crece en un 2,2%: pasa del 23,7% en el año 2017 al 25,9% el año 2019.

En el caso del uso de la bicicleta para otros desplazamientos cotidianos, comparando los últimos dos Barómetros (2017-2019), éste crece en un 1,9%: pasa del 48,8% al 50,7%. También aumenta ligeramente el uso de la bicicleta en espacios deportivos.

Se reduce la brecha entre hombre y mujer

Desde una perspectiva de género, se observa en los dos últimos años una reducción de la brecha entre los ciclistas hombres y mujeres.

Especialmente, entre los que tienen entre 25 y 39 años. Del 22,6% de brecha entre ciclistas hombres y mujeres que hubo en el 2010, se ha ésta se ha reducido al 16,1% en el año 2019.

Mientras que, en el año 2010, cuando este indicador llegó al tope histórico de diferencia, un 28,8% de las mujeres eran usuarias de la bicicleta frente al 51,4% de los hombres, en el año 2019 el estudio revela que el 42,8% de las mujeres son usuarias de la bicicleta, frente al 58,9% de los hombres.

El estudio también destaca que aumenta la notoriedad y el uso de los sistemas públicos de bicicletas. Concretamente, más de tres millones de españoles utilizan algún tipo de bici pública.

A la pregunta de si conoce un sistema de bici pública en su municipio, un 38,2% afirman que sí conocen el sistema de bicis público.

Esta cifra crece un 4,4% respecto los valores del 2017. Además, no solo aumenta el conocimiento del servicio, sino también el uso del mismo. Uno de cada cinco de los que conocen el servicio lo utiliza. Esta cifra ha crecido 5,1% respecto los valores del 2017.