PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Desconexión digital en el mundo rural

|

Hoy en día la conectividad por medio del llamado “5G” constituye ya una realidad, y las posibilidades que se abren con esta nueva tecnología son innumerables.

En el mundo urbano, por contraposición, los intereses del mundo rural distan sustancialmente de las innumerables aplicaciones prácticas del 5G, cuya atención se enfoca hacia las carencias de ciertos servicios públicos, como el transporte o la sanidad.

En el momento presente, donde la “España vaciada” es noticia por no ser noticia, no es sorprendente encontrarnos en los periódicos provinciales noticias de personalidades políticas del mundo rural [1], clamando por mejoras de las infraestructuras públicas dando voz de esta forma de los problemas que sufren los ciudadanos de los pequeños municipios.

Según datos facilitados por el Instituto Nacional de Estadística (INE) [2], en las Comunidades Autónomas de Galicia, Castilla y León, Extremadura, Castilla-la Mancha y Andalucía, el porcentaje de hogares desconectados se sitúa por encima del 10 por ciento que, teniendo en cuenta que en las grandes ciudades de estas Comunidades Autónomas todas están conectadas, suponen un importante número de familias carentes de internet en las zonas rurales.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Esta desconexión digital, carente de novedad pero con cierta repercusión mediática, conoció de un primer acercamiento con la Comunicación de 6 de mayo de 2015 titulada “Una Estrategia para el Mercado Único Digital de Europa”, en la que la Comisión Europea destacó la importancia de la banda de frecuencia de 694-790 MHz (en lo sucesivo 700 MHz) para garantizar la prestación de servicios de banda ancha en las zonas rurales asegurando el acceso y la conectividad, señalando, al mismo tiempo, la necesidad de coordinar la liberación de dicha banda y de satisfacer, al mismo tiempo, las necesidades específicas de la distribución de servicios de radiodifusión reduciendo de esta manera, la brecha digital entre el mundo rural y urbano en cuanto a cobertura y conocimientos de los nuevos usuarios.

LA FRECUENCIA DE 700 MHZ, UNA OPORTUNIDAD

La meritada banda de frecuencia de 700 MHz representa una oportunidad para armonizar y coordinar a escala mundial el espectro para la banda ancha inalámbrica, que ofrece economías de escala.

Dicha banda debe hacer posible el desarrollo de nuevos servicios digitales innovadores en las zonas urbanas y en las zonas rurales o remotas, como la sanidad electrónica y la sanidad móvil, prestados con ayuda de teléfonos móviles, dispositivos de seguimiento de pacientes y otros dispositivos inalámbricos, así como el desarrollo de redes energéticas inteligentes.

La importancia de la banda de frecuencia de 700 MHz resulta primordial en particular en las zonas rurales, montañosas o insulares, y otras zonas remotas que plantean dificultades económicas, propiciando que para 2020 el acceso a la banda ancha sea como mínimo de 30 Mb/s favoreciendo de esta manera el proyecto de la sociedad del gigabit en la Unión Europea [3].

PUBLICIDAD

Para tratar de solventar esta situación, la Comisión Europea aprobó en el año  2014 la Agenda Digital Europea 2020 como solución para relanzar la economía europea ayudando a los ciudadanos y empresas de Europa a sacar el máximo partido de las tecnologías digitales y garantizando la plena conectividad territorial, con una adecuada cobertura de internet de banda ancha y de telefonía móvil.

Resulta más que evidente que los objetivos propuestos hace un lustro no han sido concluidos de manera exitosa.

Por su parte, el Índice de la Economía y la Sociedad Digitales (DESI), en su informe sobre España del año 2019, destaca que nuestro país cuenta con los mejores resultados en el despliegue de banda ancha ultrarrápida, así como en la implantación de conexiones de banda ancha ultrarrápida.

PUBLICIDAD

El despliegue está impulsado por inversiones comerciales realizadas por diversos operadores de telecomunicaciones, un marco regulatorio centrado en fomentar despliegues mediante un eficiente acceso regulado a los conductos y respaldado por una ambiciosa estrategia nacional que concede subvenciones en zonas poco pobladas o rurales.

GRANDES DIFERENCIAS ENTRE ZONAS URBANAS Y RURALES

Sin embargo, el citado informe subraya que, si bien España se sitúa en el puesto 9 en relación a la conectividad en términos de cobertura rápida y ultrarrápida, con un 88% de hogares con acceso a estas redes de banda ancha, existen importantes diferencias entre las zonas urbanas y las rurales.

PUBLICIDAD

Los organismos públicos nacionales, perfectamente conocedores de esta situación, promueven inversiones para hacer llegar el internet, que sería harto imprudente afirmar que será de alta velocidad, no hablemos de la llegada del 5G a estos hogares como es el caso de la reciente noticia de la Junta de Castilla y León que pretende la inversión de unos 130 millones de euros como financiación para proyectos de las operadoras que ofertan servicios de telecomunicaciones para acabar con la brecha digital de estos municipios [4].

En palabras de Fernando Ojeda, consejero delegado de Eurona [5], constituye “un deber del sector público y privado poner medidas como éstas encima de la mesa para acabar con la brecha digital, ofrecer conectividad a todos los municipios, estén donde estén, y crear condiciones de vida y de trabajo que contribuyan al poblamiento activo y estable de la España rural”.

Una de las soluciones para combatir la desconexión digital del mundo rural, consiste en aplicar la tecnología satelital de última generación, cuyo carácter global o su capacidad para ofrecer cobertura en cualquier zona, por recóndita que sea, garantizaría el derecho de todos los ciudadanos a estar conectados [6].

PUBLICIDAD

LA DESPOBLACIÓN

Entre los evidentes perjuicios anejos a la desconexión digital en el mundo rural, son entre otros la despoblación, especialmente en el ámbito juvenil, las dificultades en materia de sanidad y la implantación de la receta electrónica tras la modificación del Real Decreto 1718/2010, de 17 de diciembre, sobre receta médica y órdenes de dispensación, encontrar trabajo, toda vez que se hace evidente que la información ofrecida es mucho más amplia y con perfiles muy variados, o la imposibilidad de realizar cualquier trámite financiero, en las oportunas oficinas bancarias, cuando no se realice con dinero en efectivo.

Del mismo modo, las obligatorias relaciones con la Administración a través de medios electrónicos a raíz de la entrada en vigor de las Leyes 39/2015, de 1 de octubre, de Procedimiento Administrativo Común y la Ley 40/2015, de 1 de octubre, del Régimen Jurídico del Sector Público, menoscaban sustancialmente las posibilidades de los sujetos obligados por el artículo 14 de citada Ley 39/2015, de emprender, abrir sucursales de negocios o licitar en una subasta pública según lo dispuesto en la Ley 9/2017, de 8 de noviembre, de Contratos del Sector Público.

En contraposición, y ante el asombro de los ciudadanos que habitantes del mundo rural, se ha legislado recientemente el derecho a la desconexión digital en el ámbito laboral promulgado en el artículo 88 de la Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y Garantía de los Derechos Digitales.

Si bien es cierto que la anterior Ley 3/2018 también promueve el derecho de acceso universal a internet en su artículo 81 y en concreto en los entornos rurales en su apartado 5º, esta disposición carecerá de valor real si tanto el sector público como las grandes operadoras de telecomunicaciones permanecen impasibles o realizan actuaciones cuyo propósito consiste en ganar publicidad política o mediática respectivamente.

NO SE PUEDE ACCEDER A LOS DATOS PROPIOS DEL REGISTRO CIVIL

Otra de las gravosas consecuencias que van a tener que soportar los habitantes del mundo rural como consecuencia de la desconexión digital será la imposibilidad de acceder a sus propios datos del Registro Civil de manera presencial pues, tras la completa entrada en vigor de la Ley 20/2011, de 21 de julio, del Registro Civil prevista para el 30 de junio del año venidero, en su artículo 22 se estipula que habrá al menos una Oficina General del Registro Civil en cada Comunidad Autónoma o ciudad con Estatuto de Autonomía o por cada 500.000 habitantes.

Asimismo, establece que excepcionalmente, por razón de la singular distribución de la población o por las características del territorio, se podrán crear otras tres Oficinas Generales en cada Comunidad Autónoma.

Es decir, en Comunidades Autónomas como Castilla y León o Andalucía, con nueve u ocho provincias en cada una de ellas, solamente podrán crearse hasta un máximo de 4 de aquellas Oficinas.

Si bien es cierto que en la disposición adicional quinta de la meritada Ley del Registro Civil se establece la posibilidad de presentar solicitudes y documentación en los Juzgados de Paz de los municipios, éstos carecerán del expediente completo, obligando indirectamente a los ciudadanos del mundo rural a tener acceso a internet para hacer las gestiones por vía telemática, desplazarse a la oficina del Registro Civil de una ciudad más o menos lejana de su domicilio o contratar los servicios de profesionales que le tramiten dicho expediente.

Como corolario de lo expuesto anteriormente, es innegable el rumbo tomado por la sociedad de la información, ahora en su máxima expresión con la venida del 5G, pero ello no puede ser óbice del respeto hacia las personas que habiten en el mundo rural donde las últimas tecnologías son desconocidas, bien por su ausencia o bien por su falta de uso.

Debemos encontrar ese codiciado y complejo equilibrio entre el mundo del papel y el digital para permitir la efectiva aplicación del principio de igualdad de las personas promulgado en el artículo 14 de nuestra Constitución.

[1] https://www.lanuevacronica.com/el-alcalde-de-truchas-muchos-dias-no-abren-el-banco-el-ayuntamiento-o-la-farmacia-porque-no-tienen-internet

[2] https://www.ine.es/jaxi/Datos.htm?path=/t25/p450/base_2011/a2019/l0/&file=06001.px

[3] Decisión (UE) 2017/899 del Parlamento Europeo y del consejo de 17 de mayo de 2017 sobre el uso de la banda de frecuencia de 470-790 MHz en la Unión.

[4]https://www.diariodeleon.es/articulo/castillayleon/junta-pide-130-millones-internet-llegue-todos-pueblos/201912170233281968439.html

[5] Eurona es una multinacional española de comunicaciones que presta servicios de acceso de banda ancha siendo el operador líder en capacidad satelital en Europa.

[6]http://www.techweek.es/redes/noticias/1019755004501/internet-reto-despoblacion-desconectadas-espana-rural.1.html