Firmas

O sea, que el despido del abogado de Podemos fue porque denunció que una colega y un fiscal anticorrupción estaban liados…

O sea, que el despido del abogado de Podemos fue porque denunció que una colega y un fiscal anticorrupción estaban liados…
Los acontecimientos que condujeron al despido del exabogado de Podemos, José Manuel Calvente, tuvieron su origen en que contó al partido que una abogada de la formación asignada al caso Villarejo había iniciado una relación sentimental con uno de los fiscales anticorrupción del mismo caso.
24/1/2020 06:35
|
Actualizado: 06/3/2023 16:25
|

Es lo que se deduce del relato de José Manuel Calvente, el abogado que fue despedido por Podemos a principios de este año, en un burofax enviado el 23 de octubre de 2019 a Alberto Rodríguez, secretario de organización de la formacion morada.

De acoso sexual, nada de nada.

Todo es un montaje para ocultar esta realidad.

Es su versión.

Calvente, que, en su momento fue una de las personas de máxima confianza en asuntos jurídicos del líder de la formación morada y vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, y responsable de protección de datos de Podemos, lo cuenta todo, de su puño y letra.

Pero lo hace por medio de un burofax, pagando los 16,90 euros de rigor, para tener una doble garantía jurídica al disponer del certificado de autenticidad del contenido por funcionario público, igual que los notarios.

En síntesis, para que quedara constancia, por lo que pudiera ocurrir en un futuro.

¿Preconstituyendo una prueba de descargo definitiva?

Sin duda.

En dicho burofax, del que dieron cuenta ayer Fernando Pastor y Jesús Travieso en su magnífica pieza en lainformacion.com, Calvente cuenta que una de las abogadas de Podemos asignada al equipo legal que llevaba la acusación popular en el caso contra el comisario jubilado, José Manuel Villarejo -«en la trena» provisional-, se lió, nada menos, que con el fiscal anticorrupción de ese mismo caso.

Cada uno es dueño de su vida privada, pero es evidente que hay límites.

Y este es uno de ellos.

Porque en las intimidades de esa naturaleza los seres humanos bajamos las defensas y contamos lo que, de otra forma, solo podrían extraernos con tortura.

Así lo entendió Calvente.

La Stasi, el servicio de inteligencia de la desaparecida Alemania Oriental, desarrolló la estrategia de los «Romeos», jóvenes espías que seducían a secretarias en puestos de importancia del gobierno occidental alemán o de la misma OTAN para extraer información secreta. Con gran éxito.

Una técnica que el propio Villarejo solía utilizar en sus negocios privados. Lo contaba en uno de sus audios.

Esto no es la misma cosa, pero esto se acerca bastante.

¿Hablaron la abogada y el fiscal anticorrupción en algún momento del caso en cuestión en esos encuentros íntimos?

¿Se contaron cosas confidenciales que podrían haber beneficiado al caso? ¿Qué cosas?

Las preguntas valen para los dos. Tanto para la abogada como para el fiscal anticorrupción.

Pero hay muchas más.

Por esta circunstancia, por las graves irregularidades encontradas en su actuación, entre las que se incluye el hecho de «anteponer sus relaciones íntimas con el fiscal de un asunto importante de anticorrupción a su trabajo como abogada del partido como acusación popular dentro de ese asunto», Calvente lo puso en conocimiento del alto mando.

El abogado advirtió a Rodríguez que su compañera estaba «poniendo en riesgo la estrategia procesal del partido y desatendiendo las indicaciones de su responsable comprometía el proceso».

APARTADA DEL CASO

En consecuencia, la letrada fue apartada del equipo del caso Villarejo en junio de 2019.

A partir de ese momento, el medio ambiente interno en Podemos sufrió un cambio climático adverso, contra su persona.

Invierno nuclear.

Calvente viene a decir que su compañera se vengó de él montando una campaña interna contra él, acusándolo de acoso laboral.

La cosa debió de funcionar porque finalmente el partido le requiró un informe sobre los casos que estaba llevando hasta ese momento.

Entonces tuvo la certeza de que iban a por él.

De ahí que optara por el burofax. ¡Bendito burofax!

Hoy se ha convertido en su «bomba nuclear secreta».

Ahí, es evidente, Calvente, como buen jurista, se despachó con todas las irregularidades cometidas por la abogada en su devenir profesional al servicio de Podemos, sobre las que dice tener mensajes y audios sobre coqueteos de índole sexual y sentimental.

«Todo esto lo guardo por si acaso tengo que usarlo en el futuro», cita lainformacion.com que dice Calvente.

Un aviso para navegantes en toda regla que se puede entender de otra forma: Si queréis guerra vais a tenerla.

Porque el abogado va a defender su dignidad y su honra profesional a muerte.

Es lo único que le queda.

De acuerdo con la carta de despido de Podemos, Calvente atacó deliberadamente a su compañera y tuvo un comportamiento inadecuado porque ella le rechazó varias veces, cosa que él niega de forma tajante.

¿Quién dice la verdad?

En los juicios, ya se sabe, suele emerger todo.

O casi todo.

En este, cuando se produzca, vamos a enterarnos de más cosas públicamente.

En especial de quién es el fiscal anticorrupción, cuyo nombre y foto ya circula por las redes.

Y si se certifica finalmente que la relación «íntima» entre abogada de la acusación popular y fiscal anticorrupción existió, ¿qué va a pasar con este?

¿Va a hacer algo el fiscal jefe de la Fiscalía contra la Corrupción y la Criminalidad Organizada, Alejandro Luzón?

¿O esperará a que emerjan más cosas, como cuándo se encontraban, dónde se veían, cuánto duró la relación, si todavía no se ha terminado…?

Esto, evidentemente, no es una serie de televisión de abogados, como «Ally McBeal», «Suits» o «The Good Wife» o «The Good Fight».

Es la realidad misma que, como suele ocurrir, vuelve a superar a cualquier ficción.

O eso parece.

Otras Columnas por Carlos Berbell:
Últimas Firmas
  • Opinión | Poner fin al odio y a la desidia en el Valle de los Caídos
    Opinión | Poner fin al odio y a la desidia en el Valle de los Caídos
  • Opinión | La fe pública registral en las adquisiciones de inmuebles financiadas con hipoteca: sentencia del TS de 8 de mayo
    Opinión | La fe pública registral en las adquisiciones de inmuebles financiadas con hipoteca: sentencia del TS de 8 de mayo
  • Opinión | Cinco años esperando a que el Congreso y el Senado cumplan con su deber constitucional de renovar el CGPJ
    Opinión | Cinco años esperando a que el Congreso y el Senado cumplan con su deber constitucional de renovar el CGPJ
  • Opinión | La propuesta de Sánchez de censurar a los medios afines a la oposición podría vulnerar derechos fundamentales
    Opinión | La propuesta de Sánchez de censurar a los medios afines a la oposición podría vulnerar derechos fundamentales
  • Opinión | Cambiar el acceso a la carrera judicial, como pretende Sumar, no mejorará la Justicia
    Opinión | Cambiar el acceso a la carrera judicial, como pretende Sumar, no mejorará la Justicia