PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

17 Colegios de Abogados –de 83– toman medidas para ayudar a sus colegiados

EL DE MÁLAGA, EL ÚLTIMO EN ADOPTARLAS, HA SUSPENDIDO EL COBRO DE LAS CUOTAS DEL SEGUNDO TRIMESTREFrancisco Javier Lara, decano del Colegio de Abogados de Málaga.
|

El último en tomar medidas de apoyo a sus colegiados ha sido el Colegio de Abogados de Málaga, cuya Junta de Gobierno decidió ayer, en una reunión por videoconferencia, dos cosas: suspender el cobro de la cuota del segundo trimestre y crear un fondo de 600.000 euros para ayudar a los letrados por la crisis económica creada por el coronavirus.

Sobre el cobro de las cuotas, ya se verá según vayan transcurriendo los acontecimientos.

“Los colegiados podrán decidir si lo abonan en único plazo o si lo fraccionan en doce meses sin intereses. Los que presten servicio de guardias y turno de oficio piden compensarlo con las cantidades que perciban”, dice un comunicado del Colegio llegado a esta redacción.

Además de estas ayudas, el Colegio del que es decano Francisco Javier Lara, recuerda que ya aprobaron asumir el pago de las cuotas del Consejo General de la Abogacía Española (CGAE) y del Consejo Andaluz de Colegios de Abogados (CADECA) que correspondía a los letrados Lo que asciende a 350.000 euros.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Por lo tanto, el importe destinado a los 6.146 colegiados suma 950.000 euros.

“Estas ayudas son posible gracias a la política económica desarrollada por la Junta de Gobierno en los últimos años, caracterizada por la austeridad y el control del gasto y por el aumento de los ingresos. Así, el superávit del ejercicio de 2019, que está pendiente de aprobación por la Junta General –estaba prevista para el 27 de marzo aunque se ha suspendido por razones obvias– se sitúa en 515.309 euros”, añade el comunicado.

Condonación total o parcial o suspensión y aplazamiento del abono de las cuotas son las medidas que han adoptado hasta la fecha 17 de los 83 Colegios de Abogados existentes en España, lo que supone el 20,4 por ciento del total. 

PUBLICIDAD

EXENCIÓN TOTAL O PARCIAL DE LAS CUOTAS 

En el lado de la condonación se encuentran el Colegio de Álava, cuya Junta, a cuyo frente se encuentra el decano Antón Echevarrieta, que ha perdonado a sus 876 abogados el pago de las cuotas del segundo trimestre.

Melilla, con Blas Imbroda al frente –con 311 abogados–; Tarragona, Manuel Albiac como decano –1.366 letrados–; y Badajoz, con su nuevo decano, Ildefonso Selle –1.670 letrados–, han optado por eximir a sus colegiados del pago de una cuota.

Melilla, la de marzo; Tarragona y Badajoz, la de abril.

PUBLICIDAD

En el último caso, además, han diferido el cobro de la cuota del tercer trimestre –abril deducido– al 1 de mayo.

PUBLICIDAD

El Colegio de Santa Cruz de Tenerife, cuya Junta de Gobierno preside José Manuel Niederleytner –3.958 abogados–, ha optado por suprimir la mitad de la cuota del “segundo bimestre para todos aquellos colegidos que lo necesiten y que se acojan voluntariamente a dicha medida”.

El de A Coruña, a cuyo frente está Augusto Pérez-Cepeda, recientemente reelegido –3.272 colegiados–, ha perdonado la mitad d ella cuota del mes de marzo, lo que suponen 63.000 euros.

La Junta de Gobierno, además, ha acordado adelantar el pago de los importes devengados en el turno de oficio del primer trimestre de 2020, “lo que supone un esfuerzo presupuestario de 700.000 euros y beneficia a 808 colegiados”, subrayan en un comunicado.

RETRASO DEL PAGO DE LAS CUOTAS 

El resto de los colegios han optado por el retraso en el abono de las cuotas siguiendo diversas modalidades.

PUBLICIDAD

Así el de Albacete (el decano es Albino Escribano; 1.782 colegiados) ha aplazado el abono de la cuota de abril-junio, que se pagarán en dos veces entre julio y septiembre; el de Baleares (decano Martín Aleñar; 4.091 abogados) ha suspendido y aplazado el pago de la cuota de abril y ha incrementado la ayuda social en 50.000 euros para los compañeros en situación de vulneración. 

Cantabria, cuyo decano es Andrés de Diego –2.183 colegiados– ha aplazado el pago de la cuota de marzo; lo mismo que Elche (decano Vicente Pascual; 1.096 colegiados) que lo ha extendido al segundo trimestre completo por tiempo indeterminado.

Gijón (Benigno Villarejo, decano; 1.402 abogados) ha decidido aplazar el pago de la cuota del segundo trimestre y que se prorratee, para su abono, en los dos trimestres siguientes.

Una medida idéntica ha tomado el Colegio de Oviedo (decano, Luis Carlos Albo; 4.257 letrados).

El de Granada (Leandro Cabrera; 3.583 abogados) ha suspendido el pago de la cuota del segundo trimestre.

“Conforme se desarrollen los acontecimientos del estado de alarma se decidirá el aplazamiento, reducción o, en su caso, eliminación de tales cuotas”, explicó el Colegio en un comunicado.

La corporación de La Rioja, por su parte (José María Cid; 979 colegiados) ha elegido suspender el pago de la cuota durante los 15 días que dure el estado de alarma y que, con toda seguridad, prolongarán hasta el final.

El Colegio de la Abogacía de Barcelona (Maria Eugènia Gay; 24.413 abogados) ha optado por estudiar aplazar las cuotas a los colegiados en situación de especial necesidad.

“Se valorará la posibilidad de crear de manera excepcional un paquete de ayudas para que la persona colegiada que acredite una especial situación de vulnerabilidad, pueda hacer frente a la misma”, explica el ICAB en un comunicado en respuesta a la alarma sanitaria consecuencia de la propagación del coronavirus.

El Colegio de Abogados de Madrid (José María Alonso; 76.151 colegiados) ha seguido la misma senda que su hermano de Barcelona, acordando dar ayuda a los compañeros en estado de necesidad, a través del fondo de previsión que existe en estos casos.

La Junta Directiva de la Asociación de Jóvenes Abogados de Madrid (AJA Madrid), que preside Alberto Cabello (6.200 miembros) ha planteado al Colegio, del que forma parte, una reducción del 50 por ciento de la cuota del segundo trimestre. Una propuesta sobre la que todavía tiene que pronunciarse el ICAM.

Un frente al que se han unido otras AJA del resto de España y que ha secundado la Confederación Española de Abogados Jóvenes, que preside Maia Román. 

EL CGAE NO HA QUEDADO AL MARGEN

Por otra parte, el Consejo General de la Abogacía Española (CGAE) no ha quedado al margen de estas reivindicaciones de reducción de cuotas colegiales.

La pasada semana, una recién nacida asociación, la Unión de Abogados Españoles, que lidera el letrado Antonio Alberca, envió un escrito a la presidenta del CGAE, Victoria Ortega, instándola a que intervenga ante los 83 colegios existentes para que rebajen las cuotas mensuales y que supriman los pagos a las mutualidades para que los profesionales del derecho puedan “sortear el sombrío panorama”.

“Mientras las Administraciones publicas están acordando medidas de protección y resarcimiento para los asalariados, autónomos y funcionarios, los que venimos ejerciendo como profesionales liberales y cotizando a las distintas mutualidades profesionales quedamos al margen de toda disposición al respecto”, escribió Alberca en la misiva.

Y concluyó solicitando al CGAE que “recomiende a los distintos colegios profesionales una disminución de las cuotas colegiales y a las mutualidades la supresión de las cuotas durante el tiempo que la actual circunstancia tenga impacto en nuestra economía”.

Victoria Ortega, presidenta del Consejo General de la Abogacía Española (CGAE).

El CGAE, por su parte, ha reclamado al Gobierno la suspensión del pago de cuotas a la Seguridad Social tanto para autónomos como para empresas del sector legal, después de que se suspendiera toda actividad en los juzgados.

Esta Institución, que representa a más de 252.000 colegiados de este país, entiende que ante esta situación de excepcionalidad se ha de proceder a la adopción de medidas extraordinarias y urgentes que puedan garantizar el mantenimiento de las empresas del sector jurídico, a nuestros autónomos así como la estabilidad en el empleo”, decía la carta que dirigió a la ministra de Economía, Nadia Calviño.

“Consideramos necesario se proceda de forma inmediata y durante los próximos dos meses, ante la falta de liquidez provocada por la inactividad en el sector, a la suspensión en el pago de la cuota de autónomos, al abono de la baja desde el primer día y a la articulación de una prestación por cese a cargo de un fondo extraordinario”, concluyó Ortega.