PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

La RFEF y LaLiga suspenden la competición hasta que lo permita el Gobierno

Leo Messi y Sergio Ramos, durante un Real Madrid-Barcelona.
|

“La Comisión de Seguimiento prevista en el vigente Convenio de Coordinación RFEF-La Liga ACUERDA la suspensión de las competiciones profesionales de fútbol hasta que las autoridades competentes del Gobierno de España y de la Administración General del Estado consideren que se pueden reanudar y ello no suponga ningún riesgo para la salud.

Tanto la RFEF como LaLiga quieren mostrar su mayor agradecimiento público a cuantos están dedicando sus mayores esfuerzos para prestar los servicios esenciales a los españoles y también deseamos mostrar nuestro más sincero recuerdo para todos los fallecidos y un entrañable abrazo del mundo del fútbol para todas las familias que están perdiendo a seres queridos”.

Con este mensaje se anunciaba ayer lunes la decisión bilateral tomada por LaLiga y la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), por la que se procedía a la suspensión de las competiciones sine die, es decir, sin fecha concreta de retorno.

Tras la prórroga del estado de alarma, hasta el próximo 11 de abril, como declaró el gobierno español, Liga y Federación han optado por la suspensión de la competición hasta que no se garantice la salud de los deportistas, componentes de los clubes y aficionados.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Como ya habíamos adelantado hace unos días, la RFEF se pronunció acerca de la necesidad de ampliar el calendario de la competición al mes de julio, en caso de que fuera imposible la finalización antes del 30 de junio, como pretende UEFA.

Esta expansión del calendario de la competición sería posible tras la declaración de la UEFA en la que se decretaba la cancelación de la Eurocopa 2020, y su aplazamiento al año próximo.

Liga y RFEF tenían prevista la reanudación de la competición el próximo 23 de abril, sin embargo, la situación actual puede que prolongar el reinicio de la misma al mes de mayo.

PUBLICIDAD

De hecho, ambos organismos parecen convencidos de que podría darse esta vuelta el día 10 de mayo, en caso de que el Gobierno y Sanidad lo manifestaran oportuno.

En este caso, sería lógico pensar que la competición necesitaría de una prórroga para finalizar la competición de forma efectiva.

Estas medidas no solo se dirigen al fútbol profesional (Primera y Segunda División Nacional), sino que también afectan, según ha declarado la Comisión Delegada de la Asamblea de la RFEF, a todas aquellas competiciones y modalidades de las que son competentes.

PUBLICIDAD

Hablamos, por tanto, de una suspensión indefinida, hasta que el gobierno no considere oportuna la reanudación, en las competiciones oficiales no profesionales (Segunda División B y Tercera División), así como de ámbito estatal, en las distintas modalidades que se le confieren.

PUBLICIDAD

El mensaje textual de la patronal reza lo siguiente:

“La Comisión Delegada de la Asamblea de la RFEF ha aprobado este lunes, 23 de marzo, la suspensión de todas las competiciones de fútbol no profesional y de ámbito estatal, tanto en la modalidad principal como en las especialidades de fútbol sala y fútbol playa, hasta que las autoridades competentes del Gobierno de España y de la Administración General del Estado consideren que se pueden reanudar cuando ello no suponga ningún riesgo para la salud de los futbolistas, cuerpo técnico y empleados de los clubes y para el público asistente.

“Al mismo tiempo, se ha acordado solicitar de las Federaciones Territoriales que adopten la misma medida para las competiciones de ámbito autonómico”.

PUBLICIDAD