PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Campo destaca la mediación como uno de los ejes del plan de choque de Justicia

El ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, durante el acto de presentación del Centro Español de Mediación. Foto: Ministerio de Justicia.
|

“En esta nueva normalidad proveniente del Covid-19 habrá que hacer un gran esfuerzo para resolver los conflictos de la ciudadanía”, ha afirmado el ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, en la presentación del Centro Español de Mediación, organismo dependiente de la Cámara de Comercio de España.

En este sentido, ha apostado por lograr soluciones dialogadas, ya que “la promoción de soluciones amistosas supone transformar el conflicto y ver la forma de resolverse sin que existan vencedores y vencidos”.

El objetivo, ha explicado, es contar con una justicia robusta “que ofrezca el medio de tutela adecuado, ya sea mediante los sistemas tradicionales o soluciones dialogadas desde la mediación. Se trata de ofrecer seguridad jurídica y fortalecer a nuestras empresas”.

Campo ha destacado que la implantación de la mediación es uno de los ejes de actuación del Ministerio de Justicia. Por ello, ha valorado positivamente la puesta en marcha del Centro Español de Mediación y la presencia del exministro de Justicia Rafael Catalá como director de la institución, algo que, según Campo, es un aliciente y un aval que garantizará la viabilidad del centro.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Mejorar la capacidad de respuesta de la Administración de Justicia

Campo ha hecho hincapié en la necesidad de mejorar la calidad del servicio público de la Administración de Justicia y mejorar la capacidad de respuesta de la Justicia ante los retos que se avecinan con el Covid-19. “Debe ser un servicio público que debe ser efectivo, eso es sinónimo de calidad. Se trata de garantizar la tutela judicial efectiva del artículo 24 de la Constitución”.

Ha recordado que el Ministerio de Justicia trabaja en un anteproyecto de ley sobre medidas procesales y tecnológicas y de implantación de medios adecuados de solución de controversia para lograr una justicia sostenible, donde se recogen las opiniones de terceros. Son medidas para luchar contra la litigiosidad existente y la que puede venir.

Este anteproyecto es uno de los ejes del Plan Justicia 2030, junto con los planes de reactivación que se aprobaron recientemente en diferentes jurisdicciones, sobre todo en juzgados de lo social, contencioso y mercantil.

PUBLICIDAD

Crear cultura de la mediación

A lo largo de este evento, los ponentes que han intervenido han subrayado la necesidad de trabajar para impulsar la cultura de mediación en nuestro país.

Adolfo Díaz Ambrona, vicepresidente del Centro Español de Mediación, ha recordado que la Corte Española de Arbitraje fue la pionera en el desarrollo de esta práctica en nuestro país, con Bernardo Cremades como su primer presidente. “Ahora, el Centro Español de Mediación nace con ese espíritu de ayudar a las empresas a resolver sus conflictos de forma amistosa”.

Desde su punto de vista, el momento actual, tras la pandemia del coronavirus y los cientos de conflictos derivados de la crisis, puede ser el momento de apostar por la mediación. “La mediación debe ser un elemento que ayude a mejorar la competitividad de las empresas”.

PUBLICIDAD

Por su parte, Catalá, nuevo director del centro, ha resaltado su apuesta por convertir el centro en una referencia en nuestro país. “La Cámara ha apostado fuerte por las soluciones extrajudiciales, primero en la práctica arbitral y ahora en la mediación.

PUBLICIDAD

Ha reconocido que la mediación no ha cuajado aún en nuestro país. Los números son limitados, ya que la ley del 2012 y su Reglamento no ha ayudado a su crecimiento. También ha destacado que el Ministerio de Justicia tiene algún proyecto para impulsarlo.

De izquierda a derecha: Adolfo Díaz Ambrona, vicepresidente del Centro Español de Mediación; José Luis Bonet, presidente Cámara de España; Juan Carlos Campo, ministro de Justicia y Rafael Catalá, presidente Centro Español de Mediación.

A su juicio, el proyecto del Centro Español de Mediación pretende integrar la mediación en varias facetas. En primer lugar, a nivel de difusión, las empresas deben conocer la mediación y que existen posibilidades de resolver disputas de forma extrajudicial.

Otra cuestión que ve importante es la formación de mediadores y de las empresas para que sepan que se puede resolver ese conflicto de otra manera.

Por último, ejercer como Centro de Mediación supone contar con un buen listado de mediadores, ha indicado. “Queremos tener los mejores mediadores para resolver los problemas de las empresas”.

PUBLICIDAD

Empresarios y mediación

Desde el punto de vista empresarial, la mediación debe ser percibida como algo útil. En este sentido se pronunció José Crehueras, presidente del Grupo Planeta.

Para este empresario, la gran ventaja es que se sabe que la solución más adecuada la tienen las partes. Se trata de que esa solución se pueda consensuar con ese mediador. Al mismo tiempo el acuerdo dura más tiempo y permite que las cuestiones colaterales del conflicto también se resuelvan.

“Es un gran acierto el crear este Centro de Mediación que va a ocupar un lugar importante en este escenario de resolución de conflictos”.

La mediación se basa en crear confianza entre las partes. Y ha afirmado que esta entidad impulsada está en disposición de ofrecerla.

Todos han coincidido en que los conflictos surgidos a raíz del Covid-19 necesitan una respuesta ágil. 

“En este escenario la mediación puede ayudar. Debemos ser capaces de convencer a los usuarios y empresarios que se puede utilizar. Hay mucho trabajo por delante”.

Fruto de la crisis de la pandemia, Crehueras ha reconocido su preocupación por la gran litigiosidad que se avecina. “Es difícil saber si lograremos un cambio de cultura, pero debemos tender a ello. Los tribunales de justicia están saturados y la mediación es una alternativa transparente.”

Crehueras ve en el problema de inquilinos con caseros un banco de prueba para que se utilice la mediación, “hay que ir al acuerdo y evitar la vía judicial porque la situación que se ha generado en este escenario no es culpa de nadie, pero daña a ambas partes”.

La pandemia puede ser un acelerador de la mediación en nuestro país, “hay muchos temas en marcha y creemos que puede ayudar a la difusión y conocimiento de la mediación en el entorno empresarial”.