El sector tecnológico reclama al Gobierno un marco normativo justo y estable para afrontar la recuperación del país
Calviño contesta que se está buscando un terreno justo a nivel europeo y nacional en materia de fiscalidad para el sector.

El sector tecnológico reclama al Gobierno un marco normativo justo y estable para afrontar la recuperación del país

|
12/9/2020 06:40
|
Actualizado: 22/11/2022 12:10
|

El presidente de DigitalES, Eduardo Serra, afirmó esta semana, durante el transcurso del DigitalES Summit 2020, que es necesario un marco normativo e institucional justo y estable que promueva, de un lado, la inversión y la innovación, que permita a las empresas españolas competir y crear riqueza y empleo, con un nivel de presión fiscal adecuado y que, de otro, favorezca el impulso de la digitalización como palanca del progreso económico-social.

El sector tecnológico mantuvo esta semana un encuentro de tres días, en la cumbre organizada por la Asociación Española para la Digitalización y patronal del sector (DigitalES), en el que se abordó con destacados interlocutores, la necesidad de la transformación digital del país como elemento de recuperación ante la crisis del Covid-19.

Serra fijó tres ejes para la recuperación tras la pandemia. Actuar pensando en el largo plazo, fomentar y trabajar la colaboración público-privada y dotar de confianza a las empresas, para que puedan seguir invirtiendo en nuestro país.

Mostró el apoyo del sector al Gobierno en lo que sirva para avanzar en el objetivo compartido que es impulsar la transformación digital de ciudadanos, empresas y administración pública, contribuyendo así al crecimiento económico y social.

Eduardo Serra, presidente de DigitalES.

Le pidió además que se acometan los necesarios cambios en materia fiscal, que atraigan la inversión, se mejore la seguridad jurídica y se trabaje en un marco de certidumbre, fundamental para las empresas.

Al mismo tiempo reclamó que se articulen ayudas para acompañar a las pymes en sus procesos de digitalización, exista una mayor flexibilidad, y que se garantice la certidumbre regulatoria, además de lograr una formación acorde con lo que demanda el mercado laboral.

Calviño responde a las tecnológicas

En su intervención, la vicepresidenta tercera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, afirmó que “la economía española se está reactivando” y que, tras la caída intensa del Producto Interior Bruto (PIB) en el segundo trimestre la previsión del Gobierno es “crecer por encima del 10% en este tercer trimestre”.

Calviño, en conversación con Miguel Jiménez, subdirector de El País, defendió la “determinación” y “rapidez” con la que se ha actuado desde el Ejecutivo “para tratar de tejer una red de seguridad y minimizar el impacto negativo sobre la economía” de la situación generada por el Covid-19.

Es inevitable que una acción de este calado y una epidemia de esta magnitud tenga un impacto económico y social importante, pero hemos logrado minimizar el impacto negativo sobre el empleo, proteger el tejido productivo y, en definitiva, que no haya un daño mucho más difícil de solventar de cara al futuro y tener una buena base para la recuperación”, remarcó.

Sobre el empleo, señaló que “se está recuperando a buen ritmo”, con los trabajadores que salen de los ERTE y las nuevas afiliaciones a la seguridad social y ha confiado en que este ritmo se mantenga para que “de aquí a final de año los dos crecimientos se vayan acoplando y el año que viene tengamos un crecimiento importante de la producción y también de la creación de empleo”.

“Lo que tenemos que hacer es asegurarnos de controlar efectivamente los rebrotes, que son inevitables, para seguir en esta senda de crecimiento y poder volver a niveles de crecimiento elevados en el año 2021”, resaltó.

Preguntada por las peticiones dentro del sector tecnológico que reclaman una fiscalidad más justa, Calviño dijo que “en los proyectos normativos que está impulsando el Ejecutivo, tanto en España como en Europa, porque al final el marco normativo viene muy determinado por la Unión Europea, estamos incidiendo mucho en la necesidad de un terreno de juego justo, por ejemplo, en el ámbito de las telecomunicaciones”.

En este sentido, adelantó que próximamente sacarán a audiencia pública el texto del proyecto de Ley de Telecomunicaciones, en el que “uno de los elementos más importantes es precisamente que vamos a empezar a regular y, por tanto, a tratar de tratar de una manera equitativa a los nuevos operadores que están presentes en este ámbito, que no son los operadores tradicionales de telecomunicaciones, dando un paso adelante en este ‘level playing field’, como se dice en inglés, este terreno de juego equilibrado para las distintas tecnologías”.

Afirmó que este ‘level playing field’ se va a garantizar en la Ley de Comunicación Audiovisual. “Con el proyecto de Ley Audiovisual vamos a tratar también de alinear al máximo posible dentro de la normativa comunitaria las exigencias de las distintas plataformas, teniendo en cuenta que el marco no es totalmente homogéneo para aquellos operadores tradicionales, digamos, y esas nuevas formas de comunicación que cada día tienen más auge”.

Bruselas apoya la digitalización de España

Por su parte, el comisario europeo de Mercado Interior, Thierry Breton, animó durante su intervención en el DigitalES Summit 2020 a aprovechar el plan de recuperación europeo y los correspondientes planes de los estados miembro para avanzar en la transformación digital de la Unión Europea.

Breton indicó que la pandemia ha afianzado el rol de la tecnología digital en nuestra sociedad y ha acelerado la transformación digital. Añadió que hay que dar un paso más y usar la tecnología de manera estratégica para ser líderes y construir nuestro mundo digital.

Señaló que es necesario aprovechar el potencial de los datos, básicos también para recuperar la actividad. En este sentido, dijo que hay que desarrollar infraestructuras adecuadas para almacenar las bases de datos y contar con una normativa adecuada.

Thierry Breton, comisario europeo de Mercado Interior.

También abogó por usar “nuestra tecnología” para mejorar la Unión Europea, aprovechando las oportunidades de los datos, la conectividad y la microelectrónica, creando, por ejemplo, la nube europea para datos industriales.

“Datos y conectividad son la piedra angular del futuro digital, motores de otras tecnologías en las que tenemos que invertir”, destacó.

Y es que, agregó, «el plan de recuperación europeo nos ofrece la oportunidad de apalancar esta transformación digital que no podemos dejar escapar».

Por último, apostó por una “soberanía” o “autonomía estratégica” europea, que no significa aislamiento, sino de defender intereses estratégicos, “ser asertivos en cuanto a nuestros valores y firmes en nuestras ambiciones y confiar en nuestros medios para que todo esto sea una realidad”.

Digitalización y pymes

Uno de los debates que más expectación generó en esta cumbre de empresas tecnológicas fue el debate mantenido por el presidente de Telefónica España, Emilio Gayo, y el presidente de McKinsey en España y Portugal, Alejandro Beltrán.

Beltrán comenzó la charla con un dato, la digitalización puede contribuir entre el 1,5 y el 2,5% en el PIB del país al año y Gayo con una frase, «el futuro es digital y este proceso de digitalización va a acelerarse».

Ambos coincidieron en rechazar los aspectos negativos que en ocasiones se ligan a la digitalización, como la destrucción de empleo, que podría suponer la robotización y automatización de procesos.

Por su parte, Gayo remarcó que la digitalización trae nuevas necesidades de trabajos, con un “resultado neto de creación de empleo”. Se estima, subrayó, que en los próximos diez años va a haber un incremento de más de 650.000 empleos derivados de la digitalización.

El presidente de Telefónica España, Emilio Gayo, y el presidente de McKinsey en España y Portugal, Alejandro Beltrán.

Sobre las pymes y su transformación digital, una “asignatura pendiente”, según Beltrán, Gayo indicó que la digitalización puede incrementar su productividad entre un 15 y un 25%.

A su juicio, hay que ofrecer soluciones “más sencillas” para las pymes españolas, ayudarlas con mucha formación y asesoría y con programas para ayudar a entrar “en el mundo digital” a nuestra base empresarial.

Por último, Beltrán interpeló a Gayo sobre su visión del sector de las telecomunicaciones como factor multiplicador y habilitador del desarrollo económico del país.

El directivo de Telefónica aseguró que las telecomunicaciones son un habilitador de generación de valor de otros sectores y ofreció un dato, por cada euro que se dedica a invertir en 5G, en otros sectores se van a producir tres euros. “Telco es una parte de la solución para el desarrollo económico de este país”.

Reconstruir la competitividad a través de la tecnología

En una de las mesas redondas celebradas se debatió sobre cómo la tecnología puede ayudar a reconstruir la competitividad española tras la pandemia de Covid-19.

Los ponentes coincidieron en que es fundamental la colaboración público-privada, que la digitalización es un imperativo, que la tecnología puede protagonizar un cambio de modelo de país y que en España tenemos una situación privilegiada en el despliegue de redes.

Luis Abad, CEO de Altran, afirmó que para la salida de la crisis hay que potenciar los sectores más industriales de nuestro país. Tenemos, explicó, tecnologías para aplicar a sectores como la automoción para lanzar una cuarta revolución industrial. “Podemos crear nuevos modelos de negocio que hoy en día son inimaginables”, subrayó.

Por su parte, Fernando Ruiz, CEO de Deloitte, comentó que el reto ahora es convertir la crisis en una oportunidad. «Hay que invertir en los dos vectores que está apuntando la Unión Europea, como son la transformación digital y la transformación energética».

En el primer caso “partimos de una situación excepcional, hemos sido el país europeo con mejor respuesta al reto del confinamiento y tenemos la red de fibra óptica mayor de toda Europa. Tenemos que convertir eso en una oportunidad y el Gobierno tiene que poner en marcha planes de transformación digital, junto a las empresas».

Para Ángeles Delgado, presidenta de Fujitsu España, la transformación digital es un tema de personas, de competencias y actitudes, que se ha acelerado. “Hemos pasado de pensar que es algo bonito a saber que es algo estratégico para el país y las empresas”.

Se hace imprescindible -dijo- generar un sistema de confianza en la propia tecnología, en la “confiabilidad de las transiciones”, y esa confianza “hoy por hoy no existe, lo que supone una responsabilidad para el sector”.

También Horacio Morell, presidente de IBM en España, Portugal, Grecia e Israel, insistió en que hay que ir mucho más lejos en la digitalización. “Es un imperativo indiscutible”. Hay, no obstante, un ‘gap’ en el despliegue de las capacidades. Por ejemplo, en materia de datos se sabe que entre el 70 y el 90% están infrautilizados.

Tenemos modelos tecnológicos muy fragmentados y complejos”, afirmó antes de apostar por la construcción de un entorno, de un modelo tecnológico que nos permita avanzar de la manera adecuado.

Noticias Relacionadas:
Lo último en Política