PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Lesmes paga viejos favores con dos de los seis nombramientos al Supremo

Jacobo López Barja de Quiroga será el nuevo presidente de la Sala de lo Militar y Javier Hernández magistrado de la Sala de lo Penal; con sus nombramientos Lesmes cumple con los favores debidos.
|

Es la impresión generalizada tras conocer la identidad de los seis “elegidos” que cubrirán, tras las negociaciones entre vocales conservadores y progresistas de las últimas horas, las Presidencias de las tres Salas en liza –la Militar, la Social y la Contencioso-Administrativo– y las tres plazas de magistrados de la Sala de lo Penal en liza, según ha podido saber Confilegal.

El “pescado” ya está vendido en lo referido a estos seis importantes puestos que el Pleno del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) va a votar esta mañana. 

Con dos de esos nombramientos –el de Jacobo López Barja de Quiroga, como presidente de la Sala de lo Militar, y el de Javier Hernández, para una de las tres plazas de la Sala Segunda–, el presidente en funciones del CGPJ y del Tribunal Supremo, Carlos Lesmes, queda en paz con el mencionado López Barja de Quiroga y con la vocal progresista y miembro de Juezas y Jueces para la Democracia (JJpD), Mar Cabrejas.

López Barja de Quiroga, actual magistrado de la Sala de lo Militar, exjefe de Gabinete del anterior presidente, Gonzalo Moliner, y exvocal del Consejo General del Poder Judicial (1996-2001), jugó un papel fundamental en el nombramiento de Lesmes como presidente del CGPJ del Supremo en el invierno de 2013. Cuando la balanza se podía haber inclinado a favor de Manuel Marchena, el otro contendiente en liza.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

López Barja de Quiroga era muy cercano al entonces secretario de Estado de Justicia, Fernando Román, quien, junto con Alberto Ruiz Gallardón, apoyaban a Lesmes frente a la candidatura de Marchena, favorecida por la vicepresidenta del Gobierno del momento, Soraya Saénz de Santamaría.

Pero al mismo tiempo, este magistrado progresista mantenía una especial relación de confianza con el entonces secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba. Sus opiniones de entonces jugaron un papel decisivo en el acuerdo final entre PSOE y PP que elevó a Lesmes a la Presidencia del órgano de gobierno de los jueces.

Al año siguiente, 2014, López Barja de Quiroga fue elegido por el CGPJ magistrado de la Sala de lo Militar.

“Lo de la Presidencia de la Sala de lo Militar, Lesmes se lo debía”, afirman fuentes jurídicas.

PUBLICIDAD

El favorito, hasta ahora, había sido Julián Sánchez Melgar, magistrado de la Sala de lo Penal del Supremo y exfiscal general del Estado, un profesional reputado y muy respetado.

El segundo favor personal de Lesmes es el de la elección de Javier Hernández, expresidente de la Audiencia Provincial de Tarragona, amigo personal de la vocal Cabrejas, quien, desde su llegada al CGPJ dejó claro entre sus compañeros que uno de sus objetivos era hacer que éste entrara en la Sala de lo Penal.

“También se lo debía Lesmes. Porque Cabrejas ha venido votando, como miembro de la Comisión Permanente, a favor de todo lo que ha propuesto Lesmes”, añaden las mismas fuentes.

PUBLICIDAD

Cabreja y Hernández pertenecen a la asociación progresista Juezas y Jueces para la Democracia (JJpD).

TOLOSA Y SEGOVIANO

El nuevo presidente de la Sala de lo Contencioso-Administrativo que previsiblemente saldrá del Pleno de hoy va a ser César Tolosa Tribiño, afiliado a la Asociación Profesional de la Magistratura, quien tendrá ante sí el más difícil de los desafíos: acabar con la división interna entre los miembros de esa Sala, fruto del mandato de su antecesor –Luis María Díez-Picazo–, quien renunció a presentarse para un segundo mandato.

PUBLICIDAD

La Presidencia de la Sala de lo Social, por otra parte, será ocupada, durante los próximos dos años por María Luisa Segoviano Astaburuaga. Por dos años porque en 2022 cumplirá los 72 años y pasará a la jubilación.

César Tolosa Tribiño sustituye en la Presidencia de la Sala de lo Contencioso-Administrativo a Luis María Díez-Picazo.
María Luisa Segoviano es la favorita para la Presidencia de la Sala de lo Social del Supremo. Foto: Carlos Berbell.

HURTADO Y PUENTE

Las personas sobre las que hay acuerdo para ocupar las vacantes de Francisco Monterde y de Alberto Jorge Barreiro son Ángel Hurtado, magistrado de la Sala de Apelación de la Audiencia Nacional, independiente; fue el presidente del juicio de la primera época de Gürtel, y Leopoldo Puente Segura, exmiembro de JJpD, destinado en el Tribunal Superior de Justicia de Madrid y especialista en penal.

Ángel Hurtado, sin afiliación asociativa, está destinado en la Sala de Apelación de la Audiencia Nacional.
Leopoldo Puente es magistrado del Tribunal Superior de Justicia de Madrid. Foto: CGPJ.

El balance final es positivo para los progresistas 4, frente a los conservadores, 2.

PUBLICIDAD

En el cómputo global son mayoría: Leopoldo Puente y Javier Hernández, que sustituyen a Jorge Barreiro y Luciano Varela, progresistas también, María Luisa Segoviano –sin afiliación– y Jacobo López Barja de Quiroga.

Por el otro lado, César Tolosa y Ángel Hurtado.

A LA TERCERA FUE LA VENCIDA

Lesmes decidió, después de que se rompieran las negociaciones entre PSOE y PP para la renovación del Consejo General del Poder Judicial –tenía que haber sido renovado en diciembre de 2018, hace un año y nueve meses–, llevar a cabo estos nombramientos. Los había aplazado en enero y en julio.

El hecho de que la mayoría hayan sido progresistas mantiene, a los ojos de Lesmes, sus posibilidades de ser magistrado del Tribunal Constitucional, en una carambola feliz del destino.