PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Así será el futuro: Juicios y declaraciones transcritas por inteligencia artificial en pantalla y descargables en pdf o word

Sobre estas líneas un pantallazo de la grabación de un juicio simulado cuyo contenido ha sido transcrito mediante inteligencia artificial y aplicando "machine learning"; la solución informática desarrollada por la empresa valenciana Shooowit permite ver la grabación en tiempo real con subtítulos y con el texto completo, el cual se puede descargar. Foto: Carlos Berbell/Confilegal.
| | Actualizado: 29/11/2020 8:52

He visto el futuro. No ha sido ni una revelación ni una epifanía. He sido testigo de cómo será en lo que a las grabaciones de las declaraciones y de los juicios se refiere. Se acabaron los DVDs y los CDs. Todo estará en la nube, en el marco de su expediente digital, al que las partes tendrán acceso mediante la clave correspondiente.

Y lo mejor de todo. Gracias a la tecnología, a la inteligencia artificial y al «machine learning», se generará una transcripción automática, en digital, a la que las partes tendrán acceso, en pantalla y que podrán descargar en word o en pdf, para su impresión o para su trabajo en pantalla.

Esta era la idea que me transmitieron en el Ministerio de Justicia Francisco de Borja Vargues, secretario general para la Innovación y Calidad del Servicio Público de Justicia del Ministerio del ramo, y Aitor Cubo Contreras, director general de Transformación Digital, en un reportaje que recientemente publicamos en Confilegal.

En el Ministerio lo llaman «textualizar» aunque lo correcto sería describirlo como transcribir o transcripción.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Porque este es uno de los problemas con los que se dan de frente los distintos agentes que componen el mundo legal y, específicamente, el mundo de la Justicia.

Los juicios y las declaraciones se graban en DVD y se entregan a las partes días más tarde. Esto fue lo que sustituyó a los letrados de la Administración de Justicia y sus tradicionales actas.

Sobre esas grabaciones audiovisuales las partes extraen la información que precisan para sus estrategias procesales, para encarar los juicios por venir, las apelaciones y las casaciones.

El problema es que eso requiere un gran esfuerzo. Y no solo para ellos. Para todas las partes.

PUBLICIDAD
No son solo los juicios los que se graban, también las declaraciones de los juzgados de instrucción como la que aparece en esta imagen.

EL FUTURO

El futuro que yo he visto es una auténtica revolución y ha sido hecho realidad por una empresa española, de Valencia.

«Esta solución, este programa, ha sido creado por Shooowit Stream, S.L., empresa española, de Valencia, líder en el mercado de la televisión por ‘streaming'», explica Daniel de Carvajal, socio de Shooowit.

Previsamente lo que De Borja y Cubo avanzaban. Un expediente digital en la nube al que las partes pueden acceder con sus claves y en el que se encuentran las grabaciones videográficas de las declaraciones y los juicios.

PUBLICIDAD

Pero con una diferencia: Cada grabación contiene la transcripción de lo que se ha dicho en el juicio. Y se puede ver en tiempo real. En subtítulos sobre la pantalla y en una columna lateral. Además, se puede buscar por términos, por frases, se pueden incluir anotaciones, segmentarlo en secciones, etiquetarlo, marcando los apartados más relevantes, y después descargar en word o pdf.

Es cierto, y lo digo que porque he hecho muchas transcripciones de entrevistas, que a veces no se entiende lo que dice alguien, y hay que volverlo a escuchar una, dos, tres, cuatro o más veces. Este handicap lo tiene también este software, pero raya la perfección; entre un 94 y un 96 por ciento de precisión.

PUBLICIDAD

Además, puede grabar, y transcribir, los juicios telemáticos que se hagan con Zoom, Skype o cualquier otro programa.

Además, y aquí viene lo bueno. Es español 100 %. «Made in Spain» o «Made in EU».

Shooowit ofrece servicios de vídeo online tanto en abierto como en privado, pudiendo seleccionar quien accede al contenido y bajo qué criterio. Su software de transcripción, pensado en su origen para los sordos, es el que utilizan las principales televisiones.

PUBLICIDAD

Asimismo, dispone de una plataforma cloud (servicios descentralizados que se ofrecen a través de internet) que sirve para que sea los propios clientes administren y gestionen el contenido audiovisual.

Daniel de Carvajal, socio de Shooowit, empresa que ha elaborado un producto, el «Legal Virtual Desk», que es plenamente aplicable a la Administración de Justicia, ahorrando tiempo y recursos. Foto: Carlos Berbell/Confilegal.

Shooowit acaba de poner en el mercado el «Legal Virtual Desk. Gestor de contenidos cloud con módulo de transcripción«, pensado, en primera instancia, para los despachos de abogados.

Y plenamente aplicable a la Administración de Justicia.

Pérez Llorca, Uría, Andersen, PwC, Montero Aramburu, Cremades y muchos otros ya lo están estudiando para sus reuniones internas

«En el caso de los despachos de abogados, los vídeos que se graban se guardan en un entorno secularizado, limitando el acceso a terceras personas, con lo que se consigue eliminar el riesgo de filtraciones y brecha de seguridad, garantizar la confidencialidad de los clientes y mitigar el riesgo reputacional», explica De Carvajal.

«Además, se reducen los tiempos de transcripción en más de un 80 por ciento, con sus correspondientes ahorros de costes. La inteligencia artificial del producto tarda dos horas en transcribir una hora de lo grabado», señala De Carvajal.

Los contenidos se pueden traducir a 49 idiomas.

EL JUICIO DEL PROCESO SEPARATISTA EN EL SUPREMO

Nadie ha hablado, hasta ahora, de quiénes y cómo hicieron las transcripciones de las 52 sesiones del juicio del «procés» –mañana y tarde–, que tuvo lugar en el Tribunal Supremo el año pasado.

Fue, precisamente, con el software de Shooowit. De esa forma se ahorraron el enorme trabajo y los costes de transcripción de lo que en su interior tuvo lugar.

Las transcripciones del juicio del «procés» se hicieron con Shooowit. Foto: EP.

«Nuestro ‘Legal Virtual Desk’ es plenamente adaptable al expediente digital que el Ministerio de Justicia tiene previsto poner en marcha. El juez, el abogado, el fiscal, el procurador, las partes, podrían tener acceso no solo a los documentos del caso sino también a las grabaciones y a sus transcripciones desde sus ordenadores», señala De Carvajal.

«¿Y la nube? En territorio español, securizada al ciento por ciento», afirma.

El expediente digital en marcha, complementado con una solución informática como esta, ahorraría cientos de miles de horas a las partes y, por supuesto, a los jueces, y agilizaría, sin lugar a dudas, el funcionamiento de la Administración de Justicia.

Añadiendo eficacia y eficiencia.

El día que el Ministerio de Justicia y las 12 consejerías del ramo, con competencias transferidas, consigan hacer realidad esto, el expediente digital y las grabaciones y sus transcripciones accesibles desde una «nube», es cuando la gente comenzará a creer, de verdad, que la justicia funciona, y bien.

«La tecnología no hay que inventarla. Ya está aquí y es producto del talento español», concluye De Carvajal.

Lo dicho. Nada de revelación ni de epifanía. Toda una realidad. La realidad que ha prometido el Ministerio de Justicia en su revolución tecnológica.