PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Jorge Carrera, nuevo letrado del Gabinete Técnico de la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo

Jorge Carrera en una foto tomada en 2011 en la Sala de lo Penal del Supremo, donde ahora tiene su destino. Foto: Carlos Berbell/Confilegal.
|

El Gabinete Técnico de la Sala de lo Penal se ha reforzado con uno de los magistrados españoles con mayor experiencia internacional: Jorge Carrera Doménech.

Actualmente con destino en la Audiencia Provincial de Girona, fue hasta noviembre de 2019 –y por un periodo de seis años– consejero de Justicia en la Embajada española en Washington.

Entre sus funciones se encontraban las de juez de enlace.

En una entrevista a un medio estadounidense Carrera describió su trabajo de la siguiente manera: «Soy una especie de interface entre dos sistemas legales, dos idiomas diferentes y dos tradiciones forenses distintas».

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Antes de su llegada a la capital estadounidense había sido, durante dos años, consejero de Justicia en la Representación Permanente de España ante la Unión Europea, donde se ocupó de los proyectos legislativos del Consejo de la Unión Europea y, de forma especial, de la reforma del paquete de protección de datos.

En el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) fue, durante ocho años, jefe de su Sección del Servicio de Relaciones Internacionales. En 2006  fue nombrado director ejecutivo de la Secretaría Permanente de Cumbre Judicial Iberoamericana, de la que forman parte todos los presidentes de cortes supremas y de consejos de la judicatura de Iberoamérica.

Y antes de eso fue el hombre del órgano de gobierno de los jueces en la Comisión Europea, donde se ocupó de cuestiones relacionadas con terrorismo internacional y migración.

Jorge Carrera habla seis idiomas: ingles, francés, alemán, portugués, catalán y español. Su conocimiento y experiencia de los sistemas jurídicos de nuestros entorno, además del estadounidense, sin duda serán de gran ayuda a una Sala de lo Penal que cada vez tiene más en cuenta las innovaciones jurídicas exteriores, como se puede constatar en sus sentencias de los últimos años.

PUBLICIDAD