¿Quién ha expoliado la bodega de Zalacaín, valorada en un millón de euros? Admitida a trámite la denuncia contra el administrador societario
Entrada al desaparecido Zalacaín, considerado, durante muchos años, el templo gastronómico por antonomasia de la capital de España.

¿Quién ha expoliado la bodega de Zalacaín, valorada en un millón de euros? Admitida a trámite la denuncia contra el administrador societario

|
31/3/2021 06:50
|
Actualizado: 31/3/2021 10:47
|

El desaparecido restaurante madrileño Zalacaín, el primero de la historia de España que obtuvo una estrella Michelín, poseía una bodega cuyas existencias estaban valoradas –en el momento de su desaparición– en no menos de un millón de euros. 

De acuerdo con un recorte de prensa de la revista Telva, publicada en enero de 2017, la bodega de Zalacaín superaba  «las 800 referencias de las principales denominaciones de origen»; las mejores marcas del mundo.

Zalacaín era templo gastronómico de Madrid.

La élite de la élite. 

En noviembre de 2018, sin embargo, la sociedad presentó concurso de acreedores.

El informe presentado el pasado 11 de enero de 2021 por la administración societaria –cuyo máximo responsable es Julián García Díez– entregado a la titular del Juzgado de lo Mercantil 13 de Madrid, Bárbara Córdoba, dentro del procedimiento concursal abierto, decía que la mencionada bodega no tenía más que vinos y licores por valor de 122.697 euros. 

¿Una bodega cuyas existencias estaban valoradas en un millón de euros ahora solo valen 122.697? ¿Cómo es posible eso? ¿Quién se ha llevado las existencias? ¿Quién es el responsable del expolio?

Porque alguien se las ha llevado.

Y todo parece indicar que ha habido un expolio de mencionadas existencias.

Esa es la base de la denuncia interpuesta por Yolanda García-Cereceda López, propietaria del 33,81 por ciento de las acciones del Grupo Serrano 134, S.L., de la que es filial La Finca Real Estate Management, S.L., y de Zalacaín, S.A.U., la mercantil del restaurante.

DENUNCIA CONTRA JULIÁN GARCÍA DÍAZ

La denuncia ha sido dirigida contra el mencionado Julián García Díez, administrador único de Zalacaín.

Fue admitida a trámite el pasado 15 de marzo por el magistrado Pedro Javier Merchante Somalo, titular del Juzgado de Instrucción 6 de Madrid. 

Los hechos «revisten los caracteres de un presunto delito de administración desleal», suscribe Merchante Somalo en su auto de apertura de diligencias previas 320/2021.

Para sustentar la denuncia, los representantes legales de García-Cereceda han aportado una copia del informe realizado por García Díez junto a otra copia del inventario llevado a cabo por la administración concursal para el citado Juzgado de lo Mercantil.

En los mismos «se puede adverar el escandaloso vaciamiento sufrido por la citada bodega en tan solo 20 meses», dice la denuncia. 

«Todo indica, por consiguiente, que el responsable de dicho expolio es el administrador único de Zalacaín, el denunciado Julián García Díez, quien prevaleciéndose de su cargo, ha procedido a vaciar (es materialmente imposible que los vinos y licores que faltan fuesen vendidos en el restaurante en una época que el propio administrador califica de desplome de las ventas) la bodega del que fuera, hasta su declaración de concurso, el templo gastronómico de la ciudad«, añade.

La denuncia recuerda que la administración desleal es un delito que castiga a los que infringen las facultades que le han sido conferidas para administrar un patrimonio ajeno, facultades emanadas de la ley y encomendadas por la autoridad, como es el caso, excediéndose en su ejercicio y causando un perjuicio al patrimonio administrado.

Es un delito patrimonial contemplado en el artículo 252 del Código Penal.

El bien jurídico protegido es el patrimonio, en sentido dinámico, y en cuanto a su naturaleza jurídica, es un delito de resultado que existe para su consumación la acusación de un perjuicio económico notable, del que García-Cereceda considera responsable a Julián García Díez.

En su denuncia, García Cereceda recuerda que la bodega desaparecida ha estado dirigida por el célebre sommelier Custodio López Zamarra, quien estuvo a su frente durante 40 años y quien conoce muy bien lo que contenía.

En esta noticia se habla de:

Noticias Relacionadas:
Lo último en Tribunales