PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

El CGPJ abre una investigación al magistrado Fiestras por su participación en una fiesta ilegal bajo el COVID-19

El magistrado Ricardo Fiestras, a la derecha, junto a su amigo, el empresario Fernando Becerra.
| | Actualizado: 10/06/2021 12:35

El órgano de gobierno de los jueces, a través de su promotor de la Acción Disciplinaria,  ha abierto diligencias informativas sobre el caso del magistrado Ricardo Fiestras, por su participación en una fiesta ilegal que tuvo lugar en la isla de Lanzarote durante el confinamiento.

También se ha solicitado una investigación al Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) en relación a la supuesta reincidencia por parte de este magistrado respecto a la confrontación que, al parecer, tuvo con agentes de la autoridad en esta fiesta y en el Aeropuerto de Lanzarote, por un presunto incumplimiento de las normas COVID-19, según testigos presenciales.

El CGPJ ha abierto las actuaciones previas 63/2021, en relación a una solicitud de investigación, requerida ante esta institución el 20 de abril , debido al presunto incumplimiento de las normas Covid-19, por parte del magistrado Ricardo Fiestras, titular del Juzgado de Instrucción Número 4 de Arrecife, cuando este se encontraba participando en lo que a todas luces era una fiesta ilegal en una vivienda en Cortijo Viejo (Yaiza).

Por este motivo, debido a las restricciones del confinamiento, Fiestras fue propuesto para sanción por los Agentes del Grupo de Intervención Rápida de la Guardia Civil (GIR),

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Estos agentes de la Guardia Civil, se personaron en la citada vivienda el pasado 18 de febrero, alertados por llamadas de vecinos que dieron quejas de esta ‘fiesta con la música alta’, además de la difusión de este ‘encuentro fiestero entre amigos’ en Instagram.

Los vecinos decidieron dar parte a las autoridades, y pusieron en conocimiento del 112 que se estaba produciendo un incumplimiento del Nivel 4 del Estado de Alarma, por lo que los agentes intervinieron rápidamente, pues en esos momentos, la isla de Lanzarote sufría un severo confinamiento, debido al elevado número de contagios por COVID-19.

En este altercado, el juez Ricardo Fiestras, al parecer, según fuentes consultadas cercanas a la citada fiesta ilegal, «hizo valer su condición de funcionario judicial ante los agentes de la Guardia Civil», que acudieron ante la denuncia vecinal, además de un rifi-rafe dialéctico con estos agentes de la autoridad, hecho que, por otra parte, no hizo retroceder a estos agentes en el cumplimiento de sus funciones, según aclaran testigos.

Con la diligencia debida, el Grupo GIR, en aplicación de las normas restrictivas respecto al COVID-19, impuestas por el Gobierno de Canarias, propuso la correspondiente sanción por participar en esta fiesta ilegal, contra el magistrado Ricardo Fiestras, así como a sus acompañantes, entre los que se encontraba, el empresario, Fernando Becerra.

PUBLICIDAD

REINCIDENCIA

Además, el CGPJ, también investigará en las diligencias previas 63/2021 que ha abierto por este altercado de la supuesta fiesta ilegal en pleno confinamiento en Lanzarote, otro encontronazo con la autoridad que, al parecer,  «protagonizó» el magistrado  Fiestras.

El pasado 31 de marzo, según indican fuentes consultadas del Aeropuerto de LanzaroteFiestras, fue sorprendido por agentes de seguridad acompañando a una viajera, en una zona destinada únicamente a pasajeros, -bajo las normas COVID-19-, por lo que fue invitado a desalojar esta zona prohibida para acompañantes.

Estas mismas fuentes aeroportuarias relatan que ‘Fiestras fue conminado a abandonar el área de pasajeros pero, al parecer, según testigos, el juez no reaccionó de manera inmediata, ante la solicitud de cumplimiento con estas normas’.

PUBLICIDAD

«Se produjo otro rifi-rafe dialéctico con los responsables de seguridad, a la vista de todos los pasajeros que circulaban por esa zona, momento en el que, nuevamente, Fiestras, podría haber hecho uso de su condición de magistrado, incluso como juez de guardia», según explican testigos consultados.

Es decir, los testimonios apuntan a que Fiestras tuvo que ser acompañado para abandonar esta área pero que, además, pudo expresar ante los agentes de seguridad en este aeropuerto que, «era juez o juez de guardia».

PUBLICIDAD

Según juristas consultados podría caber reincidencia, tanto en el «uso de su condición de juez, confrontación con agentes de la autoridad y seguridad, más vulneración de las normas COVID-19″, en relación a los altercados de la fiesta ilegal, y posteriormente, en el aeropuerto lanzaroteño.

Ante esta situación, igualmente, se solicitó ante el CGPJ, que este mismo órgano judicial, se requiera a AENA para acceder a las grabaciones de las cámaras de seguridad del Aeropuerto de Lanzarote en relación a estos hechos, y se investiguen estos incidentes, con el objetivo de esclarecer este suceso.

En relación al Código Ético y Régimen Disciplinario de Jueces y Magistrados, se pidió también al CGPJ que  ‘investigue si la conducta del juez Ricardo Fiestras, en relación a los agentes de la Guardia Civil y al Aeropuerto de Lanzarote pudiera ser constitutiva de la infracción calificada en el Régimen Disciplinario como falta muy grave, en el punto 3 sobre ‘la provocación reiterada de enfrentamientos graves con las autoridades de la circunscripción en que el juez o magistrado desempeñe el cargo por motivos ajenos al ejercicio de la función jurisdiccional’,  y punto 13 por ‘el abuso de la condición de juez para obtener un trato favorable e injustificado de autoridades, funcionario o profesionales‘.

PUBLICIDAD

Igualmente, desde el espacio radiofónico, ‘La ventana indiscreta’, se dirigió una misiva ante la directora general de la Guardia Civil, María Gámez, para solicitar  el ‘amparo’ para los guardias civiles que realizaron la intervención de la fiesta ilegal, origen del conflicto.

RELACIÓN ENTRE FIESTRAS Y BECERRA

Respecto a la propuesta de sanción por incumplimiento de las normas COVID-19, en la «supuesta» fiesta ilegal contra el magistrado Fiestras y el empresario Becerra, según informan testigos de lo ocurrido, al parecer Fiestras aportó una localización para la notificación de este expediente sancionador en un apartamento vacacional que, casualmente, gestiona comercialmente, su amigo empresario. 

Según los vecinos cercanos a este apartamento vacacional, situado en el municipio de Tías(Lanzarote), Fiestras, al parecer, podría haber mantenido su residencia durante un tiempo en esta propiedad, gestionada por Becerra.

Pero es más, los testimonios vecinales alegan también protestas por unas obras acometidas en este citado apartamento, pues «se transformó el garaje de este edificio, en la referida vivienda vacacional!.

Por tanto,  este apartamento vacacional «podría estar incumpliendo las condiciones de habitabilidad al ser en origen un garaje», explican los vecinos quienes, a su vez, sugieren ‘debería haber una investigación sobre estas obras y condiciones de este garaje-vivienda explotada por Becerra, por parte del SEPRONA de la Guardia Civil’.

Por otra parte, según informan estas fuentes vecinales, en  las inscripciones que figuran en el Registro de la Propiedad de Tías, se especifica que este apartamento vacacional comercializado por Becerra ‘figura como garaje’.

Esta propiedad, a nombre de otro tercero, un particular, presuntamente, podría haber albergado estas obras, la gestión empresarial de Becerra, incluso la posible residencia temporal para el magistrado Fiestras.

Becerra fue condenado a un año de cárcel y 100.000 euros de multa, tras llegar a una conformidad con la Fiscalía, al admitir un delito de cohecho en el caso Unión. Una macrocausa judicial de corrupción urbanística en Lanzarote.

Debido a este cúmulo de casualidades entre Fiestras y Becerra, igualmente, se solicitó ante el CGPJ, se investigue ‘quién sufragó los gastos de la supuesta fiesta ilegal’, «si existe algún presunto trato de favor entre Fiestras y Becerra», además de la posibilidad de que el CGPJ indague de oficio en el marco de las diligencias abiertas, ‘el eje de la relación entre este magistrado y el empresario, respecto a encuentros sociales, propiedades, alquileres y demás conexiones, que faciliten el esclarecimiento de la verdad’.

OTRAS DENUNCIAS CONTRA EL MAGISTRADO FIESTRAS

En el marco de la operación ‘Ágatha’, como se conoce popularmente en Lanzarote, los ‘altercados’ del juez Fiestras, es imprescindible destacar que existen otras denuncias contra esta autoridad judicial.

En estos momentos, en espera de resolución, se encuentra sobre la mesa de trabajo de la Audiencia Provincial de las Palmas de Gran Canaria, el rolloo de apelación 216/2021, -procedente de los autos 26/8/2019, 12/3/2020, 18/12/2020-, respecto a una denuncia contra el magistrado Fiestras, por supuesta prevaricación en relación a una causa que, instruye el propio Fiestras, en su Juzgado de Arrecife.

El denunciante de la conducta de Fiestras, en este caso, también solicita a la Audiencia Provincial el traslado de esta situación ante el Tribunal Superior de Justicia de Canarias y al Consejo General del Poder Judicial, sin descartar la actuación de la Fiscalía Anticorrupción, si lo estimase oportuno.

Igualmente, tal como recoge el medio digital ‘La Verdad de Lanzarote’, respecto a otra incidencia judicial, ‘El pasado lunes 24 de mayo fue interpuesto en el Juzgado de Instrucción nº 4 de Arrecife, un Incidente de Recusación contra el titular del mismo magistrado Fiestras, tras 9 meses sin practicar diligencia alguna, en la querella presentada por una familia de Tinajo contra unos vecinos que habrían celebrado «distintas presuntas fiestas ilegales llevadas a cabo… en su domicilio durante el estado de alarma».