PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

UGT tiene ultimada una «app» para dar un servicio a sus afiliados 24 horas al día, 365 días al año

Con esta nueva aplicación, UGT quiere hacer frente al futuro que se avecina con el fin de mantener la cohesión y la comunicación entre sus afiliados. Su secretario general, Pepe Álvarez –en la foto en su despacho mirando una imagen suya creada por ordenador; un regalo–, cree que es el futuro. Foto: Carlos Berbell/Confilegal.
| | Actualizado: 26/07/2021 8:46

«Es un servicio por el cual cualquier afiliado podrá contactar con el sindicato y el sindicato, de inmediato o en un tiempo muy breve, dará la respuesta que se precisa. Va a ser un servicio de 24 horas, 365 días al año. Por la noche, de madrugada, no podrá ser en directo pero la respuesta estará por la mañana. Estamos construyendo algo que no se ha hecho aún en ningún país del mundo», revela Pepe Álvarez, el secretario general de la Unión General de Trabajadores (UGT).

El objetivo, reconoce Álvarez, es captar a las nuevas generaciones de trabajadores. Ya sea en grandes como en medianas y pequeñas empresas. Estas últimas componen el 87 por ciento del empresariado español.

«Nosotros somos el sindicato que tiene más peso en las pequeñas y medianas empresas. Siempre lo hemos tenido. Seguramente porque el empresario nos ve menos agresivos. Nosotros no somos un sindicato de consigna. Al final eso quiere decir que, dependiendo de la empresa en la que se está se es más de una manera o de otra. Eso es una virtud del sindicalismo, porque el sindicalismo al final debe parecerse a la gente a la que representa. Y hay que encontrar instrumentos que permitan a la gente estar en contacto con el sindicato», precisa.

Álvarez también reconoce que el mundo hacia el que vamos la concentración de trabajadores va a desaparecer. De ahí la necesidad de utilizar las nuevas tecnologías para fomentar la cohesión, la coordinación y la comunicación.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

«La concentración de trabajadores va a desaparecer. Tiene tendencia a quedarse en muy pocos núcleos. La empresa como tal, también. Ya lo están haciendo muchas empresas y el sindicato tiene que dar respuesta a todo eso», añade.

«También se la tenemos que dar desde el punto de vista del propio estado. Hay algunos elementos que también tenemos que ir introduciendo, como por ejemplo los ERTE. Si en el futuro, como nosotros queremos, se llega a un acuerdo para que los ERTE sean un instrumento permanente que no siempre este ligado a una crisis económica o productiva de la empresa sino que esté ligado a un cambio de sistema productivo o a una coyuntura producida por circunstancias climatológicas o de otro tipo que obliguen a hacerlo», precisa.

Y pone el ejemplo de Navantia, en Ferrol, una empresa constructora de barcos que hoy solo tiene personal técnico. Los ERTE serían una solución razonable para no perder mano de obra cualificada.

Es lo que el secretario general de UGT describe como capitalismo inteligente.

PUBLICIDAD

«Yo creo en el capitalismo inteligente, no en el capitalismo de casino. El que, de verdad, quiere generar riqueza y tener futuro. El capitalismo de casino, el que llega, saca lo que puede y si te he visto no me acuerdo, no es deseable», apunta.