PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

El juez de la Superliga da a la UEFA 5 días para cumplir sus órdenes: si no, habrá consecuencias legales

SI LA UEFA NO CUMPLE, REMITIRÁ EL CASO A LA FISCALÍA PARA QUE ABRA CAUSA POR UN DELITO DE DESOBEDIENCIA A LA AUTORIDAD JUDICIALDe acuerdo con Ruiz de Lara, esta actitud sitúa a UEFA "al margen del Estado de Derecho en abierta promoción de prácticas que comprometen el principio de libre competencia". En la foto, el máximo responsable de la UEFA, su presidente, el eslovena Aleksander Ceferín.
| | Actualizado: 21/09/2021 1:03

El magistrado del Juzgado de lo Mercantil 14, Manuel Ruiz de Lara, ha dictado hoy un auto por el que da 5 días a la UEFA para que acredite que ha cumplido las medidas cautelares que le impuso en los autos de 20 de abril y 1 de julio pasados bajo el aviso de la aplicación de dos medidas: la imposición de las multas que procedan, primero, y el envío a la Fiscalía para que abra causa contra la UEFA por la supuesta comisión de un delito de desobediencia a la autoridad judicial. 

«No ha resultado acreditado que UEFA haya dado cumplimento a las medidas cautelares acordadas», escribe el magistrado Ruiz de Lara en este último auto, lo que supone una vuelta de tuerca sin precedentes.

LA UEFA, AL MARGEN DEL ESTADO DE DERECHO

De acuerdo con el magistrado, la posición procesal adoptada «sitúa a UEFA al margen del Estado de Derecho, en abierta promoción de prácticas que comprometen el principio de libre competencia en el mercado relevante de organización de competiciones de fútbol profesional en la Unión Europea».

UEFA, cuyo presidente es el esloveno Aleksander Ceferín, no tiene más remedio que cumplir con lo acordado con el magistrado español –un juez de la Unión Europea a todos los efectos–, si no quiere verse imputada en un momento ciertamente delicado.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Justo cuando el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) debe decidir si las prácticas restrictivas de esta organización contravienen el derecho de la Unión al ir contra la libre competencia.

«Union des Associations Européennes de Football (UEFA) no ha probado en modo alguno que haya procedido a anular los procedimientos disciplinarios abiertos a Real Madrid Club de fútbol, Fútbol Club Barcelona y Juventus de Turín«, subraya Ruiz de Lara.

«Como razonábamos en los autos referidos, para dar cumplimiento a las medidas cautelares adoptadas no basta con un mero anuncio de suspensión sino que debe procederse a la anulación del mismo. El mantenimiento de los procedimientos disciplinarios, aún en situación de suspensión provisional, despliega por sí mismo los efectos de las prácticas anticompetitivas que el auto de medidas cautelares adoptadas inaudita parte pretende atajar», añade.

El magistrado Ruiz de Lara subraya que UEFA no ha probado que haya dejado sin efecto las sanciones encubiertas impuestas a los clubes fundadores de la Superliga y tampoco acredita que haya publicado en su web la anulación de los procedimiento disciplinarios abiertos a los tres equipos. 

PUBLICIDAD

Tampoco ha demostrado que haya ordenado a las federaciones dependientes de ella que se abstengan «de realizar actuaciones que puedan restringir la libre competencia en el mercado de la unión europea, poniendo en riesgo por tanto la tutela que pudiera otorgarse en una eventual sentencia estimatoria».

Porque ya han transcurrido cinco meses desde el auto de adopción de medidas cautelares –el de 20 de abril– y dos meses desde el de 1 de julio.

«ESTRATEGIA REBELDE» POR PARTE DE LA UEFA

«La falta de de acreditación del cumplimiento de los requerimientos efectuados (…) evidencia por parte de UEFA una voluntad obstaculizadora tendente a consolidar prácticas anticompetitivas. La pasividad y omisión en torno a las medidas cautelares adoptadas y respecto a los requerimientos efectuados no vienen sino a certificar por parte de UEFA una estrategia rebelde tendente a frustar el cumplimiento de las resoluciones judiciales en aras de hacer efectivo el peligro de mora procesal que se pretende enervar con la adopción de medidas cautelares», señala el magistrado.

PUBLICIDAD

Lo que traducido al román paladino se puede entender que la UEFA se está riendo de la justicia española; esto puede tener serias consecuencias para la UEFA.

«El escrito de UEFA de 17 de septiembre de 2021 no viene sino a confirmar su rebeldía al cumplimiento de las medidas cautelares. Se limita a reproducir alegaciones que ya fueron desestimadas en el Auto de 30 de julio de 2021», resalta.

PUBLICIDAD

«UEFA ni siquiera hace un mínimo esfuerzo en justificar que haya dado cumplimiento a las medidas cautelares adoptadas. Tampoco manifiesta una imposibilidad o dificultad de cumplimiento por alguna razón. UEFA viene a reconocer implícitamente que como está en desacuerdo con las resoluciones judiciales adoptadas no va a realizar actuación alguna tendente a cumplir los requerimientos efectuados».

«Y todo ello pese a que los recursos interpuestos y los trámites procesales no despliegan efectos suspensivos en torno a las medidas acordadas. UEFA pretende de éste modo constituirse en juez y parte y determinar por sí misma cuando debe procederse al cumplimiento de las medidas cautelares adoptadas», subraya.

UEFA, en opinión de Ruiz de Lara, con su actuación procesal compromete el derecho a la tutela judicial efectiva de las partes.

PUBLICIDAD

LO QUE RUIZ DE LARA ORDENÓ A UEFA

El magistrado español ordenó a UEFA que anulara y dejara sin efecto los procedimientos disciplinarios abiertos a los tres clubes mencionados, que se abstuviera de excluir a los clubes fundadores de la Super League de sus competiciones, que dejara sin efecto la sanción encubierta, consistente en la reducción del 5 % del los ingresos y la contribución al Fondo de Solidaridad con 15 millones de euros,  la obligación de disolver la European Super League y de poner fin a los procedimientos judiciales como este y la sanción de 100 millones de euros en caso de no cumplir estar órdenes.