PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

«Hay que renovar el CGPJ pero también hay que cambiar el sistema de elección de sus miembros», según el director jurídico de la CE

Daniel Calleja, "mano derecha" de la presidenta de la Comisión Europea, la alemana Ursula von der Leyen, durante su exposición en el Colegio de Abogados de Madrid. Foto: Carlos Berbell/Confilegal.
| | Actualizado: 23/09/2021 20:58

El español Daniel Calleja, director general de los Servicios Jurídicos de la Comisión Europea, afirmó hoy, durante su intervención en los desayunos jurídicos del Colegio de Abogados de Madrid, que «hay que renovar el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) pero también hay que cambiar el sistema de elección de sus miembros en la línea indicada por el Consejo de Europa, el GRECO, la Comisión de Venecia y la propia Comisión Europea».

Pero a continuación aclaró que la «Unión Europea no puede intervenir por el principio de subsidiariedad. Lo que sí puede hacer es expresar su preocupación y el sentido la orientación que debe de tomarse».

Calleja, en este sentido, no se apartó de la línea en la que se expresó la pasada semana el comisario europeo de Justicia, el belga Didier Reynders, quien no se pronunció si primero debía reformarse la Ley Orgánica del Poder Judicial (LOPJ) para que los jueces eligieran por voto secreto y directo a sus 12 representantes en el CGPJ o si debía elegirse a un nuevo Consejo con las condiciones actuales –por el Parlamento– y modificar después la LOPJ para que el siguiente CGPJ sea elegido con las nuevas reglas.

El jefe de los servicios jurídicos de la Comisión Europea, que capitanea un equipo de 300 abogados de los 27 estados miembros, reivindicó la primacía del derecho comunitario, que algunos  políticos han puesto en tela de juicio. 

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

«La primacía del derecho comunitario es esencial. Si lo cuestionamos toda la estructura se vendría abajo. Y en esto juega un papel fundamental el Tribunal [de Justicia] de la Unión Europea, que es el que tiene la última palabra. Si no fuera así habría ciudadanos de primera y de segunda categoría», subrayó.

El director de los Servicios Jurídicos de la CE, que fue presentado por el excomisario español Miguel Arias Cañete, llamó la atención sobre un acontecimiento sin precedentes vivido por la Unión Europea.

Daniel Calleja, el decano del Colegio de Abogados de Madrid, José María Alonso, y el excomisario europeo, Miguel Arias Cañete, quien hizo un perfil exhaustivo y muy cariñoso del ponente. Foto: Carlos Berbell/Confilegal.

EL MOMENTO «HAMILTONIANO» DE EUROPA

«Porque ha sido la primera vez que la Unión se va a endeudar. Vamos a emitir bonos y vamos a acudir a los mercados para devolverlos dentro de 30 años. Había países que consideraban que los tratados no nos permitían hacer esto. Hubo que hacer una defensa jurídica muy importante en base a lo que dice al artículo 122 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea que permite reaccionar en un caso de emergencia», explicó.

«Se habla con motivo de esta emisión de un momento ‘hamiltoniano’ de la Unión», añadió

PUBLICIDAD

Calleja se refirió a Alexander Hamilton, uno de los padres fundadores de los Estados Unidos. También fue el primer secretario del Tesoro –equivalente a ministro de Economía–, fundador del primer banco central del nuevo país y de la Reserva Federal.

«Cuando Hamilton creo la Reserva Federal mutualizó la deuda de los Estados Unidos. Eso supuso  su consolidación. Este momento de emisión de deuda conjunta por parte de los 27 estados de la Unión puede ser también una etapa muy importante dentro de la integración europea», declaró Calleja.

La «mano derecha» de la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, recordó que para hacer frente a la crisis económica, Europa se ha dotado de unos medios presupuestarios sin precedentes.

PUBLICIDAD

«Las nuevas perspectivas financieras prevén un billón cien mil millones de euros para los presupuestos. Pero además, los fondos Next Generation comportan 750.000 millones de euros adicionales que vamos a suministrar a los países para invertir en el futuro», explicó.

«Además, hubo una inyección, a través del programa SURE, del Banco Europeo de Inversiones, del Banco Central Europeo, de 540.000 millones de euros, lo que ha permitido los ERTE  y ha apoyado a 31 millones de trabajadores que consiguieron salvar sus empleos y la viabilidad de más de dos millones y medio de empresas. España es uno de los países que más se beneficia de estos fondos, después de Italia», recordó.

PUBLICIDAD
José María Alonso, Daniel Calleja y Miguel Arias Cañete en la clásica foto final de familia, de fin de acto. Foto: Carlos Berbell/Confilegal.

LOS CINCO GRANDES DESAFÍOS DE LA UE

Durante su intervención, Calleja identificó los cinco grandes desafíos para la Unión Europea, empezando por el económico, ya referido: el segundo, una Europa de la Salud, que sepa hacer frente a crisis sanitarias como la actual; tercero, la transición ecológica y digital, y en particular, el pacto verde europeo; cuarto, la protección de los valores del estado de derecho: y el quinto, y último, la dimensión geopolítica de la UE.

Calleja planteó con claridad que en la UE debería abrirse un debate sobre la autonomía de su defensa. ¿Quizá la creación de un ejército europeo?

Y citó a Víctor Hugo, que en su tiempo llego a proponer la creación de los Estados Unidos de Europa, quien acuñó la frase: «El futuro tiene muchos nombres. Para los débiles es lo inalcanzable. Para los temerosos, lo desconocido. Para los valientes es una oportunidad. Yo les pido hoy que ante estos retos seamos valientes», concluyó su intervención.

PUBLICIDAD

Después en el turno de preguntas, Calleja apoyó el respeto al principio del secreto profesional de los abogados, “fundamental para el ejercicio de la abogacía”.

Aunque recordó que no es un derecho absoluto, “hay ciertos límites”.

La periodista Verónica Sanz hizo de conductora del acto. Foto: Carlos Berbell/Confilegal.

Frente a las inquietudes trasladadas por el decano de la Abogacía madrileña, Calleja se ha referido a la necesidad de fomentar el diálogo entre los estados miembros para que, sobre la base de una reflexión abierta, la Comisión Europea pueda en un futuro proceder a modificaciones legislativas o establecer criterios de interpretación, todo ello bajo el marco del diálogo europeo, examinando los distintos intereses en juego y bajo el paraguas del Tribunal de Justicia de la Unión Europea.

El decano del Colegio de Abogados de Madrid, José María Alonso, que cerró el acto, subrayó que el secreto profesional “no es un derecho del abogado, es un derecho del ciudadano y un deber del abogado el velar por que se cumpla”.

Por ello, “no podemos ceder ni un milímetro, es consustancial a nuestro ejercicio. La norma debe ser el secreto profesional y la excepción el levantamiento de ese secreto”.