Firmas

La huelga de los LAJ vista por una procuradora

La huelga de los LAJ vista por una procuradora
La autora de esta columna es Gloria Calderón Duque, procuradora de los tribunales, que cuenta cómo es la huelga de los LAJ desde su punto de vista. Foto: Confilegal.
21/2/2023 12:23
|
Actualizado: 21/2/2023 13:05
|

En todo conflicto hay varias partes que deben trabajar para acercar posiciones a fin de exponer sus intereses y encontrar un punto en común en el que lleguen a sentirse satisfechas, obteniendo aquello que necesitan.

Como en toda controversia, las caras son múltiples, depende del lado desde el que miremos, puedes ver un “6” o un “9” y todas son caras de un mismo problema.

¿Y si esta  vez  giramos el conflicto y me preguntas cómo lo veo yo y cómo me siento?

Te invito a observar desde el prisma de mi escenario.

No podemos olvidar que la huelga de los LAJs, además de afectar a los protagonistas de la disputa, afecta también a otros actores secundarios de la película, entre los que me encuentro yo, junto a todos mis compañeros de la procura y de la abogacía.

Nosotros, los procuradores, como profesión liberal, dependemos totalmente del ritmo de los juzgados.

Trabajamos con el resto de los operadores jurídicos (abogados y funcionarios públicos:  letrados de la administración, cuerpo de tramitación, fiscales, jueces…) dentro de la inmensa maquinaria judicial para lograr esa “justicia” perseguida por nuestro representado (cliente).

Con los Letrados de la Administración de Justicia nos une una estrechísima relación  de trabajo ya que junto al equipo de gestión, son las personas con las que más tratamos en nuestro día a día  a fin de recibir las comunicaciones del juzgado, tramitar los embargos, cobrar las cantidades depositadas en las cuentas judiciales, pensiones de alimentos, entregas de menores, revisión de resoluciones, ratificaciones en divorcios, realizar comparecencias en sede judicial, subastas… y un sigue y sigue de actuaciones que sin el trabajo de ambos perfiles profesionales no se podrían realizar.

Los procuradores somos el enlace entre el órgano judicial, los abogados y clientes.

Somos los primeros en informarnos de todo lo que los responsables de la tramitación nos comunican. Estamos en primera línea de rodaje y participamos activamente en cada una de escenas de la trama.

Desde que comenzó la huelga, todas estas funciones se encuentran paralizadas. No recibimos comunicaciones del juzgado por lo que los procedimientos no pueden seguir su curso correspondiente, se ha pulsado el botón de “stand by”.

EFECTO DOMINÓ

 Los LAJs son los que tienen la “llave” de acceso a los juzgados pues son quienes ostentan la dirección de la Oficina Judicial y sin su trabajo, el mío no tiene efectividad , son ellos los que pueden activar el “play.

El efecto dominó es tal que nos imposibilita avanzar en muchas de nuestras competencias. Podemos presentar escritos, demandas, denuncias y cumplir estrictamente con los plazos procesales que siguen su camino de manera improrrogable, pero todo queda acumulado hasta que ellos, como fedatarios públicos, garanticen la veracidad de las actuaciones y den orden para su tramitación.

El “stop” está pulsado desde el día 24 de enero de 2023.

Ello supone que los justiciables no están cobrando cantidades que están depositadas en las arcas de las cuentas del juzgado, esperando a que los LAJs acuerden su entrega, supone que las personas no puedan recuperar sus viviendas, que las órdenes de embargo no se diligencien, que el impulso procesal esté paralizado.

Pasamos a la escena ya dramática y dantesca de la grave consecuencia que la huelga tiene sobre lo que nosotros dejamos de cobrar.

Muchas de nuestras facturas están de la mano de los LAJs que son los que, cuando hay imposición de costas, revisan y aprueban las mismas por lo que no podemos percibir lo que nos ha correspondido por el desempeño de nuestra labor en el procedimiento ,hasta que ellos no lo autoricen. Este “stop” es duro y doloroso para nosotros y nuestras familias.

Durante estos días hemos ido puntualmente al juzgado a informarnos a primera hora de la mañana del seguimiento de la huelga para trasladar a los abogados y a los clientes sobre si el juicio señalado se va a celebrar o no y si se ha considerado dentro de los servicios mínimos a efectos de llevarse a cabo.

A nuestros clientes les explicamos que su asunto está paralizado por causas ajenas a nuestra voluntad con el consiguiente enfado y perjuicios ocasionados.

Tiempos de espera en los juzgados para recibir la noticia del día, tiempos de espera para ver cuándo se tramita todo lo que presentamos, tiempos de espera para cobrar, tiempos de espera que se han convertido en un cúmulo de tareas pendientes que requerirán más y más tiempo de espera para que logren salir adelante con mucho esfuerzo y trabajo.

PREOCUPADA E IMPOTENTE

Me siento muy preocupada e impotente ante la paralización de la Administración de Justicia. Cuando precisamente mi trabajo consiste paradójicamente en lo contrario:  impulsar el procedimiento, agilizarlo, que no se paralice, que todo funcione a buen  ritmo y a tiempo para que las personas que han confiado en mi puedan lograr aquello que suplican y piden. Es una sensación de ir en contra de mis propios principios y en contra de la identidad de mi propio trabajo pero la huelga  tiene estas consecuencias y es un derecho de los trabajadores.

La Administración de Justicia es ya de por sí  muy lenta, es un inmenso gigante compuesto de multitud de piezas que necesitan un engranaje perfecto para su funcionamiento. En el momento en que una de las piezas no funciona, el gigante se desmorona, afectando al resto de piezas, ralentizando el ritmo hasta llegar a paralizarla.

Necesitamos con urgencia una Administración de Justicia actual, moderna, ágil, dotada de recursos humanos, económicos y materiales suficientes para dar salida a lo que los ciudadanos, familias, empresas, funcionariado, abogacía y procura reclamamos a voces.

Yo, como Procuradora, dependo de todas esas piezas, si hay huelga de tramitadores jurídicos, mi trabajo se estanca, si hay huelga de LAJs se paraliza, si no funciona el sistema informático del Ministerio de Justicia no saco mi trabajo adelante…

El ritmo de mi trabajo depende del ritmo que me marcan todos y cada uno de los integrantes de la desmesurada y complicada maquinaria judicial.

TODOS SUMAMOS

Soy capaz de ver un seis y un nueve, pero también quienes mueven los hilos del colosal gigante, tienen que ver más allá de los seises y nueves.

El conflicto afecta al resto de números que conforman  el equipo multidisciplinar de trabajo en el que todos estamos imbuidos.

Todos sumamos y contribuimos a dar un servicio público a los ciudadanos que son los que reclaman una tutela judicial efectiva y a los que nos debemos.

Una justicia lenta no es justicia, una justicia sin dotación económica no es justicia, una justicia sin sedes judiciales capaces no es justicia, una justicia colapsada no es justicia, una justicia con juicios señalados para dentro de dos o tres años no es justicia, una justicia con depósitos judiciales rebosantes de dinero sin entregar no es justicia…

Debemos trabajar en cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030, resaltando el ODS 16: Paz, Justicia e Instituciones Sólidas.

Como Procuradora de los Tribunales, me he adaptado a todos los ritmos y escenarios, viendo siempre el lado constructivo de la confrontación y como no podía ser de otra manera, me apunto al final feliz de la película en la que logremos dar al “play” y retomar el ritmo de trabajo, ofreciendo como servidores públicos  que somos, lo mejor de nosotros

 ¡Deseo seguir “procurando”al ritmo que me caracteriza!

Otras Columnas por Gloria Calderón Duque:
Últimas Firmas
  • Opinión | Regularización masiva de ciudadanos extranjeros en España, ¿será en 2024?
    Opinión | Regularización masiva de ciudadanos extranjeros en España, ¿será en 2024?
  • Opinión | 19 novedades procesales civiles introducidas por el Real Decreto-ley 6/2023: aspectos prácticos
    Opinión | 19 novedades procesales civiles introducidas por el Real Decreto-ley 6/2023: aspectos prácticos
  • Opinión | Medidas legales para que cualquier municipio español como el de Burguillos pueda defenderse del Fondo Buitre
    Opinión | Medidas legales para que cualquier municipio español como el de Burguillos pueda defenderse del Fondo Buitre
  • Opinión | CDL: Algunas curiosidades del ‘trust’ bajo el derecho de Inglaterra y Gales (I)
    Opinión | CDL: Algunas curiosidades del ‘trust’ bajo el derecho de Inglaterra y Gales (I)
  • Opinión | Abogacía Española: Qué es lo que hay que pedir a la nueva Presidencia
    Opinión | Abogacía Española: Qué es lo que hay que pedir a la nueva Presidencia