Firmas

Hay otras víctimas del contrato entre Negreira y el FC Barcelona, aparte del Real Madrid

Hay otras víctimas del contrato entre Negreira y el FC Barcelona, aparte del Real Madrid
Manuel Álvarez de Mon va más allá de la decisión del Real Madrid de personarse en la causa contra Enríquez Negreira y el FC Barcelona y llama la atención sobre los otros "afectados". El columnista ha sido magistrado, fiscal y funcionario de prisiones. Actualmente ejerce la abogacía.
14/3/2023 06:47
|
Actualizado: 17/3/2023 10:07
|

Ya hay una fundada y lógica denuncia de la Fiscalía de Barcelona por el escándalo de la contratación por el Fútbol Club Barcelona de una empresa del entonces vicepresidente del Comité Técnico de Árbitros, José María Enríquez Negreira.

Ante ello, ahora el Real Madrid ha manifestado que se personará en la causa en cuanto se abra el momento procesal para ello.

Pues bien, sin entrar ahora en la calificación penal de los hechos, sí quiero destacar que, pase lo que pase, ya hay una victima fundamental que son todos los aficionados al futbol, quienes han sufrido un grave daño moral, quizás irreparable en mucho tiempo, de ver quebrada su confianza en la deportividad de las competiciones de fútbol en España.

Y, concretamente, en las que ha intervenido en las dos últimas décadas el Barça.

Al margen de que se prueben o no arbitrajes concretos dolosos a favor de ese club o de otros, es ya un hecho incontrovertido la adulteración de la imparcialidad en el ente gestor del arbitraje al haber tenido el FC Barcelona en su nómina, ni nada más ni nada menos, que a uno de sus vicepresidentes.

Y además, con el escándalo de los correos remitidos por Enríquez Negreira cuando dejó de cobrar del Barça al cesar en su cargo arbitral y, por tanto, perder su poder de, influencia en la gestión arbitral.

Dentro de los aficionados un grupo agravado de víctimas es de los quinielistas que han podido ver alteradas sus apuestas en distintas jornadas ligueras, aunque eso, lamentablemente, es imposible de probar.

EL REAL MADRID NO ES EL ÚNICO AFECTADO

Puede serlo, pero no en más nivel que el Atlético de Madrid y otros equipos pues, precisamente, este último quizás haya perdido alguna Liga a causa de arbitrajes favorables al Barcelona.

Pero también son víctimas los clubes que hayan descendido por posibles perdidas injustas de puntos en partidos frente al FC Barcelona o los perjudicados en las clasificaciones para competiciones europeas.

El Real Madrid dice que se personará en la causa. ¿Y por qué no interpone ya querella criminal por su cuenta? Para ello ya existe la acción popular, sin tener que ir a remolque de la fiscalía. Todo un misterio si no lo hace.

¿Y qué hacen los demás clubes o LaLiga?

Es una contrariedad, por lo sabido hasta ahora, que la competencia procesal territorial del caso corresponda a Barcelona y no a la Audiencia Nacional. Lo digo por la posible personación de aficionados como perjudicados directos del indiciario fraude que sería más factible en un juzgado central nacional.

Sí cabe hacer, si suficiente gente se anima a ello, el constituir un «crowfunding» para financiar los gastos de  personarse aficionados en el juzgado competente de Barcelona.

NECESIDAD DE DEPURACIÓN

En todo caso  hace falta que el caso se depure hasta el fondo por el daño causado al fútbol, con las consecuencias  que sean y caiga quien caiga. A la Juventus, 2 veces campeón de Europa, la descendieron por corrupción en Italia.

Nadie es intocable. Y si hay que sancionar a un poderoso club de fútbol que se haga con el máximo rigor pero que se corte de sano y en lo posible con las mafias futbolísticas.

Es, además, inadmisible que el diario Sport de Barcelona que, tras incumplir mientras pudo su deber informativo ocultando el escándalo, ahora amenace al Real Madrid por la anunciada personación en la causa aprobada en junta extraordinaria el día 12 de marzo.

El equipo jurídico de este equipo sabrá lo que tiene que hacer.

De otro lado, Joan Laporta, presidente del Barcelona, dice que éste club es inocente.

Pregunto, ¿de qué? ¿Acaso no ha pagado a Enríquez Negreira, con lo que ello implica?

Finalmente, esto es un síntoma más de la degradación del fútbol, movido por la avaricia económica de sus dirigentes y protagonistas que lleva a hechos tan de falta de respeto a los aficionados como el trasladar competiciones nacionales como la Supercopa al extranjero, cambios inexplicables de los colores de los uniformes salvo el negocio de los directivos, horarios absurdos de competición, escándalos arbitrales y del VAR sospechosos, etcétera.

Lo malo es que la corrupción ya alcanza a todos los países y estamentos.

Hay que recordar toda la  conocida ligada al último y extraño mundial de Catar, solo explicable por causas ajenas al fútbol y corruptas por supuesto.

¿Cómo es qué aún quedan aficionados?

Otras Columnas por Manuel Álvarez de Mon Soto:
Últimas Firmas
  • Opinión | El vital arte de la atención al cliente en un bufete de abogados
    Opinión | El vital arte de la atención al cliente en un bufete de abogados
  • Opinión | La conformidad en el proceso judicial: ventajas y peligros
    Opinión | La conformidad en el proceso judicial: ventajas y peligros
  • Opinión | “La sombra del poder”: duro enfrentamiento entre la ética política y periodística en el corazón de Washington D.C.
    Opinión | “La sombra del poder”: duro enfrentamiento entre la ética política y periodística en el corazón de Washington D.C.
  • Opinión | ¿El discapacitado sometido a curatela puede por sí mismo instar el divorcio?
    Opinión | ¿El discapacitado sometido a curatela puede por sí mismo instar el divorcio?
  • Opinión | Poner fin al odio y a la desidia en el Valle de los Caídos
    Opinión | Poner fin al odio y a la desidia en el Valle de los Caídos