Vicente Guilarte, presidente del CGPJ: «Son ellos [los partidos políticos] y no nosotros quienes alientan esta insoportable situación»
Imagen del acto de entrega de despachos a la 72ª Promoción, en cuyo marco hizo estas declaraciones dentro de su discurso oficial. Foto: Poder Judicial.

Vicente Guilarte, presidente del CGPJ: «Son ellos [los partidos políticos] y no nosotros quienes alientan esta insoportable situación»

|
14/2/2024 13:27
|
Actualizado: 14/2/2024 13:34
|

El presidente en funciones del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Vicente Guilarte, ha señalado hoy públicamente a los partidos políticos –léase PSOE y PP, los que tienen los votos necesarios– como responsables de la actual situación que vive el órgano de gobierno de los jueces, que tenía que haberse renovado hace 5 años y 2 meses y por falta de acuerdo de ambos no se ha podido llevar a cabo.

«La política no ha conseguido aún convenir la renovación del CGPJ, propiciando una degradación vicaria de nuestra institución que quiero enfatizar no lo es de lo nuestro
sino de lo suyo. Son ellos y no nosotros quienes alientan esta insoportable situación. Son ellos quienes se degradan y determinan que hoy me dirija a esta promoción
fiduciariamente, con un andamiaje legitimador muy liviano derivado de la longevidad», ha declarado hoy en el marco del discurso que ha dirigido en la entrega de despachos a la 72ª Promoción, formada por 160 jueces.

El acto ha tenido lugar esta mañana, bajo la presidencia del Jefe del Estado, Su Majestad Felipe VI, en el Auditori de Barcelona, el lugar habitual para este acto anual que organiza el CGPJ, el cual tiene su Escuela Judicial en la Ciudad Condal.

El máximo representante del órgano de Gobierno de los jueces volvió a repetir que sus decisiones jamás podrán verse revisadas por instancias ajenas a las jurisdiccionales, en clara alusión al acuerdo suscrito por el PSOE y la formación conservadora separatista catalana Junts de crear comisiones de investigación en el Congreso de los Diputados para, desde allí, llamar a declarar a los jueces sobre los casos del independentismo ya condenados o en proceso de investigación.

«Contad para ello con el Consejo General del Poder Judicial, que se mantendrá vigilante ante cualquier ataque a vuestra independencia, provenga de donde provenga actuando en su defensa», ha declarado.

Guilarte recordó a los nuevos jueces que el poder que adquieren con su nueva condición «es inmenso, pues incide en los derechos fundamentales de las personas. Derechos que debéis proteger y a veces limitar».

«La Ley», añadió, «es un instrumento que utilizado desviadamente puede resultar enormemente nocivo».

EL DERECHO EN MANOS DE DESAPRENSIVOS ES INSTRUMENTO PELIGROSO

«Rescato, para ejemplarizarlo, un pasaje de ‘Cien años de soledad'», novela del desaparecido periodista y novelista colombiano, Gabriel García Márquez, uno de los exponentes de lo que se dio en llamar el realismo mágico.

«En un momento dado, los trabajadores de la compañía bananera denunciaron ante los Altos Tribunales sus condiciones de trabajo. Ante tal situación, nos narra García Márquez que ‘Fue allí donde los ilusionistas del derecho demostraron que las reclamaciones carecían de toda validez simplemente porque la compañía bananera no había tenido nunca ni tendría jamás trabajadores a su servicio…, y se estableció por fallo del Tribunal y se propagó en bandos solemnes la inexistencia de trabajadores’. El derecho, en manos de desaprensivos, es instrumento peligroso», subrayó.

Guilarte anunció en esa intervención que su intervención en esa ceremonia sería su «única y última intervención en estos actos».

«Previsiblemente, esta será mi única y última intervención en estos actos, atípica por inexperto. Tal realidad determina que exprese una serie de ideas un tanto descosidas, viciadas además de postrimería. Queridos nuevos jueces, llegáis a una cosa, a una casa acogedora de la que yo me estoy despidiendo», ha dicho.

El presidente del CGPJ se ha ratificado, de esta forma, en las declaraciones que hizo durante el Día Europeo de la Mediación, el pasado mes de enero, en las que avisó de que si la intermediación del comisario de Justicia europeo, Didier Reynders, entre el PSOE y el PP, para renovar el CGPJ no tenían éxito él dejaría su puesto y se volvería a la Universidad de Valladolid, donde es profesor. «Que vengan a buscarme a la Universidad de Valladolid», dijo entonces.

EL PRESIDENTE DE LA COMUNIDAD AUTÓNOMA CATALANA NO HA ESTADO PRESENTE

El Rey, a su llegada, no ha sido recibido por el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, de Esquerra Republicana de Catalunya, partido al que pertenecen algunos de los condenados por el «procés», luego indultados y ahora a la espera de que se materialice el proyecto de ley de amnistía para poder volver a la vida política activa.

Al acto han asistido el ministro de Presidencia, Justicia y Relaciones con las Cortes, Félix Bolaños, y su secretario de Estado, Manuel Olmedo, el delegado del Gobierno en Cataluña, Carlos Prieto;el presidente interino del Tribunal Supremo (TS), Francisco Marín Castán, y el fiscal general del Estado, Álvaro García Ortiz.

Por parte de la Generalitat, ha asistido la consellera de Justicia, Derechos y Memoria, Gemma Ubasart, y en representación del Ayuntamiento de Barcelona también se sienta en la primera fila del auditorio la teniente de alcalde de Derechos Sociales, Maria Eugènia Gay.

MANDOS POLICIALES

También han acudido mandos de la Policía Nacional, la Guardia Civil y los Mossos d’Esquadra, entre ellos el mayor y ex comisario jefe Josep Lluís Trapero, así como el decano del Colegio de la Abogacía de Barcelona (Icab), Jesús M. Sánchez, y el decano de los procuradores barceloneses, Javier Segura.

El acto también cuenta con una amplia representación de la judicatura: vocales del CGPJ, miembros del Tribunal Supremo, como el presidente de la Sala de lo Penal, -Manuel Marchena, el presidente de la Audiencia Nacional, José Ramón Navarro, y los presidentes de los tribunales superiores de justicia.

Noticias Relacionadas:
Lo último en Mundo Judicial