Confilegal
El Centro Iberoamericano de Arbitraje, más que una realidad
Los miembros del Centro Internacional de Arbitraje en la CEOE, durante su presentación ante la patronal. CIAR.
Firmas

El Centro Iberoamericano de Arbitraje, más que una realidad

JAVIER ISCAR
21 Diciembre, 2016

La segunda Asamblea Extraordinaria del Centro Iberoamericano de Arbitraje (CIAR), se celebró la semana pasada, concretamente el 13 de diciembre en Brasilia, en la sede del Consejo Federal de la Ordem dos Advogados do Brasil donde nos dimos cita más del 65% de los socios del Centro (constituido por 63 entidades de 21 países distintos de Iberoamérica), poniendo de manifiesto así el compromiso de todas las instituciones que formamos parte de esta iniciativa.

CIAR puede resolver cualquier controversia comercial entre empresas y, además, pretende cubrir el vacío en Iberoamérica en relación con el arbitraje internacional, ya que no existe un centro de arbitraje de referencia internacional en una comunidad como la nuestra: con más de 14 millones de empresas y 582 millones de habitantes, que engloba a cerca de 170 cortes de arbitraje domésticas.

La intención de todos los socios del CIAR –corroborada en la reciente Asamblea- y, por lo tanto, de una gran representación de la comunidad iberoamericana es que sea un centro de referencia para resolver conflictos entre empresas, entre socios y entre inversores y Estados con costos, lengua y jurisdicción cercana y en equilibrio con nuestros entornos social, político y económico.

Cuando aún no se cumplen dos años de su fundación -en abril de 2015 en Buenos Aires-, es nuestra labor trasladar la solidez de una realidad configurada gracias al compromiso de sus socios, compromiso que aporta confianza en el arbitraje administrado por nuestra institución, y que ha sido diseñado para adaptarse al momento actual del arbitraje internacional de forma dinámica, poco burocratizada y lo menos costosa posible, poniendo especial atención, además, en las necesidades de las pymes.

Nuestra sede presidencial está en San José, Costa Rica, la sede de la Secretaría General se encuentra en Madrid, en la sede del Ilustre Colegio de Abogados de Madrid y el Órgano Supervisor de la Función Arbitral en Sao Paulo, Brasil, órgano que ya funciona oficialmente después de que en la Asamblea pasada tomaran posesión de su cargo:

  • Daniel Jacob (titular) y Arnoldo Warld (suplente), como representantes de la OAB.
  • Didier Opertti, representante de la Cámara Nacional de Comercio y Servicios del Uruguay (titular) y Pedro Miguel Angulo, decano del Colegio de Abogados de Lima (suplente).
  • Juan Ramón Montero, presidente de la Sociedad Española de Arbitraje y secretario general del Tribunal Español de Arbitraje Deportivo del Comité Olímpico Español (titular) y Juan Carlos Araúz Ramos, vicepresidente del Colegio de Abogados de Panamá (suplente).

Aprovechando la celebración de la Asamblea en Brasilia, y buscando un acercamiento más efectivo con algunos de los socios, mi visita a Uruguay y a Argentina no pudo ser más gratificante a la hora de corroborar la necesidad y las ganas de los abogados y empresarios de ambos países de disponer de un organismo como CIAR, que en su ADN muestre: el idioma común, la confluencia cultural, la sintonía de sistemas jurídicos y la accesibilidad económica, valores compartidos por toda la comunidad iberoamericana.

Montevideo, Uruguay

Mis encuentros tanto en la Cámara Oficial Española de Comercio de Uruguay, con el apoyo del Colegio de Abogados de Uruguay, como en la Universidad de la República pusieron de manifiesto la necesidad de difundir y promover el arbitraje del Centro que cuenta además con el reclamo de ser una iniciativa coordinada e impulsada por la Unión Iberoamericana de Colegios y Agrupaciones de Abogados (UIBA), la Secretaría General Iberoamericana (Segib) y la Conferencia de Ministros de Justicia de los Países Iberoamericanos.

Tanto empresarios, como abogados, como estudiantes uruguayos manifestaron su interés en el desarrollo y funcionamiento del Centro, así como en nuestros próximos pasos y en la estrategia para destacar en el ámbito de las instituciones de arbitraje doméstico y entre las grandes cortes de arbitraje internacional.

Buenos Aires, Argentina

En Argentina, la Cámara Española de Comercio de la República Argentina, la Federación Argentina de Colegios de Abogados, el Club Americano o la Cámara Argentina de Comercio y Servicios también mostraron su disposición para colaborar con el Centro Iberoamericano de Arbitraje y su convencimiento en la demanda, derivada del incremento del comercio internacional y de las inversiones transnacionales en la región iberoamericana, de:

  • Dar solución a los conflictos legales de forma eficiente.
  • Respeto a los principios y valores y a la cultura jurídica de la región.
  • Un mecanismo de solución de conflictos.
  • Inclusión de la cláusula CIAR en las relaciones comerciales internacionales.

Apoyo de SEGIB y COMJIB

Finalmente, no puedo dejar de incidir en el apoyo de la Secretaría General Iberoamericana, Segib, de quien también es logro la puesta en marcha del CIAR con los objetivos, recogidos en su memoria anual, de fortalecer nuestra cultura jurídica, aprovechar la densidad del espacio jurídico iberoamericano y otorgar a los inversionistas iberoamericanos la oportunidad de resolver sus diferencias en un foro accesible y cercano.

Asimismo, la Conferencia de Ministros de Justicia de los Países Iberoamericanos, Comjib, ha dado un paso al frente con el espaldarazo a la formación, dentro de la estructura orgánica de CIAR, de la Comisión para la Promoción de la Seguridad Jurídica y las Relaciones con el Sector Justicia de Iberoamérica, que comprenderá las siguientes funciones:

  • La promoción de la cláusula arbitral en el marco de la seguridad jurídica.
  • La difusión social, jurídica e institucional de los laudos arbitrales del CIAR.
  • El análisis, estudio, investigación y diseño de marcos regulatorios, modelos, propuestas de reforma, etc..
  • El impulso de las relaciones institucionales con el sector justicia iberoamericano.
  • La generación de indicadores de seguridad jurídica en Iberoamérica que fomenten la certeza jurídica y el desarrollo económico y social.

Por todo ello, y más que trasciende a estas líneas, puedo afirmar que el Centro Iberoamericano de Arbitraje ya es una realidad, y que su cláusula arbitral ya se baraja en miles de contratos firmados entre empresas de la región iberoamericana y muy posiblemente consigamos atraer a CIAR las inversiones en los Estados miembros.

JAVIER ISCAR

JAVIER ISCAR

Abogado, secretario general del del Centro Iberoamericano de Arbitraje (CIAR) y diputado tercero del Colegio de Abogados de Madrid.


Leave a Reply

Be the First to Comment!

avatar
wpDiscuz