Confilegal
Los jóvenes, el corazón del Colegio de Abogados
Firmas

Los jóvenes, el corazón del Colegio de Abogados

Delia Rodríguez
6 diciembre, 2017

Ataques personales, discursos victimistas, memoria selectiva … En las últimas semanas de persistente campaña electoral los colegiados y colegiadas hemos presenciado todo tipo de alegatos y conductas, donde la ética y elegancia han brillado por su ausencia, por parte de los simpatizantes de diferentes candidaturas que aspiran al Decanato del Colegio de Abogados de Madrid.

La mayoría observamos desde la lejanía como algunos se despellejan, mientras echamos de menos un debate más constructivo que deje a un lado las críticas, las mentiras y las ansias de poder que algunos no pueden disimular en su mirada.

PUBLICIDAD

Pero hay un tema en concreto que me toca de cerca por el papel activo que he desempeñado en el colegio de abogados durante los últimos tres años: Los Jóvenes. Desde mis inicios profesionales he estado muy comprometida con esta causa, seguramente porque los míos fueron una subida a la cima muy dura, extenuante e inquietantemente solitaria.

Por este motivo para mí ha sido un orgullo poder copresidir la sección de iniciación y desarrollo profesional del colegio de abogados desde 2014, ayudando a decenas de compañeros y compañeras que se encontraban perdidos en esos momentos de sus vidas. Somos nuestros orígenes, y los míos me recuerdan a diario quien soy y cómo he llegado hasta aquí como abogada y persona.

Como la mayoría sabéis, con anterioridad a la creación de la sección de iniciación del ICAM ya existía la Asociación de Jóvenes Abogados (AJA), cuyo papel dentro del colegio no es otro que ayudar a los abogados que empiezan a ejercer.

No obstante, al objeto de reforzar el apoyo brindado a los más jóvenes se creó la sección de iniciación y desarrollo profesional, propuesta formalmente por su copresidente Javier Alberti y una servidora, mediante un elaborado proyecto que abordaba diferentes palos de los inicios en la abogacía.

Desde la sección de iniciación hemos organizado charlas y mesas redondas sobre todas las temáticas que un abogado que empieza pueda necesitar: gestión e innovación, perder el miedo a hablar en público, técnicas teatrales en sala, cobro y recobro de honorarios, marca personal y captación de clientes, coaching y PNL y un largo etc. En total, más de 35 jornadas organizadas con cero presupuestos. O, mejor dicho, únicamente con el tiempo de quienes, con gran orgullo y vocación, la copresidimos hasta la fecha, así como de los ponentes invitados que acudían de forma altruista.

Además, esta sección es la única que está abierta a todos los estudiantes de derecho como una forma de acercar el colegio desde la propia universidad.

PUBLICIDAD

Entre otras iniciativas, se creó hace dos años un servicio de orientación en los inicios mediante “tutorías” presenciales celebradas en un despacho cedido por el colegio para ayudar a aquellos compañeros que lo necesitan.

Asimismo, se aprobó el proyecto de “mentoring quid pro quo”, que se encuentra en vías de ponerse en marcha, puesto que requiere de un espacio digital propio para su correcto funcionamiento. Es decir, que esto no es una novedad, ¡ya está inventado!

Llama la atención que se utilice como caballo de batalla en las elecciones el presunto “desamparo, incluso maltrato, a los jóvenes” y “el nulo apoyo del colegio”, cuando desde AJA -que pertenece al ICAM- se presume precisamente de todo lo que hacen por este sector, siendo ésta la principal razón de ser de la propia asociación. En resumidas cuentas, que AJA existe, y cuenta con un presupuesto holgado precisamente para eso, para ayudar con eficacia a los abogados jóvenes.

A la labor actual de AJA, que me consta es activa y muy valorada por los compañeros, se suma la existencia de una sección pensada exclusivamente para ayudar en los inicios profesionales, y que lleva en funcionamiento exactamente tres años.

Por lo tanto, ¿de dónde se sacan algunas personas que el ICAM no ha hecho absolutamente nada por la gente joven? ¿Quién promueve este discurso aprendido?

PUBLICIDAD

Es vox populi la enemistad manifiesta habida entre algunos integrantes de AJA y parte de la Junta de Gobierno en funciones del ICAM. Pero las rencillas personales de unos y otros no deberían ser instrumentalizadas para tergiversar la verdad y confundir a los más jóvenes que son ajenos a todo esto. Tenemos una responsabilidad muy seria para con los colegiados y colegiadas y, por ello, debemos diferenciar entre proyectos y personas. Entre compañeros y amigos, y candidaturas opuestas.

Efectivamente, queda muchísimo por hacer desde el ICAM pero resultaría hipócrita negar lo evidente: en estos cinco años hemos vivido un cambio de nuestro colegio de 180 grados. No se ha hecho lo necesario, ¡se ha hecho muchísimo más!

Y en cuanto a los jóvenes, por supuesto que existen multitud de propuestas que debemos poner en marcha para continuar dignificando la entrada en la profesión, para que los inicios profesionales no supongan una odisea de insatisfacciones, frustración y precariedad crónica.

Mi implicación absoluta con quien empieza en la abogacía es y será una prioridad en mi vida… Por este motivo acepté compartir un café con Javier Íscar a quien pude transmitir todas las ideas que he creído necesarias para ayudar a los más jóvenes, quien las ha hecho suyas con ilusión, decisión, cercanía y convencimiento.

Po ello estoy segura de que junto a Javier Íscar todos los jóvenes, no solo algunos, serán escuchados. Porque somos el corazón del colegio de abogados, y ese lugar, y no otro, es el que nos merecemos.

Delia Rodríguez

Delia Rodríguez

Miembro de la Comisión de Jóvenes de la Candidatura de Javier Íscar.


Leave a Reply

2 Comments on "Los jóvenes, el corazón del Colegio de Abogados"

avatar
Sort by:   newest | oldest | most voted
wpDiscuz