PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

El salario anual de un juez del Tribunal Europeo de Derechos Humanos es de 200.000 euros «limpios»

El expresidente del Tribunal Constitucional, Francisco Pérez de los Cobos, era el favorito del Gobierno para sustituir al magistrado del TEDH, Luis López Guerra, que ha cumplido ya su mandato. Confilegal.
|

El salario anual de cada uno de los 47 jueces del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) es de 200.000 euros «limpios» -libres de impuestos-, o 16.600 euros mensuales por doce meses.

Eso es lo que ganaría el candidato del Gobierno español, Francisco Pérez de los Cobos, en el caso de que mañana los 324 miembros de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa -mediante voto secreto- le dan su apoyo, o, en su defecto al candidato preferido por la Comisión de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa (APCE), José Martín y Pérez de Nanclares.

PUBLICIDAD

El salario medio de un magistrado del Tribunal Supremo de España es de 6.000 euros netos mensuales.

PUBLICIDAD

Dicha Comisión de la APCE, formada por 10 miembros de la Asamblea, «examinó» a los tres candidatos propuestos por el Gobierno español el pasado 12 de enero en París.

TRES ASPIRANTES

Los aspirantes son el expresidente del Tribunal Constitucional español, Francisco Pérez de los Cobos, de 57 años, el director de la Asesoría Jurídica Internacional del Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación, José Martín y Pérez de Nanclares, de 53 años, y la catedrática de Filosofía del Derecho en la Universidad de Zaragoza, María Elósegui, de 60 años.

PUBLICIDAD

“La Comisión recomienda a la Asamblea, por una gran mayoría, al señor don José Martín y Pérez de Nanclares por ser el candidato más cualificado”, dicen en su informe los diez parlamentarios del Consejo de Europa.

Martín y Pérez de Nanclares consiguió 7 votos, Elósegui 3 votos y Pérez de los Cobos, 0. 

Si uno de los candidatos obtiene una mayoría absoluta de votos sería elegido magistrado del TEDH por un periodo de 8 años improrrogables -son 9, pero el retraso en el que incurrió el Gobierno español al activar tarde el sistema de selección de la terna hace que el nuevo juez esté un año menos-.

PUBLICIDAD

En caso contrario tendría que votarse una segunda vez. En esa situación, el elegido será el que obtenga más votos.

Como condición sine quanon, es preciso que el elegido hable francés o inglés a la perfección, y que tenga un conocimiento «doméstico» del que no domina bien.

PUBLICIDAD